Tags en el tema de "busqueda"RSS icon

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 21 de Junio de 2016 19:58

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda yoga sananda dalai lama

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

El fluctuar de la "felicidad"

"El conocimiento de sí mismo lleva al hobre a la felicidad", decía Platón.

Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presenten acorde a lo que cree.y, al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrados en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión diferente.

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 Hay un acercamiento a indagar las causas y en último extremo trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente, la cual determina nuestra identificación con los mecanismos de nuestro ego.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla, es la Meditación, que nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento.

Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Guru y discípulos - historia

por Madhana | 24 de Junio de 2015 16:57

Etiquetas: historia espiritual busqueda guru discípulo

Reflexión y búsqueda

A veces mostramos interés por la práctica de yoga o establecemos una búsqueda ante el misterio de la vida y solemos buscar quien nos de respuestas o nos aclare nuestras dudas.

 Aparentemente estamos dispuestos a emprender un camino que nos lleve en dirección a la meta de lo más profundo, sin darnos ocuenta que si establecemos contacto con un maestro, lo que este nos enseña, al no corresponder a nuestra idea de lo que creemos como debiera ser, nos sentimos frustrados o decepcionados.

No obstante, debemos reflexionar y pensar, que una cosa es lo que creemos que debiera enseñársenos y la otra la realidad conocida por la expeiriencia de un maestro.

El Rey y el Guru - historia

 "En una ocasión, un rey visitó el ashram más importante de su reino, siendo recibido por el guru o maestro que estaba al frente del mismo.

 Ese mismo día de la llegada del rey, se celebraba una impresionante asamblea en la que participaban más de mil devotos, quienes recibieron al rey con el debido respeto.

 Una vez finalizada la asamblea, el rey preguntó al guru:

 "Guruji,¿Cuántos discípulos tienes?

- A lo que el maestro responde - "Discípulos, dos o tres....¡ Los demás han venido a perder el tiempo!"

Próximo Curso de Meditación

por Madhana | 09 de Enero de 2015 12:36

Etiquetas: meditacion silencio quietud interior busqueda yoga curso

llamada al interior

La meditación viene a ser una especie de salida del confinamiento al que estamos sometidos en el cuerpo y la mente.

La quietud meditativa es una llamda al Espíritu que anida en el interior. Es una aproximación a un estado extraordinario, ausentándonos del peso del pensamiento que nos sostiene en lo mundano.

 La meditación intenta darle a entender a la reflexión, que debe "caminar" hacia la cumbre de la conciencia, donde pensamiento y reflexión, dejan de ser mediadores con el mundo externo y miren hacia dentro.

 La meditación, es la insistencia por parte de la mente finita de salir de sus limitaciones para ir al encuentro del Desconocido, Lo Escondido, que al mismo tiempo aguarda, curiosamente fuera del tiempo de la mente, y más allá de esta manifestación de los mecanismos que nos hacen humanos, y que por necesidad de alcanzar la inmortalidad, nos empujan a descubrir el por qué y para qué se existe.

meditación y silencio

 A oídos del Rey había llegado la noticia de la sabiduría de un maestro de yoga que pasaba horas en estado meditativo. Un buen día, salió de su palacio dispuesto a verle.

 Después de viajar durante todo un día, llegó a la cabaña donde el sabio vivía.

 El yogui reconoció al Rey y después de saludarlo, respetuosamente preguntó:

 "¿En qué puedo serviros Majestad?"

 "He oído hablar mucho de ti y aunque mis obligaciones no me permiten disponer de mucho tiempo; ¿podrías decirme en pocas palabras, cual es la esencia de la Verdad?"

"Lo diré en unsa sola palabra Majestad"

"Cuál es esa palabra, preguntó el Rey con gran curiosidad"

"Silencio"

" ¿Y cual es el camino hacia el Silencio?"

"La meditación"

¿Y que es pues la meditación?

"Silencio^

Aprende a experimentar el silencio de la mente ruidosa en nuestro próximo Curso de Meditación.

