Tags en el tema de "trascendencia"RSS icon

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 21 de Junio de 2016 19:58

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda yoga sananda dalai lama

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

El fluctuar de la "felicidad"

"El conocimiento de sí mismo lleva al hobre a la felicidad", decía Platón.

Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presenten acorde a lo que cree.y, al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrados en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión diferente.

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 Hay un acercamiento a indagar las causas y en último extremo trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente, la cual determina nuestra identificación con los mecanismos de nuestro ego.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla, es la Meditación, que nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento.

Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 30 de Marzo de 2014 18:14

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 21 de Marzo de 2014 16:49

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

El pensamiento

por Madhana | 30 de Enero de 2014 00:34

Etiquetas: pensamiento filosofia sabiduria yoga busqueda trascendencia

El pensamiento y posibilidades de superarlo

El pensamiento ha creado unos adelantos de excepción que han mejorado nuestra calidad de vida. Adelantos increibles en medicina, descubrimientos grandiosos, viajes espaciales, comodidad, luz, agua caliente, erradicación de enfermedades y así sucesivamente. También nuestro pensamiento es la causa de guerras, destrucción, desacuerdos y conflictos,

 Ahora bien, es posible salir de las limitaciones a las que el pensamiento nos tiene sometidos?  El pensamiento crea división, tal como el yo y lo mío, tú y lo tuyo, lo cual genera conflicto a través de las etiquetas que ponemos que producen distancia y diferencia, lejos de cultivar unidad en la diversidad:

Chiitas contra sunitas,palestinos contra israelís, hindúes y musulmanes, tutsus y hutus, rvalidad y partidismo en política, fútbol, desacuerdos entre esposos, barreras entre países, diferencias étnicas, y todo aquello que vosotros podáis pensar e imaginaros.

El pensar sin salir del mismo pensamiento, adentrándonos en una búsqueda sin fin acaba produciéndonos insomnio.

Decía Platón: "Me quedé extenuado escudriñando la verdad", queriendo decir que le quitaba el sueño hasta extenuarle.

Así pues, zambullirse en pos de lo que está fuera de los sentidos y la mente, es una tarea que requiere una energía y solidez fuera de lo común..

 Nuestra vida está cautiva del movimiento ondulante de los pensamientos, como olas que suben y bajan en un plano horizontal, del cual no podemos salir y que nos mantiene enclaustrados en esta conciencia individual de cuerpo y mente.

Es aquí donde puede hacer su aparición la verticalidad del pensar - que apunta hacia la causa de nuestra manifestación - para salir de su influencia y de las limitaciones de la individualidad, y dejar atrás la frontera del yo, para trasladarnos hacia un nivel de Conciencia sin flímites lo cual significa romper las barreras de la insatisfacción y la mortalidad.

 Krishnamurti decía que "donde hay mente hay confllicto" y el pensamiento nos ata a la realidad dual que nos toca experimentar. Indagar y penetrar en el territorio de la selva del pensamiento, nos llevar a salir de las ataduras que la oscuridad o ignorancia nos hacen ver de manera engañosa.

Aquellos que han luchado por el conocimiento de sí mismos aprendieron a salir de las fronteras de sus limitaciones para trascender lo humano y despertar a lo divinino.

 Los seres humanos somos animales que hablamos y estamos dotados de razón, pero podemos acelerar nuestra evolución para adentrarnos en la experiencia que está más allá del pensamiento.

Krishnamurti y el conocimiento

por Madhana | 27 de Enero de 2014 00:51

Etiquetas: krishnamurti, mente conciencia pensamiento trascendencia sabiduria

Necesidad de conocimiento

Los seres humanos, indagamos, exploramos, intentamos descubrir el misterio de la existencia, buscamos respuestas ante la insatisfacción de la vida.

Una respuesta ante tanta duda, podemos encontrarla en sabias palabras, en este caso las de Krishnamurti:

Krishnamurti sobre la mente y el pensamiento

"El pensamiento jamás  puede descubrir aquello que es intemporal, saber si existe la realidad, la verdad.Jamás puede en ninguna circunstancia, dar con esa inmensidad, y sin la  comprensión de esa totalidad, de esa dimensión en la que el tiempo como pensamiento y medida no existe, el pensamiento tiene que encontrar su lugar propio y limitarse a ese espacio.

