ES | EN

Lotus or lilly for blog

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos


Ni demasiado tenso, ni demasiado flojo

Buddha y la Meditación

En una ocasión un músico se acercó a Buddha para que le instruyera en la práctica de la meditación, preguntándole: "Como debería estar mi mente cuando practico? ¿Debería hacer un gran esfuerzo tratando de concentrarme y mantenerla por todos los medios sometida, o debería relajarme y dejarla vagar hacia donde quiera moverse?

El Buddha mirándole fijamente le contesta con una pregunta: "Cuando afinas tu instrumento musical, tensas mucho sus cuerdas o las dejas muy flojas"?

A lo que el músico replicó: "Ni demasiado tensas, ni demasiado flojas, solo en su justa medida.

Buddha pacientemente contestó: "De la misma manera que afinas las cuerdas de tu instrumento musical, así deberías hacer con tu mente en la meditación. Ni demasiado tensa, ni demasiado floja. Así escucharás el inigualable y melodioso sonido de tu interior.


El Yoga Moderno y su fascinación (2)

sigue al (1)

Swami Sivananda, impulsor del Yoga en India y Occidente.

Aún cuando Swami Sivananda nunca visitó Occidente, sus discípulos más destacados han sido emisarios de sus enseñanzas y, sembraron las semillas del saber yóguico, y que muchos de nosotros hemos recogido con gran aprecio e inmensa fortuna.

Por medio de la inconmensurable labor de grandes maestros - discípulos de Swami Sivananda -, han transmitido como pocos, una tradición milenaria, apoyada en una filosofía liberadora, y en métodos eminentemente prácticos dentro del Hatha Yoga, y del conocimiento de la mente a través de la meditación y asimismo, técnicas energéticas de pranayama.

Discípulos destacados

Algunos de los más importantes maestros de la tradición de Swami Sivananda, y grandes referentes mundiales, son Swami Vishnudevananda, Swami Chidananda, Swami Satchitananda, Satyananda, Swami Chinmayananda, Swami Krishnananda, Venkateshananda y, muchos otros, de quienes he tenido la fortuna de hacer inmersiones profundas yóguicas a través de sus enseñanzas.

Swami Sivananda, autor de más de 300 libros, enseñaba un Yoga Integral de forma extraordinaria, y fué una figura señera de esta tradición milenaria en su ashram de Rishikesh.

Esencia de sus enseñanzas

Conocedor del cuerpo - ya que era médico - se dedicaba a diagnosticar la enfermedad del sufrimiento humano y, para ello, enseñaba los diferentes estilos de Yoga: Karma, Bhakti, Hatha, Jñana, Raja, Tantra, Kundalini .... que transmitía en sus discursos, tanto imperativos como contagiosos hacia los buscadores de lo Profundo.

En pocas palabras puede sintetizarse su mensaje: "Sirve, Ama, Da, Purifícate, Medita, Realízate". Palabras éstas, que recogen un saber en dirección a lo Sublime y, de las que me he visto impregnado en mis estancias en el Ashram en India.

Swami Vishnu, también de manera aforística, destacaba en sus mensajes a los practicantes yóguicos: "La salud es riqueza; la paz mental es dicha. El Yoga enseña el camino".

Continua en (3)


Madre Teresa: Amor de Oriente y Occidente.( en su recuerdo)

Madre Teresa de Calcuta

Creo que es necesario traer a nuestra conciencia y a la propia sociedad el recuerdo de sres excepcionales que se has desvivido por sus semejantes y que son un ejemplo para combatir el egoísmo.

El amor, altruismo, la compasión y el compartir la vida, dedicándola a los demás, nunca pasará de moda. Más bien hay que rescatarlo y poner estos valores al servicio de los otros en estos días, donde reina la confusión y el egoísmo desmedido.

Viene a mi mente el recuerdo de muchas de mis vivencias con grandes maestros que han enseñado - y otros en la actualidad lo siguen haciendo -, como transformar nuestra vida, pero una de las inolvidables experiencias, fuè mi encuentro con la Madre Teresa de Calcuta, ejemplo de amor, entrega, abnegación, renuncia y esfuerzo. De ese encuentro quiero narrar y rememorar algunos momentos vividos.Madre Teresa

Cuando se contempla el panorama internacional hay pocas personas que dispongan de esas cualidades, -también aflora la imagen de otro benefactor de la humanidad recientemente desaparecido, Vicente Ferrer -, pero en toda noche hay estrellas que brillan con luz propia, y en la època que nos ha tocado vivir, refulge destacada una estrella, Madre Teresa de Calcuta, aunque físicamente desaparecida.

 

Como un árbol dadivoso

 Ella es el puente entre Oriente y Occidente, es la manifestación de la universalidad. Es la unidad en la diversidad. Un àrbol frutal cuando está cargado se inclina y prácticamente nos dice: aquì estoy dispuesto a ofrecerte todo lo que poseo y compartirlo contigo.

