Tags en el tema de "pensamiento"RSS icon

Custodios del Alma (II)

por Madhana | 30 de Marzo de 2014 20:18

Etiquetas: custodios alma reflexion mente pensamiento yoga maestros oriente occidente

continuación del (1)

....Sin embargo, el ser humano vive apesadumbrado, sin abrir las compuertas de la compasión y el amor hacia los demás, que sería lo único que nos permitiría eludir la falta de alegría que a menudo nos ocasiona pensar en la existencia.

Estado mental del pensar

"Pensar" proviene de una voz latina que alude a la operación de pesar, y tiene múltiples significados - considerar, examinar, reflexionar, calcular, cavilar, rumiar.....", unos más superficiales y otros más profundos, pero en definitiva, pensar, especialmente en occidente, ha llegado a convertirse en una actividad que no está exenta de una dolorosa melancolìa, que puede llegar a deprimirnos y agobiarnos ante el peso inextricable de la existencia.

 El modelo plàstico de este estado psicomental está perfectamente plasmado en la obra El Pensador de Rodin, en la que la mano ayuda a soportar el terrible peso del pensamiento contenido en la cabeza. Pero el escultor francés ha trascendido la pura abstracción, el mero concepto, la simple idea del pensar y ha sabido expresar un estado anímico mucho más complejo y moderno, algo realmente más íntimo y sutil: la pesadumbre y el malestar que acompaña también al pensamiento.

La sutileza del pensar en Oriente

Ahora bien, esta visión apesadumbrada del pensamiento responde a la concepción occidental, porque en otras culturas, especialmente en Oriente y en concreto en el arte indio, la gravedad y el dramatismo existencial no van ligados al acto de pensar, y podemos ver un ejemplo del distinto tratamiento de este asunto en la representación artística del Bodhisattva, que podríamos tomar como el equivalente oriental del Pensador de Rodin.

 Estas figuras, los Bodhisattvas Padmapani (tomando como ejemplo los bronces de Cachemira de los siglos VII y VIII), muestran un modelo iconográfico muy distinto, se representan en actitud reflexiva, pero relajada, abierta y expansiva, que viene resaltada por la propia composición de líneas centrífugas, a diferencia del modelo occidental que responde a una concepción predominantemente centrípeta. El arte oriental nos muestra la plasmación de una ternura positiva y compasiva, mientras que en occidente se refleja una actitud más narcisista y egocéntrica.

Pensar en occidente, pensar en oriente

Tal vez de ahí deriva la sensación de pesadumbre del pensador occidental de esa continua preocupación por nosotros mismos, por ese girar, a menudo obsesivo, alrededor de nuestra propia órbita. Tal vez la tensión ante el dolor, ante el sufrimiento de la vida, ante la angustia existencial, se liberaría, simplemente, al extender la mano hacia los demás, al desplegarnos. La solución que nos muestra el arte indio responde a toda una filosofía de la vida, en la que el pensamiento nos conduce al amor, a la compasión y a la acción desinteresada, liberándonos así de la tensión egotista.

Sigue en (3)

La sabiduría de los Maestros (1)

por Madhana | 07 de Febrero de 2014 00:40

Etiquetas: maestros sabiduria pensamiento krishnamurti buddha eccles alegría

Alianza de conocimientos

Voy a intentar aproximarme a diferentes corrientes de pensamiento,  que mantienen maestros en variados campos del saber, y creo que lo que en realidad necesitamos, es una especie de alianza del conocimiento, dada la multiplicidad de búsquedas y respuestas que existen.

 Sabemos que vivimos en un mundo lleno de contradicciones; existe por un lado un gran avance tecnológico y una sociedad - la nuestra - que ha alcanzado altas cotas de bienestar, pero por otra parte, se tiene la sensación de que el desarrollo de la mente en sus niveles más profundos está todavía por llegar, así como lal capacidad para poner en práctica nuevas formas de actuar.

Hay, sin embargo, muestras relevantes de seres humanos que nos han señalado el camino más noble y digno en la evolución de nuestra especie. Todos ellos alejados de cualquier tipo de dogmatismo, nos han mostrado que su singularidad, su autorrealización, no dependen de la formación o la información adquirida en sus vidas, sino de la transformación de su vivencias interior.

El valor de dar

 Krishnamurti decía que la necesidad está, no en querer cambiar la sociedad, sino en el cambio del propio individuo, para que todo el conjunto social viva en mayor armonía y equilibrio, de los cuales parecemos carecer. Buddha, gran conocedor de la mente humana, enseñaba: "Para enderezar lo torcido debes hacer algo más difícil: enderezarte a ti mismo." De ahí que cuando no somos capaces de cumplir con nuestra tarea principal nos precipitemos en la angustia.