 Sería interesante investigar el problema que constituye la observación de nosotros mismos. Cuando nos observamos, no nos estamos aislando, limitando, volviéndonos egocéntricos, porque como lo hemos explicado, somos del mundo y el mundo es lo que somos. Esto es un hecho. Y cuando como seres humanos examinamos todo el contenido de nuestra conciencia, de nosotros mismos, estamos investigando, de hecho, la totalidad del ser humano, ya sea que viva en Asia, Europa o América. Por consiguiente, no se trata de una actividad egocéntrica.

Cuando nos observamos a nosotros mismos, no nos volvemos egoístas, egocéntricos, más y más neuróticos, desequilibrados; por el contrario, al observarnos a nosotros mismos, estamos examinando todo el problema humano de la desdicha, del conflicto y de todas las cosas terribles que el hombre se ha hecho a sí mismo y a los demás.

 Es muy importante pues, comprender este hecho: que somos el mundo, y el mundo es lo que somos. Podemos tener peculiaridades superficiales distintas, pero básicamente, todos los seres humanos de este desdichado mundo, pasan por la desgracia, la confusión, la agitación, la violencia, la desesperación, la angustia.

 Hay pues un suelo común, sobre el cual todos nos encontramos. Así que cuando uno se observa a sí mismo, está observando a todos los seres humanos."

El pensamiento  tiene su lugar limitado, fragmentado y no puede por lo tanto comprender la totalidad. La Totalidad se encuentra más allá de la mente y el pensamiento, fuera de lo limitado.

Cerebro y místca

por Madhana | 24 de Enero de 2014 14:02

Etiquetas: Cerebro Dios mística éxtasis trascendencia felicidiad ciencia

Ansia de saber

La información que poseemos hoy en día, no tiene parangón en la historia de la humanidad. La infinidad de tendencias en filosofía, neurociencia, física y todo tipo de ciencia del conocimiento humano se ven irradiadas hacia nuestra sociedad en todos los campos del saber, intentando dar respuestas al misterio de la existencia.

 Hay algo que a todos nos fascina en nuestra ansia por saber y, es el conocimiento de uno mismo. Que es lo que nos hace humanos, porqué pensamos de una manera u otra, porqué se dan acontecimientos no deseados, a que se debe tanta incertidumbre, por qué hay experiencias, sensaciones, sentimientos que surgen inesperadamente. A qué se deben mis estados mentales y deseos de creer en algo y porqué razón llegan a producirse experiencias de naturaleza mística o cuasi mística. La vida en definitiva está lllena de interrogantes y pocas respuestas claras.

 Vayamos pues hoy por una vía muy actual basada en estudios del cerebro y dejemos de lado cualquier tipo de creencia personal o religiosa, y de esta manera podamos acercarnos a estas conclusiones científicas con una mente más objetiva.

El engaño del Cerebro

Según los datos mas actuales en las investigaciones del cerebro y su comportamiento, nos hacen ver que la inmensa mayoría de nuestros actos, pensamientos, sentimientos y creencias, son inconscientes y sólo una diminuta parte es producto de lo que llamanos conducta consciente o volición, y que incluso, la construcción de nuestro "yo", es una construcción engañosa de nuestro cerebro y, que incluso éste, tiene una magnificada capacidad para fabular, engañar y sobre todo generar alucinaciones que acaban tomándose como realidades.

 A este respecto, ya he comentado en ocasiones anteriores las impresionantes obras de Oliver Sacks, Ramachandra, e incluso la obra del Dr. Rubia, "El cerebro nos engaña".

Cerebro y trascendencia

 Hay estructuras en nuestro cerebro, las cuales según las investigaciónes de reconocidos neurocientíficos, su activación produce la sensación de trascendencia o unidad con la divinidad y estos estados se han dado en todas las culturas y todas las épocas.

 Entre otros aspectos, algunos de los datos que aportan estas investigaciones, se enfocan en el hecho  de que en el sistema límbico. y de manera especial el lóbulo temporal, se albergan dos estructuras importantes, el hipocampo y la amígdala, cuya activación y estimulación producen sensaciones de trascendencia y estados similares al éxtasis.

Obviamente, no es este el mejor lugar para explicar la anatomía de estas regiones a fin de comprender mejor sus funciones, pero al menos si debemos considierar que el cerebro es cuando menos "el portador material de las funciones de la mente", como nuestro gran amigo el Dr. Rodriguez Delgado definió con gran acierto.

 Poor lo tanto, estas àreas cerebrales - según los neurocientíficos - son las responsables  de las experienciias relacionadas con sensaciones de felicidad poco comunes, alegría, paz, la trascendencia de la dualidad sobre todo entre sujeto y objeto,  la desaparición del tiempo y el espacio, la disolución del sentido del yo y otros estados de inefabilidad.