Sabiduría interior

por Madhana | 06 de Enero de 2015 15:46

Etiquetas: busqueda interior meditacion historia zimmer martin buber espiritualidad

Sabiduría interior

El gran indólogo Heinrich Zimmer (en la foto) solía contar la historia de un rabino, la cual era atribuida a los cuentos jasíicos de Martin Buber:(foto 2)

Un rabino de Cracovia había soñado que en Praga, frente al Palacio del Rey y en un puente al lado del río había un tesoro escondido. Como el sueño era muy insistente en hacerle ver que ese tesoro se encontraba en ese lugar, decidió emprender camino hacia Praga.

Después de un enorme esfuerzo y días de viaje, llegó al sitio donde supuestamente el tesoro se encontraba. Allí estaba el puente y al otro lado del río el Palacio Real.

Al observar más detenidamente el puente en el cual iba a buscar el tesoro, se dió cuenta que alrededor del mismo, la guardia real vigilaba los alrededores del palacio y era por lo tanto imposible para él acercarse a investigar en el puente.

Decidió aguardar a que se presentase el momento propicio, Así que transcurrieron unos cuantos días y los soldados no abandonaban su guardia. Ocurrió que el capitán que estaba al frente de la vigilancia, al ver al rabino merodear por esa zona durante varios días, se acercó a él con el fin de preguntarle que hacía en esa zona.

El anciano rabino le explicó que había tenido un sueño y que un tesoro estaba escondido en el puente. Al escuchar estas palabras, el capitán de la guardia rompió en carcajadas y dijo: '¿Un sueño?, ¿un tesoro?. Pues yo he soñado que en Cracovia, en la casa de un rabino y debajo de su estufa en la cocina se encuentra un tesoro enterrado.

Al escuchar esto, el rabino une sus manos en un gesto de saludo, y en silencio se retira. Regresa a Cracovia y en su casa, debajo de la estufa, allí enterrado encuentra el tesoro.

Buscar el tesoro de la sabiduría en nuestro interior

El tesoro real para terminar con nuestros sufrimientos y limitaciones, para finalizar con nuestras inquietudes e ignorancia, la búsqueda se emprende allí donde se encuentra: en nuestra "propio hogar" o nuestro interior.

Estas voces internas nos invitan a desentrañar los mensajes crípticos que nos son revelados a través del camino interior.

 

Lugares de Sanación para el alma

por Madhana | 12 de Octubre de 2014 19:42

Etiquetas: alma busqueda yo esencia supremo yoga mente conciencia

Lugares de Sanación para el alma

El ser humano ha creado una extraordinaria variedad de espacios en los cuales crecer y aprender de múltiples maneras: Leer, pensar, compartir, celebrar el conocimiento, indagar, buscar respuestas y tanto más

Tripitaka Coreana

Pongamos lugares de valor indescriptible como pueden ser las grandes bibliotecas que atesoran una sabiduría digna de la evolución del saber. Lugares como la biblioteca de El Escorial, la Biblioteca Malatestiana (1452) en Casena, cerca de Rimini, más antiguo espacio de biblioteca en el muncon occidental o el lugar donde se encuentran una gran riqueza de escrituras  budistas, Tripitaka Coreana (1251) en un monasterio en elevadas montañas en el Sur de Korea. Las fabulosas Bibliotecas, tanto antiguas  como las más maravillosamente destacadas de la actualidad, son depositarias de la mente humana.y la expresión del conocer de la conciencia humana. No es extraño que Ramses II inscribió a la entrada de su biblioteca de Tebas una frase legendaria:"Un lugar de Sanación para el Alma".

Lugares y medicina para la sanación del Alma en la profundidad de lo interno

 De una manera distinta, así también podrían entrar en estos "lugares del alma", los monasterios, conventos y los llamados ashrams en la India. en los que tanto en Oriente como Occidente surgen los médicos del Alma que acaban convirtiéndose en místicos, dando así una mayor dimensión a la conciencia humana..

Aquí, los grandmaestros de distintas tradiciones han compartido una sabiduría trascendental que han ido depositando en sus discípulos.