 La palabra "angustia" - takrishnamurti brockwood parkn arraigada a nuestras vidas - está, según los lingüistas, en relación directa con angosto, estrecho. Y es cuando el corazón se angosta y se ahoga en el egoísmo que el alma sufre. Inversamente, la alegría vital es pura expansividad y depende de un corazón valiente e íntegro, capaz de dar lo mejor de sí mismo.

Es curioso, como en el ámbito de la psicología, lo que llamamos felicidad, se experimenta en mayor medidad cuando hay entrega a los demás, y ésto lo he escuchado hace pocas horas de Guillermo Ballenato, autor del libro, "Merezco ser feliz"  en una conferencia en Vigo.

En este sentido, cobran especial valor, las palabras del Premio Nobel de Medicina Sir John Eccles ,- a quien en su día había invitado a participar en un encuentro sobre Yoga, Cerebro y Medicina en Vigo, - cuando dice que "el altruismo es una de las glorias de la cultura humana y debe ser aprendida como aprendemos una lengua".

Pensar

 Sin embargo, el ser humano vive apesadumbrado, sin abrir las compuertas de la compasión y el amor hacia los demás, que sería lo único que nos permitiría eludir la falta de alegría que a menudo nos ocasiona pensar en la existencia.

 "Pensar", proviene de una voz latina que alude a la operación de pesar, y tiene múltiples significados, - considerar, examinar, reflexionar, calcular, cavilar, rumiar... - unos más superficiales y otros más profundos, pero en definitiva, pensar, especialmente en occidente, ha llegado a convertirse en una actividad que no está exenta de una dolorosa melancolía, que puede llegar a deprimirnos y agobiarnos ante el peso inextricable de la existencia.

el pensador de Rodin

 El modelo plástico de este estado psicomental está perfectamente plasmado en la obra "El Pensador" de Rodin, en la que la mano ayuda a soportar el terrible peso del pensamiento contenido en la cabeza; pero el escultor francés ha trascendido la pura abstracción, el mero concepto, la simple idea del pensar y ha sabido expresar un estado anímico mucho más complejo y moderno, algo realmente más íntimo y sutil: la pesadumbre y el malestar que acompaña también al pensamiento.

 Continúa en (II)

La sabiduría de los Maestros (2)

por Madhana | 07 de Febrero de 2014 00:39

Etiquetas: maestros sabiduria pensamiento krishnamurti buddha eccles alegría

 Continuando con lo anteriormente expuesto, diré que esa visión apesadumbrada del pensamiento responde a la concepción occidental, porque en otras culturas, especialmente en Oriente y en concreto en el arte indio, la gravedad y el dramatismo existencial no van ligados al acto de pensar, y podemos ver un ejemplo del disitinto tratamiento de este asunto en la representación artística del Bodhisattva, que podíamos tomar como el equivalente oriental del Pensador de Rodin.

Reflejo del pensar en el arte indio

 Tomo como figuras, los Bodhisattvas Padpmapani (los bronces de Cachemira de los siglos VII y VIII) muestran un modelo iconográfico muy distinto. Se representan en actitud reflexiva, pero relajada, abierta y expansiva, que viene resaltada por la propia composición de líneas centrífugas, a diferencia del modelo occidental que responde a una concepción predominantemente centrípeta.

El arte oriental nos muestra la plasmación de una ternura pensativa y compasiva, mientras que en occidente se refleja una actitud más narcisista y egocéntrica.

 Tal vez de ahí deriva la sensación de pesadumbre del pensador occidental: de esa continua preocupación por nosotros mismos, por ese girar, a menudo obsesivo, alrededor de nuestra propia órbita.Quizá la tensión ante el dolor, ante el sufrimiento de la vida, ante la angustia existencial, se liberaría, simplemente, al extender la mano hacia los demás, al desplegarnos, no al replegarnos.

La solución que nos muestra el arte indio, responde a toda una filosofía de la vida, en la que el pensamiento nos conduce al amor, a la compasión y a la acción desinteresada, liberándonos así de la tensión egotista.

Bhagavad Gita

 En el hermoso texto del Bhagavad Gita concebido en forma de diálogo entre Krishna y Arjuna, el primero le explica que aunque estamos encadenados por nuestros actos y sus consecuencias, hay acciones que nos pueden liberar cuando son ejecutadas con absoluto desprendimiento.

Hay una especie de liberación a través del Karma Yoga, donde lo importante estriba en la actitud inegoísta por los resultados de la acción y que está en consonancia con los maestros sufíes quienes dicen "no hay infierno sino individualidad, no hay paraíso sino altruismo."

 También el Gita nos enseña el camino de la entrega y el abandono en manos de la Gracia Suprema por medio de la devoción así como la comprensión de una sabidurá que rebasa la experiencia de la individualidad.

