Algunos aspectos sobre la felicidad

por Madhana | 21 de Junio de 2016 19:58

Etiquetas: felicidad filosofia trascendencia meditacion busqueda yoga sananda dalai lama


Reflexiones sobre la felicidad

Muchos son los estudios, opiniones, obras y reflexiones sobre la felicidad, palabra por otro lado utilizada con mayor frecuencia que ninguna otra.

 El brillante filósofo Julián Marías, solía decir que es el imposible necesario ya que no podemos renunciar a lo largo de nuestra vida - que nos acompaña el deseo de felicidad - y que es la meta como finalidad de nuestro esfuerzo.

 La felicidad la buscamos constantemente, no podemos dejar de buscarla, no la podemos encontrar, no la podemos conservar.

El fluctuar de la "felicidad"

"El conocimiento de sí mismo lleva al hobre a la felicidad", decía Platón.

Podemos tener "islas" de felicidad, "tomas" de felicidad, pero en realidad podría ser una mejor o más acertada clasificación hablar de momentos, sensaciones, emociones o vivencias que se desvanecen, alegría, contento, enfado, placenteras, dolorosas, es decir, que estamos atrapados en la impermanencia del fluctuar entre el placer y el dolor.

La vida es inseguridad, incertidumbre y el ser humano descubre su insuficiencia y futuriza su existencia en proyectos que espera se presenten acorde a lo que cree.y, al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

La filosofía se hace preguntas sobre la realidad, el sentido de la vida, ya que el ser humano necesita a que atenerse; le falta certidumbre radical, porque se refiere a sus raíces.

 Hay disquisiciones, opiniones, discusiones, disputas, tendencias filosóficas, pero en realidad nos sentimos enclaustrados en este componente psicofísico que configuran mente y cuerpo.

Una visión diferente.

 Desde una óptica distinta, en Oriente se comprende perfectamente esta dimensión limitada de la existencia humana y también su necesidad de dicha.

 Hay un acercamiento a indagar las causas y en último extremo trascenderlas con el fin de descubrir esa raíz o esencia que va más allá de la propia mente, la cual determina nuestra identificación con los mecanismos de nuestro ego.

 Una filosofía liberadora o perenne y un puente para cruzar a la otra orilla, es la Meditación, que nos hace experimentar una vivencia que sobrepasa todo entendimiento.

Posiblemente, no sería mala idea considerar que la Felicidad pueda encontrarse en el interior y que la vida tiene su ritmo y su música que tenemos que aprender a bailar el ritmo que nos marca.

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus

Comentarios 

Rss Suscribirse a los comentarios de este mensaje

Dejar un comentario