Así era Madre Teresa. Su cuerpo con un continuo gesto de dádiva, estaba siempre inclinado de tanto dar y servir a sus semejantes.

Observándola detenidamente, sus movimientos eran ágiles y llenos de armonía. Su rostro arrugado denotaba quizá el sufrimiento de todos aquellos pobres y desamparados que ella atendía con tanto esmero.

Sus ojos serenos y brillantes, rezumaban tal ternura que yo tenía la sensación, que estaban buscando a los más pobres de los pobres, a los enfermos y moribundos para posarse en sus maltrechos cuerpos e irradiarlos con amor infinito.

Esos ojos llenos de compasión, son las ventanas por las que se expresa su alma, tan unida a la grandeza de su espíritu interior. Sus manos delicadas y firmes, siempre se extendieron de forma constante, no para apoyarse, sino para sostener a otros, no para recibir sino para ofrecer; tan llenas estaban de riqueza, que desparramaban inagotablemente lo que poquísimos poseen: amor y desprendimiento.

Su voz cálida y entrañable acompañada por una dulce sonrisa, penetraba en mi mente con sencillas palabras llenas de convicción como una maestra amorosa, enseñando cual es el camino para acabar con el egoísmo y cambiar la naturaleza humana en divina. Sus frases eran siempre de aliento, a pesar de conocer mejor que nadie el sufrimiento y la miseria humana.

Ejemplo para los poderosos

 Los poderosos disputaban su compañía; reyes, jefes de estado, políticos, organizaciones. Su humildad hacía que muchos se sintiesen avergonzados de sí mismos. Tantos y tantos, buscan nombre, poder y riqueza; ella, como muy pocos, servía. amaba y daba sin barreras de credo o raza.

Su ser desprendía serenidad y al acercarse a ella, las emociones negativas que anidan en nuestro interior como la crispación, ansiedad, angustia, temor cólera  y otras muchas que son producto de los deseos egoístas, nos hacían ser más conscientes que son generadores de insatisfacción y dolor.

Me daba cuenta que su quietud, sosiego y fortaleza se debía a todo lo contrario: olvidarse de si misma para entregarse y fusionarse con todos aquellos a quienes servía.

Su fe era ilimitada y no se consideraba la hacedora de sus obras y trabajos. Decía ser meramente un instrumento en manos de Dios. En mi conversación con ella, le preguntaba, quién es y donde está Dios?

Con dulzura inenarrable me respondía: "Cuando sirves a un pobre, lo sirves a El, cuando miras a un pobre, lo miras a El, cuando tocas a un enfermo, lo tocas a El".

El amor profundo

Un pensamiento me surge veloz y se lo proyecto sin dudar. ¿Porqué existe tanto egoísmo en el ser humano?. Una vez más su positividad y vivencia del amor le hace exclamar

 :"Hay seres extraordinariamente bondadosos,de forma especial, los jóvenes y nuestros pobres". "Hemos sido creados para amar y ser amados". La miro de nuevo y surge en mi mente otra pregunta: Madre,¿cuál es el camino para lograr la felicidad? a la que candorosamente me responde: "Un corazón compasivo, limpio y puro".

Claro está que su fuerza se basaba en el amor y la oración, algo difícil de entender para muchos de nosotros, pero que a través de su poder, la Madre Teresa buscó sin dudarlo, la presencia de lo Divino.

Me siento dichoso de haber conocido un ser excepcional como la Madre Teresa y en su momento habíamos quedado de vernos en Vigo,  adonde la había invitado a participar en un programa sobre Yoga y Paz. Seguro que todos que la recordamos, nos invita a fomentar el desprendimiento y la entrega de lo que tanto ejemplo dió.

Madre Teresa, sigue siendo la manifestación viva del sentimiento más profundo que existe en el ser humano: El Amor.

Es el Amor de Oriente y Occidente

En mis próximos mensajes, escribiré acerca de mis encuentros con grandes personajes y maestros. Si deseáis conocer más, podéis ver nuestra pàgina, yogasananda.com


El Yoga Moderno y su fascinación (1)

Hacia la fascinación del Yoga.

Vemos que en Occidente existe un extraordinario interés y desarrollo del Yoga que ha calado hondo en nuestra forma de vivir. Podría definir el término Yoga Moderno como "distintos tipos de yoga que de alguna manera se han desarrollado motivado al interés en la filosofía de la India por parte de los occidentales, así como la fascinación de diferentes prácticas de Hatha Yoga, - a lo que también se podría añadir -, por el interés mostrado por hindúes relacionados con Occidente.

Thoreau, interés por el Yoga.