Frase de extraordinaria hermosura cuando en el Bhagavad Gita se define al que es sabio: "Un sabio es aquel que mantiene una mente equilibrada en la victoria y en la derrota, en la alabanza y la censura, en el placer y en el dolor".

Lección pues de ecuanimidad.

Ser o no ser

 Lo cierto es que todos pensamos y actuamos en la vida, pero deberíamos aprender a discernir entre lo que nos acerca, al menos psicológicamente, a la libertad y la felicidad, y aquello que nos enferma y esclaviza en esta sociedad tan insolidaria, hostil y casi siempre neurotizada.

Creo que el problema del ser humano sigue siendo expresado en las palabras de Hamlet, las cuales tan a menudo en Shakespeare, trascienden su contexto: "Ser o no ser, ésa es la cuestión". El auténtico dilema es decidirnos a SER.

 Y es precisamente, la grandeza que encierra la elección de "ser", la que ha gozado de un gran consenso entre autores de distintas épocas y culturas. A ella se refiere Rabindranath Tagore cuando habla de la plasmación de la Verdad del universo en el ser de cada uno de nosotros, tan coincidente con la psicología transpersonal y de alguna manera con ciertas reflexiones metafísicas de fíisicos cuánticos como David Bohm y Fritjof Capra.

Hacia lo mismo apunta la poesía mística del indio Kabir y la de San Juan de la Cruz cuando hablan de la transformación de la conciencia; siendo una vez más, Shakespeare un precursor de esa percepción lúcida de la conciencia,- que en Oriente aparece ya en los grandes pensadores de los Upanishads,- cuando hace decir en Hamlet:

"Esto sobre todo: sé cierto a tu propio Ser, y ello debe seguir como la noche al día, para que entonces no puedas ser falso ante el hombre..."

 Bien decía Jung, "tanto en la historia de la colectividad como en la historia del individuo, todo depende del desarrollo de la conciencia."

 Continúa en (3)

 

creencia y razón

por Madhana | 05 de Febrero de 2014 23:53

Etiquetas: pensamiento creencia razón mente krishnamurti de Mello verdad histoias espiritualidad

¿Para qué tenemos una mente?

Solía decir Krishnamurti que, " una cosa es pensar igual y otra pensar juntos". Asimismo, enfatizaba,...." que cuando alguien defiende posturas o ideas determinadas creyendo en la única realidad de las mismas, no se da cuenta que está limitiando esa realidad a sí mismo, a su posicionamiento ante una idea individualizada, creada por su propia mente finita".

 Yo me pregunto, cuantas realidades contienen un kilo y cuatrocientos gramos que pesa nuestro cerebro? La cerrazón y defensa a ultranza de ideas y convicciones, se asemejan a la historia que Suami Vivekananda contaba sobre la rana en un pozo, dando a entender que para ésta, todo la realidad del Universo era su experiencia limitada.

 La verdad es que cuando uno se convierte en un creyente recalcitrante e inflexible, no le sirve ninguna explicación que no sea la suya.

También es común el aceptar costumbres y tradiciones sin cuestionarse, como se han originado y porqué.

 Creo que estas dos historias de Anthony de Mello, puede ilustrar este tipo de posturas:

 Por qué mueren las personas buenas

  El predicador se hallaba visitando la casa de un anciano feligrés y, mientras tomaba una tazá de café, respondía a las preguntas que éste no dejaba de hacerle una y otra vez.

"¿Por qué el Señor nos envía epidemias tan a menudo?", preguntaba el anciano.

"Bien....", respondió el predicador, "a veces hay personas tan malas que es preciso eliminarlas y por ello el Señor permite las epidemias".

"Pero, objetó el anciano, entonces ¿por qué son eliminadas tantas buenas personas junto con las malas?"

"Las buenas personas son llamadas como testigos", explicó el predicador."El Señor quiere que todas las almas tengan un juicio justo"

Como podéis observar, hay explicaciones para todo.

El gato del Guru

Cuando por la mañana temprano y al anochecer, el guru se sentaba a meditar en el ashram con sus discípulos, siempre andaba por allí un gato que con sus movimientos y maullidos distraía a los meditadores; de manera que el guru ordenó que atasen al gato durante los períodos de meditación.

 Mucho después de haber fallecido el guru, los discípulos seguían atando al gato durante el satsang o momentos utilizados para la meditación.Y cuando el gató murió, llevaron otro gato al ashram para poder atarlo a las horas de la meditación.

 Siglos más tarde, los discípulos del guru escribieron doctos tratados acerca del importante papel que el gato desempeña en la realización del culto meditativo.