Lugares - como el Sivananda Ashram en Rishikesh-India, en la foto - de crecimiento, de búsqueda profunda del misterio de la existencia y la entrada en el Yo, para ir alcanzando esa sanación del alma que vive en la ignorancia pero que se sientei infinitamente sanada en el descubrimiento de su Esencia. o lo Supremo.

nostalgia del absoluto

por Madhana | 01 de Abril de 2014 00:39

Etiquetas: absoluto s. juan de La cruz india maestros busqueda tagore miguel de unamuno mística

George Steiner

 Siempre me ha fascinado la búsqueda por lo Profundo. Somos producto de la cultura en la que nos toca nacer y “hemos desarrollado, sobre todo, las corrientes cristianas de pensamiento que organizaron en gran medida la visión occidental de la identidad humana, y sus prácticas y simbolismo impregnaron profundamente nuestra vida cotidiana desde el final del mundo romano y helenístico”, así comenta George Steiner, el gran maestro y literato de nuestra época- que recomiendo.

Yo me doy cuenta que hay una especie de caducidad en la construcción de una realidad basada en fes y dogmas. No se trata de buscar teologías sustitutivas, pero sí encontrar respuestas menos encorsetadas, caminos menos condicionados, hacer uso del libre albedrío para impulsarnos hacia la libertad plena. Así que deseo que estas líneas nos ayuden a situarnos, como un mapa, y veamos la luz  con la que muchos pueden irradiar a nuestras vidas.

Tagore

Estoy de acuerdo con la definición que hace Rabidranath Tagore :

“Occidente es como tener los ojos abiertos para estar en contacto con el exterior; Oriente es serenamente cerrarlos para adentrarse en su interior.”

Sin embargo, tanto Oriente como Occidente, dan muestras de una búsqueda sin intermediarios, donde la experiencia es interna, vertical y directa. Se convendrá conmigo, que nadie puede comer por nosotros, dormir por nosotros y muchos menos amar por nosotros.

 

La luz

 Decía Goethe

"Los colores son los actos y sufrimientos de la luz”.

La Luz, lo impregna todo, y esa nostalgia por lo luminoso es lo que nos empuja salir a de la oscuridad. La palabra guru, entre otras acepciones, es quien nos lleva a la luz: los Upanishads, proponen “condúceme de la oscuridad a la luz, de la ignorancia a la sabiduría.”

n el Bhagavad Gita, que registra ese inigualable diálogo entre Krishna y Arjuna para hallar la comprensión suprema del Ser o de nuevo, apliquemos Luz, contiene una enseñanza que nos transporta de perplejidad en perplejidad hasta hacernos comprender lo imperecedero o absoluto que somos en esencia.
Recientemente viendo a los sufíes danzar, vino a mi mente la experiencia de Amor, expresada por el gran poeta Rumi:

“Soy tan pequeño que apenas puedo ser visto ¿cómo puede este gran amor estar dentro de mi? ¡fíjate en tus ojos, ellos son pequeños, pero ven cosas enormes.”

Belleza interior, belleza externa

  En todos mis viajes a la India, busco el encuentro conmigo mismo, por el impulso interno hacia la belleza de la Luz, en Pondichery cerca de Aurobindo indagando en la supramente, en Tiruvanamalai con Ramana Maharshi, en los Himalayas en la cercanía de Suami Sivananda o en una cueva, pero todo ello para enfrentarme a mi propio yo.

Esa nostalgia que sentimos, no se ve colmada hasta que se alcance la cumbre de la conciencia; cierto es, que para nada niego la realidad y belleza que nos rodea; la naturaleza, el arte, el pensamiento elevado; todo ello hace acrecentar nuestro estado de conciencia.

Recuerdo una de mis visitas a la iglesia de San Pietro de Vincoli para extasiarme  y ensimismarme en el Moisés de Miguel Angel.

Hubo quien en su momento, se extasió mucho más, y no fue otro que Freud, que cuando lo vió por primera vez, perdió el conocimiento.

el yoga de occidente

Expresando lo inefable - S. Juan de la Cruz

 D. Santiago Ramón y Cajal, cuyo nieto Santiago Ramón y Cajal Junquera, me honra con su amistad – decía que los grandes médicos son el sol, el aire, el silencio y el arte, que traídos a nuestro territorio, podrían ser enseñanzas yóguicas, pero quiero acercar lo extraordinario de la contemplación, éxtasis, yoga –unión- a través de S. Juan de la Cruz, así se puede combinar la luz del cerebro y la luz del alma que no son sino la búsqueda de luz, de respuestas ante la incertidumbre de la existencia, de ansia de conexión con algo grande, en definitiva, nostalgia del absoluto. 

