Tags en el tema de "sramanas"RSS icon

yoga y ascetismo

por Madhana | 23 de Junio de 2016 14:15

Etiquetas: yoga yoguis meditacion Hatha india sananda raja centro curso Ashtanga Iyengar Swami vishnudevananda pradipika sramanas

Asanas y Ascetismo

Sabemos que las asanas tienen diversas características, desde las más sencillas a las más complejas y difíciles de realizar.

 Desde la perspectiva del yoga tradicional o Raja Yoga, la asana o asiento, es el tercer "anga" o peldaño, y se refiere a la postura meditativa.

Debe entenderse que el soma o cuerpo, en la India, - está ligado tanto en siglos anteriores como posteriores al yoga clásico - con el mantenimiento de posturas por parte de los ascetas, que a través de tapas o el poder del sacrificio, calor. austeridades y  disciplina, era llevado a la negación del yo, por razones "purificadoras".

Tanto es así que permanecían largas horas bajo el ardiente sol o sentados alrededor de un círculo de fuego, - como lo siguen haciendo los Ramanandis -, o bien permanecer sobre una sola pierna, e incluso inmersiones en el agua helada; también sentados en absoluta quietud, de pie e incluso colgados de los árboles boca abajo o los akasa munis, quienes se tumbaban mirando al cielo y nunca a la tierra, permaneciendo en quietud.

Karma e inmovilidad corporal

Cualquiera de estas posturas mantenidas durante un largo perído de tiempo, se suponía que era debido a los beneficios que producían desde el punto de vista kármico:

1) La inmovilidad prevenía el generar nuevo karma y que ese tipo de austeridades quemaba el karma acumulado.

2) Con la eliminación del karma, los "poderes" adquiridos les permitían tener "visiones" de los dioses.

Debemos considerar aquí, que la ortodoxia india se oponía a este tipo de extrema austeridad y en ocasiones se hacía burla de esta manera de proceder, como se ve reflejado por ejemplo en el relieve de Mahabhalipuran, en el cual aparece un gato realizando la postura del árbol, es decir, sobre una sola pierna. Buddha en su momento también negó la austeridad extrema, la cual no conducía a ningín tipò de evolución.

Entendamos que entre los muchísimos movimientos o "sramanas", o múltiples grupos, o sectas, esta forma de proceder extrema, iba transmitiéndose oralmente y nunca enseñada en textos. De hecho, posteriormente, desde el siglo VIII o X, muchas enseñanzas modificadas han sido codificadas como Hatha Yoga con la finalidad de ser trasladadas a  alumnos o público no ascético, dotándoles así de unas herramientas útiles desde la perspectiva de su mejoramiento, siempre considerando la época a la que nos referimos.

Hatha Yoga y finalidad

Desde un punto de vista tradicional, el Hatha Yoga tiene cinco finalidades destacadas:

1) Una posición o asana firme y estable para meditar

2) Cultivar tapas o austeridad, disciplina, esfuerzo, sacrificio o estados de purificación.

3) Control de la energía vital, desde el prana a través de la respiración, el despertar de la kundalini,  semen, y en la mujer, rajas o el fluido sexual.

4) Proporcionar beneficios terapéuticos

5) Logro del estado de Unmani-avastha, o estado de trascendencia.

Muchos de estos aspectos aparecen en el texto clásico, Hatha Yoga Pradipika, que cuando se estudia en profundad, siendo explicado por un experto - ya que contiene elementos esotéricos que requieren ser aclarados -, la finalidad del Hatha yoga es comprendida, y en mi caso, he tenido la fortuna de que tales aclaraciones o comentarios me fuesen trasladados por  Swami Vishnudevananda y B.K.S. Iyengar, entre otros maestros.

Diferencias entre el Yoga premoderno y el Yoga moderno.

En el yoga tradicional o premoderno, sus prácticas son utilizadas como medio para alcanzar en último extremo el estado de Samadhi, de acuerdo a los aforismos de Patanjali.

En cuanto a las asanas son mantenidas durante más o menos prolongados períodos de tiempo

En el yoga moderno, podemos observar que se suele fluir de una asana a otra, secuenciándolas acorde al sistema que se practique, Vinyasa Flow, Power e incluso Ashtanga Vinyasa.

Debo decir, que en algunos antiguos textos sánscritos, ya se enseñaban métodos repetitivos en movimiento y les denominaban Cäranas, como algo opuesto o distinto a las asanas sostenidas.

 

Yoga y el efecto pizza.

En su origen, la pizza en Italia no gozaba de gran acogida, pero con el tiempo, al ser tan valorada sobre todo en EE. UU., retornó transformada a Italia con un reconocimiento y vigor indiscutible.

Con el Yoga ha ocurrido algo similar. Aún cuando su origen es la India, muy pocas personas le prestaban atención y valoraban sus métodos. Bastó que en occidente en estos últimos años, se generase un enorme interés por sus métodos para que en la India se procurase su recuperación dándole un valor que antes no poseía.

No cabe duda, que el primer ministro Narendra Modi, al recuperar esta tradición para su país e implantar el día Internacional del Yoga en todo el mundo, los ojos miran de nuevo a la India pero con un yoga ya transformado en Occidente.