Reflexiones sobre el buscador/a

por Madhana | 05 de Febrero de 2014 18:49

Etiquetas: discernimiento pensamiento inteligencia liberacion buscador

No te creas especial

Después de muchos años de moverme por este territorio de la búsqueda "espiritual" o de respuestas a la existencia, lo más asombroso viene a ser, como los innumerables seguidores ciegos aceptan sin más todo tipo de propuestas que le puedan hacer aquellos que ellos llaman "maestros", bien estén en vida, bien sean del pasado, bien busquen respuestas en civilizaciones centenarias o milenarias, o bien indaguen en lo oculto, haciendo una mezcla insalvable y creyéndose tan especiales que el muindo va a ser cambiado por ellos, reformado e incluso destruido.

Fascinados por el autoengaño

 Nuestra mente está fascinada por el autoengaño, carente de discernimiento, temerosa, y el individuo con la necesidad tribal de pertenencia a grupo, secta, movimiento o lo que fuere.

Hablan con una alegría exagerada e ignorante de como son los métodos, quienes son los precursores, cuan especiales son sus fuentes y que maravillosas expectativas tienen de ser felices.

El mundo presente y actual con sus enormes posibilidades y avances en todos lo terrenos, les resulta casi hostil, y su mirada se posa en un pasado que históricamente ha sido explotado por unos pocos y llenos de un grado de analfabetismo brutal, con enfermedades que por otro lado nuestra sociedad ha erradicado, y que en ese pasado, la individualidad y libertad eran inexistentes.

"Apostolado de lo misterioso y oculto"

 Hacen apostolado de "técnicas ocultas" que en su alucinante realidad, creen que van a alcanzar algún tipo de realidad o luz superior y que el "amor" que dan a los demás se va en transformar en un amor hacia ellos.

Interpretan textos y civilizaciones antiguas como si crípticamente contuviesen una realidad que debemos descodificar, ya que lo escondido y oculto en el cristianismo, budismo, hinduismo, tantrismo y tantos "ismos" más, es lo que va a producir la paz, dicha, felicidad e inmortalidad que con tanto ahinco buscan - lo cual está bien, ya que esa es misión del ser humano - pero que está cargada de un deseo irrefrenable que los nubla, los despista y nos les hace entender nada, creando una cruzada en contra del sentido común.

Y así sucesivamente podría extenderme.....pero, para qué seguir!

La importancia del discernimiento en el pensar

 Sólo solicito sentido común, inteligencia, búsqueda real, liberación de la ceguera de  credos  absurdos y una mente crítica y lúcida.

 No podéis ni imaginar, la cantidad de "iluminados" que me hablan de las bondades de su camino y cuan avanzados dicen estar..

Quisiera mayor normalidad en la mente humana y mayor consideración hacia la limitación que nos envuelve, y no dejarnos deslumbrar por aquellos "grandes maestros" a quienes conferimos autoridad, a veces con una entrega total de nuestras vidas sin ningún tipo de cuuestionamiento.

 Después de moverme por prácticamente todo el mundo y de haber conocido a los seres "más destacados" y haber recibido las preguntas más peregrinas y absurdas, diría que estoy en disposición de decir categóricamente, que debemos salir del pozo limitado de nuestras proyecciones mentales y vivir consciente y positivamente lo que los misterios de la vida nos ofrece, indagando por descontado, con suma inteligencia.

 Tenemos necesidad de una conciencia crítica, en una época como la nuestra en la que el territorio del conocimiento está extendido - filosofía, neutociencia, física, astronomía, medicina, genética -  es decir, el extraordinario vakir del saber, el cual debemos aprovechar a fin de desterrar la oscuridad de las creencias ciegas

 

El pensamiento

por Madhana | 30 de Enero de 2014 00:34

Etiquetas: pensamiento filosofia sabiduria yoga busqueda trascendencia

El pensamiento y posibilidades de superarlo

El pensamiento ha creado unos adelantos de excepción que han mejorado nuestra calidad de vida. Adelantos increibles en medicina, descubrimientos grandiosos, viajes espaciales, comodidad, luz, agua caliente, erradicación de enfermedades y así sucesivamente. También nuestro pensamiento es la causa de guerras, destrucción, desacuerdos y conflictos,

 Ahora bien, es posible salir de las limitaciones a las que el pensamiento nos tiene sometidos?  El pensamiento crea división, tal como el yo y lo mío, tú y lo tuyo, lo cual genera conflicto a través de las etiquetas que ponemos que producen distancia y diferencia, lejos de cultivar unidad en la diversidad:

Chiitas contra sunitas,palestinos contra israelís, hindúes y musulmanes, tutsus y hutus, rvalidad y partidismo en política, fútbol, desacuerdos entre esposos, barreras entre países, diferencias étnicas, y todo aquello que vosotros podáis pensar e imaginaros.