Siempre que tengo ocasión, visito el Monasterio de S. Juan de la Cruz, donde está el sepulcro del más grande místico y uno intenta impregnarse de su grandeza e inspiración.
Seguro que estas palabras pueden despertar gran emoción en todos aquellos que las leáis. Es significativo que el primer poema que fray Juan de la Cruz escribe sean unas “coplas hechas sobre un éxtasis de harta contemplación”. En ellas se contiene la mejor definición de lo que es una vivencia mística tal y como él escribe

“Y si lo queréis oír/ consiste esta summa sciencia/ en un subido sentir/ de la divinal esencia/ es obra de su clemencia/ hazer quedar no entendiendo/ toda ciencia trascendiendo”.

Cualquier comentario empobrecería, ya que tan sólo se puede decir que se trata de aquel beber a chorro de la fuente directa del Supremo en una experiencia que, por producirse más allá de los parámetros racionales de tiempo y espacio, es inefable:

“Yo no supe donde entraba/ pero cuando allí me vi/sin saber donde me estaba/grandes cosas entendí;/no diré lo que sentí:/ que me quedé no sabiendo/ toda ciencia trascendiendo”. “Estava tan embebido/tan absorto y ajenado,/que se quedó mi sentido/ de todo sentir privado”. Podemos observar como la belleza exquisita de estos poemas, son la expresión de poder saborear el Espíritu, lo Supremo, la Luz, Dios. Si este es el caso, ya no hay nostalgia por el absoluto."

Miguel de Unamuno

   Creo que las palabras llenas de sentimiento y ambición del conocimiento metafísico las expresaba muy bien D. Miguel de Unamuno.

“El universo visible me viene estrecho… Más, más y cada vez más; quiero ser yo y, sin dejar de serlo, ser además los otros, adentrarme en la totalidad de las cosas visibles e invisibles, extenderme a lo ilimitado del espacio y prolongarme a lo inacabable del tiempo. De no serlo todo y por siempre, es como si no fuera….¡O todo o nada!.... ¡ Sed de ser, sed de ser más allá!"

Ya es hora de dejar de sorprendernos. La búsqueda de la Verdad es oriental y occidental. Es Universal.

 

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 30 de Marzo de 2014 18:14

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 21 de Marzo de 2014 16:49

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

El tesoro está en ti

por Madhana | 18 de Marzo de 2014 11:06

Etiquetas: historia busqueda conocimiento interior

Las historias como elemento de enseñanza

Como bien sabemos, muchas son las historias que se narran para dar respuestas claras a conceptos o ideas a veces enrevesadas.

 Emprendemos en nuestras vidas búsquedas en dirección a algún lugar, sin saber cual, tratando de encontrar señales que nos indique u orienten, y la mayoría de las veces nos alejamos de nosotros mismos.

Buscando fuera de uno mismo

 En la ciudad de Cracovia, había un anciano cuyo nombre era Izy y quien durante muchas noches soñó que había un tesoro escondido en la ciudad de Praga debajo de un puente, cercano a un río donde se encontraba un gran árbol.

 En sus sueños se veía cavando  cerca del árbol para dar con el tesoro metido en la profundidad de la tierra y que al hacerse con él, viviría holgada y despreocupadamente el resto de sus días.

 En la medida en la que ese sueño se iba repitiendo durante semanas, el anciano interpretó que era un mensaje al que tenía que prestarle atención.

 Dada la inquietud que ese sueño le causaba, decidió partir hacia Praga. Preparó su caballo para el largo viaje y emprendió la marcha.

 Después de cabalgar durante unos días, llegó a Praga dedicándose a buscar el río y el puente en las afueras de la ciudad.

 Como en sus sueños siempre aparecía con mucha nitidez, el río, el puente y el árbol, no tardó en encontrar el lugar.

 Cuando se dirigía  a cavar, se percató que el puente era custodiado por un soldado. Decidió esperar pacientemente y después de transcurrir largo tiempo, se dió cuenta que el lugar estaba siendo vigilado y custodiado.

 Dejó transcurrir un par de días acampando en las cercanías, y el soldado que ya le había visto, sospechó de su presencia al verlo debajo del puente, y se aproximó para interrogarle.