Culturas y éxtasis

 Estos estudiosos del cerebro afirman por lo tanto que en las diferentes culturas han hablado de lo mismo con nombres diferentes. De esta manera, tenemos el Satori en el budismo zen, Samadhi en el yoga, Nirvana en el budismo, Moksa en el hinduismo, Espíritu Divino en Plotino, el Éxtasis de S. juan de la Cruz y Sta Teresa. e incluso podemoso citar el Evangelio según S. Lucas que dice: "El Reino de los cielos está dentro de vosotros".

¿Es el Cerebro Todo?

¿ Qué más se puede decir? Pues nada; entonces busquemos en nuestro cerebro y hagamos de éste nuestra exclusiva religión. Así que Dios es nuestro cerebro y nuestro cerebro es Dios. Cuidémoslo por si acaso, no sea que ese kilo y medio que transportamos por el sendero de nuestra vida limitada nos obligue a pensar algo así:

No te olvides que lo inabarcable soy yo; no ote olvides que lo infinito soy yo; no te olvides que el universo soy yo.

 La ciencia nos ayuda a desenmascarar engaños y a comprender con mayor razonamientro y a eliminar falsas creencias, pero tampoco puede erigirse en un nuevo representante eclesial que imparta doctrina.

Todos queremos conocer la verdad o verdades y la exposición de conclusiones requiere tacto, rigor, tolerancia y comprensión del territorio limitado en el que todos nos movemos.

 Se puede observar -como se aprecia en uno de nuestros programas aquí representados con nuestros prestigiosos colaboradores, -donde temas de extraordinario valor sobre Cerebro, Mente, Conciencia, Salud y Espiritualidad, son frecuentemente tratados por nosotros.

Sed de ser

 Una cosa es la expresión de la Realidad a través de algo y otra cosa es que ese algo se considere la Realidad última. La bombilla sólo manifiesta la invisibilidad de la electricidad.

 Creo que no puedo terminar mejor estas líneas que con las palabras de D. Miguel de Unamuno, llenas de sentimiento y ambición del conocimiento metafísico:

 "El universo visible me viene estrecho.... Más, más y cada vez más; quiero ser yo y, sin dejar de serlo, ser además los otros , adentrarme en la totalidad de las cosas visibles e invisibles, extenderme a lo ilimitado del espacio y prolongarme a lo inacabable del tiempo. De no serlo todo y por siempre, es como si no fuera... ¡O todo o nada!... ¡Sed de ser, sed de ser más allá!

 

La confusión sobre el vivir sin ego

por Madhana | 19 de Diciembre de 2013 23:43

Etiquetas: ego vivir trascendencia fuerte débil filósofos Ramesh balsekhar sri sri ravi sankar salvador panikerdimension

Confusión sobre el ego

A nivel popular hay frases que suelen ser destacadas sobre todo en el terreno de la llamada "espiritualidad". Reina la confusión, juicios de valor hechos a la ligera, conclusiones fuera de la realidad y un sinfín de ideas y opiniones que no tienen fundamento alguno. Frases tales como, "esa persona tiene mucho ego", en el camino espiritual hay que "aniquilar el ego", tal o cual maestro tiene un "gran ego", aquel otro guru es tan humilde que "no tiene ego", o bien para "no tener ego o desprenderse de él, no se deben tener posesiones o bienes materiales", y así sucesivamente, en una incontable forma de dar opiniones gratuitas.

 En el territorio de la filosofía, psicología, la religión y el entendimiento de la espiritualidad, se disparan las definiciones sobre el ego. Sin embargo, como indico, circula en los ámbitos dek orientalismo en Occidente que el ego tiene que ser "liquidado".

!Qué triste manera de empobrecer nuestra realidad individual y de crear problemas a nuestra existencia!! Si acaso, es conveniente entendernos a nosotros mismos, el mundo que nos rodea e intentar transmutar "la imperfección y  limitaciones que pueden constituir nuestro yo".

 Muchos han sido los diálogos que he tenido con Sri Sri Ravi Sankar, fundador del Art of Living (en la foto), Ramesh Balsekar, suamis, neurocientíficos, filósofos, yoguis, psiquiatras, literatos y personas cultivadas en los distintos caminos del saber, cada quien dando su propia versión.