El pensar sin salir del mismo pensamiento, adentrándonos en una búsqueda sin fin acaba produciéndonos insomnio.

Decía Platón: "Me quedé extenuado escudriñando la verdad", queriendo decir que le quitaba el sueño hasta extenuarle.

Así pues, zambullirse en pos de lo que está fuera de los sentidos y la mente, es una tarea que requiere una energía y solidez fuera de lo común..

 Nuestra vida está cautiva del movimiento ondulante de los pensamientos, como olas que suben y bajan en un plano horizontal, del cual no podemos salir y que nos mantiene enclaustrados en esta conciencia individual de cuerpo y mente.

Es aquí donde puede hacer su aparición la verticalidad del pensar - que apunta hacia la causa de nuestra manifestación - para salir de su influencia y de las limitaciones de la individualidad, y dejar atrás la frontera del yo, para trasladarnos hacia un nivel de Conciencia sin flímites lo cual significa romper las barreras de la insatisfacción y la mortalidad.

 Krishnamurti decía que "donde hay mente hay confllicto" y el pensamiento nos ata a la realidad dual que nos toca experimentar. Indagar y penetrar en el territorio de la selva del pensamiento, nos llevar a salir de las ataduras que la oscuridad o ignorancia nos hacen ver de manera engañosa.

Aquellos que han luchado por el conocimiento de sí mismos aprendieron a salir de las fronteras de sus limitaciones para trascender lo humano y despertar a lo divinino.

 Los seres humanos somos animales que hablamos y estamos dotados de razón, pero podemos acelerar nuestra evolución para adentrarnos en la experiencia que está más allá del pensamiento.

Custodios del Alma II

por Madhana | 29 de Enero de 2014 01:49

Etiquetas: custodios del alma pensamiento reflexion

Custodios del Alma (II)

........"Pensar" proviene de una voz latina que alude a la operación de pesar y, tiene múltiples significados: considerar, examinar, reflexionar, calcular, cavilar, rumiar....., unos más superficiales y otros más profundos, pero en definitiva, pensar, especialmente en occidente, ha llegadoa  convertirse en una actividad que no está exenta de una dolorosa melancolía, que puede llegar a deprimirnos y agobiarnos ante el peso inextricable de la existencia.

Estado psicomental

El modelo plástico de este estado psicomental está perfectamente plasmado en la obra "El Pensador" de Rodin, en la que la mano ayuda a soportar el a veces terrible peso del pensamiento contenido en la cabeza. Pero el escultor francés ha trascendido la pura abstracción, el mero concepto, la simple idea del pensar y ha sabido expresar un estado anímico mucho más complejo y moderno, algo realmente más íntimo y sutil: la pesadumbre y el malestar que acompaña también al pènsamiento.

Ahora bien, esta visión apesadumbrada del pensamiento responde a la concepción occidental, porque en otras culturas, especialmente en Oriente y en concreto en el arte indio, la gravedad y el dramatismo existencial no van ligados al acto de pensar y, podemos ver un ejemplo del distinto tratamiento de este asunto en la representación artística del Bodhisattva, que podríamos tomar como el equivalente oriental del Pensador de Rodin.

Actitudes expansivas y egocéntricas

Estas figuras, los Bodhisattvas Padmapani (tomando como ejemplo los bronces de Cachemira de los siglos VII y VIII), muestran un modelo iconográfico muy distinto, se representan en actitud reflexiva, pero relajada, abierta y expansiva, que viene resaltada por la propia composición de líneas centrífugas, a diferencia del modelo occidental que responde a una concepción predominantemente centrípeta. El arte oriental nos muestra la plasmación de una ternura pensativa y compasiva, mientras que en Occidente se refleja una actitud más narcisista y egocéntrica.

Tal vez de ahí deriva la sensación de pesadumbre del pensador occidental: de esa continua preocupación por nosotros mismos, por ese girar, a menudo obsesivo, alrededor de nuestra propia órbita.Tal vez la tensión ante el dolor, ante el sufrimiento de la vida, ante la angustia existencial, se liberaría, simplemente, al extender la mano hacia los demás, al desplegarnos, no al replegarnos. La solución que nos muestra el arte indio responde a toda una filosofía de la vida, en la que el pensamiento nos conduce al amor, a la compasión y a la acción desinteresada, liberándonos así de lat ensión egotista.

Sigue en III

Krishnamurti y el conocimiento

por Madhana | 27 de Enero de 2014 00:51

Etiquetas: krishnamurti, mente conciencia pensamiento trascendencia sabiduria

Necesidad de conocimiento

Los seres humanos, indagamos, exploramos, intentamos descubrir el misterio de la existencia, buscamos respuestas ante la insatisfacción de la vida.