 Ante las preguntas del soldado, el anciano se sinceró con él y le contó que había viajado desde una ciudad lejana ya que había soñado que en Praga, bajo un puente como aquel, había un tesoro escondido.

 El soldado al esuchar esto, comenzó a reir a carcajadas.

Buscar en el sitio adecuado

"Has viajado hasta aquí sin razón alguna. Desde hace dos años, sueño todas las noches que en la ciudad de Cracovia, debajo de la cocina de un anciano llamado Izy, hay un tesoro enterrado, ¡ja, ja, ja! ¿Crees que debería ir a Cracovia y cavar bajo la cocina en la casa de Izy?".

 Izy escuchó en silencio y después de agradecerle al soldado su confesión, regresó a su casa.

 Nada más llegar, cavó un pozo profundo bajo su cocina y encontró un gran tesoro que siempre había estado allí enterrado.

 Las respuestas y el tesoro del conocimiento se encuentran en uno@. No hay necesidad de buscar en otro lugar.

 Será sin duda una gran sorpresa.

 

El pensamiento

por Madhana | 30 de Enero de 2014 00:34

Etiquetas: pensamiento filosofia sabiduria yoga busqueda trascendencia

El pensamiento y posibilidades de superarlo

El pensamiento ha creado unos adelantos de excepción que han mejorado nuestra calidad de vida. Adelantos increibles en medicina, descubrimientos grandiosos, viajes espaciales, comodidad, luz, agua caliente, erradicación de enfermedades y así sucesivamente. También nuestro pensamiento es la causa de guerras, destrucción, desacuerdos y conflictos,

 Ahora bien, es posible salir de las limitaciones a las que el pensamiento nos tiene sometidos?  El pensamiento crea división, tal como el yo y lo mío, tú y lo tuyo, lo cual genera conflicto a través de las etiquetas que ponemos que producen distancia y diferencia, lejos de cultivar unidad en la diversidad:

Chiitas contra sunitas,palestinos contra israelís, hindúes y musulmanes, tutsus y hutus, rvalidad y partidismo en política, fútbol, desacuerdos entre esposos, barreras entre países, diferencias étnicas, y todo aquello que vosotros podáis pensar e imaginaros.

El pensar sin salir del mismo pensamiento, adentrándonos en una búsqueda sin fin acaba produciéndonos insomnio.

Decía Platón: "Me quedé extenuado escudriñando la verdad", queriendo decir que le quitaba el sueño hasta extenuarle.

Así pues, zambullirse en pos de lo que está fuera de los sentidos y la mente, es una tarea que requiere una energía y solidez fuera de lo común..

 Nuestra vida está cautiva del movimiento ondulante de los pensamientos, como olas que suben y bajan en un plano horizontal, del cual no podemos salir y que nos mantiene enclaustrados en esta conciencia individual de cuerpo y mente.

Es aquí donde puede hacer su aparición la verticalidad del pensar - que apunta hacia la causa de nuestra manifestación - para salir de su influencia y de las limitaciones de la individualidad, y dejar atrás la frontera del yo, para trasladarnos hacia un nivel de Conciencia sin flímites lo cual significa romper las barreras de la insatisfacción y la mortalidad.

 Krishnamurti decía que "donde hay mente hay confllicto" y el pensamiento nos ata a la realidad dual que nos toca experimentar. Indagar y penetrar en el territorio de la selva del pensamiento, nos llevar a salir de las ataduras que la oscuridad o ignorancia nos hacen ver de manera engañosa.

Aquellos que han luchado por el conocimiento de sí mismos aprendieron a salir de las fronteras de sus limitaciones para trascender lo humano y despertar a lo divinino.

 Los seres humanos somos animales que hablamos y estamos dotados de razón, pero podemos acelerar nuestra evolución para adentrarnos en la experiencia que está más allá del pensamiento.

Reflexiones sobre el privilegio de Dios (2)

por Madhana | 27 de Diciembre de 2013 13:47

Etiquetas: Dios privilegio creencia religión verdad busqueda Cerebro

¿Construye el cerebro nuestras creencias?