No se puede vivir sin ego

Veamos pues. Sin ego no se puede vivir, ya que de ser así no habría existencia individual. De acuerdo con las tradiciones orientales y con la mística occidental, se puede vivir utilizando como es obvio el ego y vivir sin llegar a identiificarse plenamente con él.

Creo que las palabras de Ken Wilber pueden ser muy aclaratorias en lo que a este tema respecta:

" Se tiene la curiosa idea de que los sabios, místicos, buscadores sinceros de la Verdad no tienen necesidades ni deseos carnales y, se pasan la vida sonriendo y que de cintura para abajo están muertos.

Se me antoja lamentable que se crea que los sabios no tienen problemas con las cosas que conciernen a todo el mundo, como el dinero, la comida, el sexo, y como si la mística o espiritualidad no sirviera tanto para vivir la vida con plenitud como para reprimirla".

 

 

Del ego a la ampliación de la conciencia

 El aprendizaje no consiste en aniquilar el ego, destruirlo, eliminarlo, vivir sin él, lo que llevaría no a la sabiduría sino a un estado caótico de psicosis al negar la realidad psicofísica del individuo; más bien, la tendencia inteligente es aceptarlo, buscar el refinamiento para salir de la identificación con lo burdo, lo pasajero e impermanente  y en saber ampliar el espectro de la conciencia y extenderla hacia la Totalidad, saliendo de esta manera de la fragmentación del yo o ego, que en último extremo le hace darse cuenta al sabio que no es lo más elevado de la existencia.

 Es un hecho contrastado que un camino hacia la Liberación requiere un ego fuerte y poderoso y con la convicción de llegar a trascenderlo, lo cual requiere vigor, valor, inteligencia y deseo de libertad. Puedo asegurar por vivencias muy cercanas con maestros altamente considerados, que sus egos eran y son abrumadoramente absorbentes y diamantinos.

Es bueno asimismo, que sepamos diferenciar el abuso y aprovechamiento de poder que muchos en el nombre de la "espiritualidad" utilizan para someter a otros muchos, bajo la excusa de aniquilar su ego y así quemar su karma. No debemos caer en estas trampas emocionales que al fin y al cabo son causa de esta gran confusión, alimentándola incesantemente.

 Si por otro lado, el ego es débil y enfermizo, la falta de identidad con uno mismo, sólo hará pensar como fortalecerlo, lo cual ayudará inevitablemente a que uno piense más en sí mismo y no en ningún tipo de desprendimiento, lo que provocaría gran desasosiego e inquietud.

La conciencia- testigo

 El ego como tal es limitado y la identificación única y exclusiva con él nos lleva a un camino sin salida.

He aquí, donde la sabiduría aparece para llevarnos mediante la meditación a la Conciencia-Testigo, que ve el ego pero sin llegar a identificarse con él, en palabras del filósofo Salvador Pániker.

 La finalidad no está en el ego. El fin último es la expansión de la conciencia utilizando el ego para vivenciar una dimensión más profunda que desborda la experiencia personal.

 

El cuestionamiento sobre el ego trascendido

 Cuando se contempla a un maestro considerado liberado, jivamukti, iluminado, que ha supuestamente alcanzado la trascendencia, ¿hay alguien que pueda saber que esto es así?, ¿que se encuentra en ese estado trancendental habiendo alcanzado la eliminación de su ego?

 Nadie puede hacer semejante aseveración, puesto que nadie tiene capacidad para percibirlo y entendelo. Sin más, la mayoría de las personas lo acepta sin cuestionamiento alguno.

Llámese Ramana Maharshi, Aurobindo, Suami Sivananda,Sai Baba, San Juan de la Cruz, todas las experiencias de las que se hablan de acuerdo con las tradiciones, para nosotros son ideas, conceptos, construcciones mentales o percepciones de nuestro ego.

Ellos tampoco pueden vivir sin ego, aunque se supone que lo comprenden.

El ego con sabiduría

 No se puede vivir sin ego, pero podemos sumergirnos en un estado desconocido que supuestamente nos lleva más allá del ego. Hay deseos que atan y deseos que liberan. El deseo del refinamiento y conocimiento del ego y aprender a trascenderlo es vivir con sabiduría.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 05 de Septiembre de 2013 00:00

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 17 de Abril de 2013 23:44

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 17 de Marzo de 2013 00:41

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda

Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

 Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presentes acorde a lo que cree.y al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrador en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión hacia el interior

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 El acercamiento se acerca a indagar las causas y trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente que determina nuestra identificación con los mecanismos de cuerpo y mente.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla que es la Meditación, nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento. Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.