Una respuesta ante tanta duda, podemos encontrarla en sabias palabras, en este caso las de Krishnamurti:

Krishnamurti sobre la mente y el pensamiento

"El pensamiento jamás  puede descubrir aquello que es intemporal, saber si existe la realidad, la verdad.Jamás puede en ninguna circunstancia, dar con esa inmensidad, y sin la  comprensión de esa totalidad, de esa dimensión en la que el tiempo como pensamiento y medida no existe, el pensamiento tiene que encontrar su lugar propio y limitarse a ese espacio.

 Sería interesante investigar el problema que constituye la observación de nosotros mismos. Cuando nos observamos, no nos estamos aislando, limitando, volviéndonos egocéntricos, porque como lo hemos explicado, somos del mundo y el mundo es lo que somos. Esto es un hecho. Y cuando como seres humanos examinamos todo el contenido de nuestra conciencia, de nosotros mismos, estamos investigando, de hecho, la totalidad del ser humano, ya sea que viva en Asia, Europa o América. Por consiguiente, no se trata de una actividad egocéntrica.

Cuando nos observamos a nosotros mismos, no nos volvemos egoístas, egocéntricos, más y más neuróticos, desequilibrados; por el contrario, al observarnos a nosotros mismos, estamos examinando todo el problema humano de la desdicha, del conflicto y de todas las cosas terribles que el hombre se ha hecho a sí mismo y a los demás.

 Es muy importante pues, comprender este hecho: que somos el mundo, y el mundo es lo que somos. Podemos tener peculiaridades superficiales distintas, pero básicamente, todos los seres humanos de este desdichado mundo, pasan por la desgracia, la confusión, la agitación, la violencia, la desesperación, la angustia.

 Hay pues un suelo común, sobre el cual todos nos encontramos. Así que cuando uno se observa a sí mismo, está observando a todos los seres humanos."

El pensamiento  tiene su lugar limitado, fragmentado y no puede por lo tanto comprender la totalidad. La Totalidad se encuentra más allá de la mente y el pensamiento, fuera de lo limitado.

Liderar

por Madhana | 27 de Enero de 2014 00:50

Etiquetas: liderar felicidad positividad pensamiento alegría

A veces hablamos de liderar proyectos y tomar decisiones. Las empresas abusan de estos términos. Gestionar, toma de decisiones, objetivos, metas, logros, clientela, beneficios.

... Reuniones y reuniones para aprender a comunicarse, vender productos, como ganar la clientela.. Llevo años escuchando esta cantinela, esta especie de mantras.

 Liderar significa tener un compromiso consigo mismo, no temer al cambio, disminuir el aferramiento a ideas de seguridad, las cuales inmovilizan y no permiten la lucidez; no tomar situaciones y circunstancias como una amenaza sino como una posibilidad de cambio y como un reto

.Si tenemos una mentalidad positiva y de optimización estaremos más cerca de obtener lo que vislumbramos, sean planes personales o laborales.

 Meditar para desarrollar la atención, seguridad, claridad de ideas; hacer ejercicio, antes de planificar las tareas, dejar espacio en la mente para aceptar situaciones no deseadas, tomarlas como parte de la vida y corregir y cambiar el rumbo donde fuese necesario.

Busquemos momentos de aislamiento personal o tiempo para el fluir de las ideas y no para ahogarlas con la ansiedad y la angustia. Desarrollemos la positividad, la atención, la ética, el respeto y el compartir con los demás.

 Las ideas que desarrollamos con alegría generan dopamina, creatividad y bienestar.

Las primeras horas tempranas de la mañana, ayudan al sosiego, la planificación, la alegría de un nuevo día y la maravilla que es vivir. Desarrolla y cultiva tu interior y no centres todas tus expectativas en objetivos solo externos. Combina lo interno con lo externo. No busques permanentemente la felicidad. Vívela momento a momento

Lidera tu propia existencia.

 

El arte de pensar

por Madhana | 24 de Enero de 2014 14:04

Etiquetas: arte pensar pensamiento filosofia meditacion

Una anécdota contada por Isaiah Berlin

Esta es una anécdota que le gustaba contar. En 1944 cuando trabajaba en la embajada británica en Washington, Isaiah Berlin fué llamado urgentemente para que se desplazase a Londres, y se dió la circunstancia que el único avión disponible en ese momento, era un bombardero, ruidoso e incómodo avión militar.

Debido a que la cabina no estaba presurizada, tenía que llevar puesta una máscarilla de oxígeno, que le impidió hablar durante todo el viaje, y tampoco había luz, lo cual le impedía también leer.Fué un largo vuelo.