Siguiendo con las reflexiones anteriores, debo decir que exceptuando posiblemente a los buscadores profundos de la Verdad inmutable, que no están adscritos a dogmas, ni se sienten en posesión de su verdad, sino inundados de una explosión cósmica y universal, que no es monopolio ni patrimonio suyo, y que entienden es el derecho de nacimiento de todos, independientemente de raza, credo o religión; ¿nos damos cuenta que los seres comunes con poco y ningún discernimiento, creamos un Dios similar a nuestra forma de pensar o a la construcción de un ideal muy ligado a la cultura en la que nos hemos educado?,  ¿reparamos acaso, que las ideas que poseemos son el producto de creencias que nos han sido trasladadas a base de modelos de realidad preconcebidos y de acuerdo con ellos, configuramos una fe u otra en nuestra psique?

Muchos caminos hacia una sola verdad

 Los musulmanes creen en Alá y su profeta Mahoma, los hindúes en Krishna, Rama, Siva o Vishnu, los cristianos en el Padre o Jesús y naturalmente que todas las religiones tienen su teología o filosofía de búsqueda y hablan de la existencia de un solo Dios, aún cuando la forma de referirse a El pueda cambiar. Sin embargo entre ellas se disputan la Verdad Universal, confundiendo los medios con el fin, creando conflicto, división, enemistad, disputas, ya bien sea dentro de sus propias fes o fuera de ellas. Quizás, muchos son los camino y una la verdad.

 ¿Podemos reflexionar al menos con cierto desapasionamiento, acerca de lo que significa la frase:"Creo en Dios" ? ¿No es esto una idea o concepto creados por nuestra mente?

¿Creación del pensamiento?

 Cuando visitamos una iglesia y nos arrodillamos a rezar, en realidad estamos adorando o dirigiéndonos a algo que ha creado el pensamiento, lo cual significa de modo muy sutil, que nos estamos adorando a nosotros mismos en la forma de la idea o imagen que tenemos de Dios. Podrá parecer esto una afirmación atrevida cuando menos, pero es un hecho evidente.

 El pensamiento crea el símbolo con todos los atributos de ese símbolo, sea este romántico, o lógico y sensato; habiendo creado el símbolo, nos aferramos a él, le profesamos amor y nos volvemos intolerantes hacia cualquier otra cosa.

 Haciéndome eco de las palabras del gran pensador que fué Krishnamurti ...."Creamos entonces la barrera de "mi creencia" y "mi religión" en desacuerdo con "su creencia" y su "religión", sin considerar que tanto en un caso como otro, es la fabricación del pensamiento ...."

No existe el monopolio de Dios

 Cuando un grupo de personas comulga con unas ideas o creencias, se configura algo así como "nuestra religión", formándose una conciencia colectiva con mayor o menor convicción grupal. Empiezan a colocarse etiquetas diversas, y resulta que sin darnos cuenta, Dios viene a ser un cúmulo de ideas, sin llegar nunca a su experiencia directa, trascendiendo la dimensión del pensamiento, tiempo y espacio.

 Supongo que Dios no concede privilegios a unos cuantos, ni nadie puede arrogarse su posesión, ya que de ser así, habría que pedirles responsabilidades a aquellos que se consideran sus representantes en la tierra, por todo lo que aquí sucede.

 Dios tiene que dejar de ser una idea, un pensamiento, una creencia, una etiqueta, una imposición para cuando menos transformarse en una experiencia directa en cualquier ser humano. ¿Acaso cuando amamos a alguien, necesitamos intermediarios para que amen o interpreten por nosotros? El amor, brota como el agua en una fuente y hace la tierra del corazón y el sentimiento fértil.

Descubriendo el misterio sin fronteras

 El priivilegio de Dios, seguramente se hace patente en los que se sumergen en su propio interior y descubren el misterio de su propia dimensión sin fronteras. Y si no, que se lo pregunten a quienes lo buscaron, no en el cielo o en los templos y sí en su propio corazón: "San Juana de la Cruz, Santa Teresa, Ib Arabi, (místico sufí, nacido en Murcia (1165-1240) y todos los sabios de todas las tradiciones sin excepción." No sólo el agua de un lugar sacia la sed. Posiblemente, muchos son los caminos pero una sola la Verdad.

 Que la rana sepa, que aparte de su pozo limitado, existe el océano de lo infinito.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 05 de Septiembre de 2013 00:00

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 17 de Abril de 2013 23:44

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 17 de Marzo de 2013 00:41

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.