 Después de esto, solía bromear diciendo: "Uno se encontraba reeducido a lo más terrible, - tener que pensar". Sabemos que el pensamiento, pesa y en muchos casos nos roba la calma.

 Este filósofo e historiador de las ideas que enseñó en Oxford, al igual que todos los intelectuales, han tenido y tienen en cuenta que el pensar, es utilizar lo más sofisticado que poseemos los seres humanos, con la finalidad de discernir, indagar, descubrir y mejorar la condición humana y su entendimiento. De hecho, Berlín había llegado a una conclusión que nos es familiar sin duda a todos: "Lo que siempre he querido, era conocer más hacia el final de mi vida, de lo que podía conocer al principio".

Sed de saber en lo humano

 En todos los ámbitos del conocimiento, el arte de pensar nos lleva a algún tipo de indagación. La ciencia trata de desentrañar los misterios de la existencia: el cerebro, los genes, nuestro comportamiento, como estamos constituidos, el universo, el avance en la física cuántica, astrofísica y tantísimas áreas del saber.

Más allá del pensamiento

 Por otro lado, nos encontramos con el ferviente deseo de desentrañar los misterios del yo, y aquí también aparecen grandes gigantes del pensamiento - Buddha, Sankara, Mahavira, ... que han utilizado el arte de pensar para proporcionar el pensamiento que nos lleva más allá del pensar; La Meditación.

La Meditación: El Pensar de la Totalidad

 La Meditación nos lleva al Silencio de lo más profundo, donde el pensamiento del yo cesa y surge la expansión de una Realidad que ahora se nos oculta a causa del diluvio de pensamientos que nos sujetan a lo efímero del yo, enclaustrándonos en experiencias tan limitadas que nos sumen en el descontento y la insatisfacción.

 Aprendiendo a sentir el Silencio, ecucharlo, verlo, saborearlo, es el otro Arte de Pensar. El Arte de la Totalidad o la Meditación.

Año nuevo, vida nueva

por Madhana | 31 de Diciembre de 2012 20:18

Etiquetas: yoga, poder pensamiento decisión estilo vida bienestar duda mente

Deseo de cambio

Suele decirse, año nuevo, vida nueva. Estamos llenos de buenos propósitos e intenciones y lo que anida en nuestra mente, es el deseo de cambiar y modificar nuestro estilo de vida.

Poder del pensamiento

 Si este es el caso, lo mejor es utilizar el poder del pensamiento. Hacerse una propuesta firme del logro o meta a conseguir, hacer un programa de las práctica que uno desea realizar, o bien comprometerse consigo mismo para dejar de lado cualquier hábito negativo.

Menos dudas y mayor decisión

 Cuando uno cree que tiene que esperar a que las circunstancias le sean favorables a fin de tomar una decisión, está confundiendo a su mente con la duda y la indecisión, lo cual implica que la mente se dispersa y pierde su poder; sin embargo, cuando uno adopta una idea prioritaria y la va alimentando, ésta ocupa el mayor espacio mental y crea una tendencia y un hábito positivo que se va reforzando y haciendo poderoso. De ahí, ese famosos dicho: "En lo que uno piensa, en eso se convierte".

 Si uno escribe en un encerado o pizarra, "mañana voy a practicar yoga", y al día siguiente se fija de nuevo en lo escrito en el encerado, aparecerá de nuevo la misma frase, "mañana voy a practicar yoga". Las buenas intenciones y el posponer actividades beneficiosas, sólo nos llevan a permanecer estancados y paralizados en nuestros antiguos hábitos.

Pensamiento y acción

 Hagamos pues con nuestras acciones que las circunstancias nos sean favorables y no esperemos a que éstas sean las adecuadas para iniciar algo en nuestro favor.

 Los pensamientos nos llevan a la acción, las acciones a crear hábitos, los hábitos nos conducen a desarrollar nuestra personalidad, nuestra personalidad crea nuestra manera de vivir, y hasta cierto punto el futuro.

Yoga, camino hacia el bienestar

 Salgamos de la duda, tomemos decisiones que nos favorezcan y comenzar a practicar yoga o bien a intensificarlo.

¿Puede el optimismo conducirte a un yo más feliz en el nuevo año?

por Wes | 10 de Febrero de 2010 21:27

Etiquetas: psicología pensamiento positivo emociones positivas realismo recobrar el optimismo cnacer

Barbara Ehrenreich

Barabara EhrenreichUno de los escépticos mas prominentes sobre el pensamiento positivo es una mujer: Barbara Ehrenreich, con su éxito editorial “Bright-Sided”: ‘Como la Inexorable Promoción del Pensamiento Positivo Ha Socavado America’ proclama que el pensar positivamente a largo plazo ofrece pocas bondades y puede incluso perjudicar. Creo que es importante considerar los comentarios si queremos comprender que es lo que realmente esta sucediendo en el área de la psicología positiva.

La gente más feliz es más propensa a creerse cualquier cosa

En un estudio publicado en el ejemplar de Noviembre del Australasian Science se encontró que la gente con un talante negativo en más critica con, y prestan mas atención a, su entorno que los que son más felices, siendo estos más propensos a creerse cualquier cosa que se les diga.

Un humor más negativo estimula el ser más precavidos

“Mientras que una actitud positiva parece estimular la creatividad, la flexibilidad, la cooperación y la confianza en nuestros procesos metales, la actitud negativa estimula estar más atento, pensar con mas cautela, prestar más atención al mundo exterior” Esto lo escribía en uno de sus estudios Joseph P. Forgas, un profesor de psicología social de la universidad de New South Wales in Australia.

El pensamiento positivo no prolonga tu vida

En Septiembre del 2007 en una publicación de la revista Cancer, el Dr. David Spiegel de la  Stanford University School of Medicine informaba que a pesar de que la terapia de grupo podía ayudar a las mujeres a enfrentar mejor su enfermedad, el pensamiento positivo no prolongaba significativamente sus vidas

Psicología positiva

El campo de la psicología positiva comenzó en 1998 cuando, Martin Seligman, presidente de la American Psychological Association, buscó estudios fidedignos sobre las emociones positivas. El Dr. Seligman concluyo: “Es cierto que puedes cambiar pesimismo por optimismo de una forma duradera.” Al Dr. Seligman no le gustó el libro de la Sra. Ehrenreich’s y dijo: “En lo que estamos de acuerdo Ehrenreich y yo — ambos tratamos de separar el trigo de la paja... Simplemente diferimos sobre lo que pensamos que es trigo ó que es paja”

¿Optimismo y recuperación mejorada?

James C. Coyne, un profesor de psicología y psiquiatría en la University of Pennsylvania School of Medicine, en un estudio reciente no encuentra una correlación entre optimismo y una mejora en la recuperación. Dijo: “El ser optimista es secundario para tener salud y energías” “Es fácil mostrar una asociación entre optimismo y la salud subsecuente, pero si tu introduces controles estadísticos adecuados — si consideras el punto de partida y los recursos materiales — entonces el efecto desaparece en su mayoría.”

Emociones positivas versus pensamiento positivo

Barbara L. Fredrickson, una profesora e investigadora de psicología de las emociones positivas en la University of North Carolina considera el pensamiento positive y las emociones positivas como dos fenómenos distintos. Nos dice: “El pensamiento positivo algunas veces puede conducirte a emociones positivas, pero no siempre”, “Es como la diferencia entre llevar una camiseta que dice ‘La vida es Bella’ y sentirlo en realidad en la profundidad de tus huesos estando agradecido por tu situación.

Realismo

La Sra. Ehrenreich quiere alentar el realismo, “tratando de ver el mundo sin colorear por nuestros deseos o temores, solo por su realidad.”

vista_aldeaduero.jpg
Formación Hatha 24 Oct.

Formación Hatha 24 Oct.

Hatha Instructor 200hs

Taller Yoga Iyengar*

Taller Yoga Iyengar*

Con Tais Gil - 02 Nov. 09:30

200hs Hatha - 19 Jan.

200hs Hatha - 19 Jan.

Curso RYT-200 Jan 19 - Mar 27

Taller meditación 25 Oct.

Taller meditación 25 Oct.

Te invitamos a la Meditación.

Profesor Hatha 31 Oct.

Profesor Hatha 31 Oct.

Profesores Hatha Yoga: 200 hs.

Narayani - 22, 23 Nov.

Narayani - 22, 23 Nov.

Autora "Nuevo Libro del Yoga" un bestseller

Amigas en Facebook

Amigas en Facebook

Muy contenta de la formación con vosotros, agradecida y con ganas de más.

Formación Hatha 24 Oct.

Formación Hatha 24 Oct.

Hatha Instructor 200hs

Taller meditación 25 Oct.

Taller meditación 25 Oct.

Te invitamos a la Meditación.

Profesor Hatha 31 Oct.

Profesor Hatha 31 Oct.

Profesores Hatha Yoga: 200 hs.

Taller Yoga Iyengar*

Taller Yoga Iyengar*

Con Tais Gil - 02 Nov. 09:30

Narayani - 22, 23 Nov.

Narayani - 22, 23 Nov.

Autora "Nuevo Libro del Yoga" un bestseller

200hs Hatha - 19 Jan.

200hs Hatha - 19 Jan.

Curso RYT-200 Jan 19 - Mar 27

Amigas en Facebook

Amigas en Facebook

Muy contenta de la formación con vosotros, agradecida y con ganas de más.