Aunque podría remontarme a tiempos pretéritos con el fin de explicar el comienzo de la inclinación occidental hacia el yoga y su tradición, nos podemos aproximar al año 1849, cuando el trascendalista Henry David Thoreau (1817-1862), expresó su deseo de practicar yoga, y en muchas ocasiones se sentía un yogui, tal y como dió a entender en muchos momentos, y es aquí, donde diversos expertos consideran que se genera una de las primeras manifestaciones por parte de un occidental, con un vehemente pensamiento de practicar Yoga y meditación.

En sus escritos habla de sus experiencias cuando busca en su interior, más allá del mundo de los sentidos donde "todas las barreras y paredes se disipan" y su conciencia es como "un mar infinito", un "océano sin orillas", "nos volvemos como un lago en absoluta quietud del más puro y transparente cristal",  y durante esas experiencias, " todos los enigmas y misterios son resueltos".

Swami Vivekananda y su influencia

Uno de los personajes capitales que han tenido una enorme influencia en la diseminación del yoga y su filosofía, ha sido Swami Vivekananda, quien se dió a conocer en su participación en el Parlamento sobre Religiones realizado en Chicago en 1893, donde fué recibido calurosamente por los asistentes, los cuales mostraron gran interés en la espiritualidad hindu.

Tal y como comenta Elizabeth De Michelis de la Universidad de Cambridge, Swami Vivekananda permaneció en los EE.UU., hasta 1897, retornando para una breve visita en 1899.

Fué durante este viaje cuando se publicaron dos de sus obras más influyentes, -Karma Yoga y Raja Yoga -. Las otras dos obras que también gozan de reconocimiento, - Jñana Yoga y Bhakti Yoga -, no fueron publicadas hasta después de su muerte en 1902.

Estos cuaro tipos de yoga expuestos en estos trabajos, han servido a muchos autores para crear una especie de mapa, con el fin de moverse por el complejo territorio del yoga y su filosofía, asignando a distintas personalidades o tipologías, un tipo de yoga de acuerdo con sus inclinaciones, características e interés:

Cuatro Modelos de Yoga.

Raja Yoga, para el meditador o aquel que desea conocer su mente, controlarla y desentrañar sus misterios. Bhakti Yoga para aquellos con una psicología devocional. Jñana Yoga, para el buscador con una mente más filosóica que pretende discernir, indagar e incluso especular teológicamente. Por último, Karma Yoga, enseñanza basada en realizar las acciones con entrega y desprendimiento o desapego por los resultados de la acción, tal y como expone el Bhagavad Gita.

El libro de mayor influencia de Swami Vivekananda ha sido sin duda, sobre el Raja Yoga, un texto que a veces ha guiado y también confundido de alguna manera a practicantes occidentales por su forma de presentar aspectos filosóficos entremezclados, y a veces poco esclarecedores en sus comentarios, pero ello no le resta el mérito de que sus obras fueran ampliamente extendidas tanto en Oriente como Occidente.

(Continua en 2)

 


Yoga, Krishnamacharya y sus grandes discípulos

Tradición de Yoga

Ya he mencionado con anterioridad aspectos de la tradición de Yoga de acuerdo con T.Krishnamacharya (1888-1989) y que sus principales discípulos han enseñado y enseñan métodos distintos a los que haré referencia a continuación.

B.K.S. Iyengar

 B.K.S. Iyengar, (1918-2014) por otro lado, cuñado de Krishnamacharya, ya que éste estaba casado con su hermana, pasó más bien poco tiempo con su guru. Durante la primera fase de enseñanzas de Krishnamacharya, un joven Iyengar practicó un tipo de yoga más bien intenso y desarrolló una increible habilidad para realizar posturas complicadas y, desde Puna, Iyengar Yoga se popularizó en occidente, contando con alumnos famosos entre los que se encontraban J. Krishnamurti y el violinista Yehudi Menuhin. Su libro "Luz sobre el Yoga" tuvo gran acogida. De acuerdo con la opinión de Sritvasa Ramaswami, quien estuvo con Krishnamacharya más de treinta años, el método de Iyengar omitió una serie de principios de la enseñanza de su maestro, tales como la secuenciación de las asanas, el uso de las contraposturas y la completa sincronización de la respiración.

Sri K. Pattabhi Jois

 Otro gran maestro contemporáneo que aprendió de Krishnamacharya en su época de Mysore, ha sido Sri K. Pattabhi Jois (1915-2009). Aparte del aprendizaje con su guru, con quien estuvo alrededor de veinticinco años, guruji como también era conocido Pattabhi Jois,  fundamentó su método en el libro Yoga Makaranda de Krishnamacharya a principios del año 1934- aquí habría que indicar y, lo haré en su momento, que siempre se hace mención al Yoga Korunta, acerca del cual hay mucho misterio y leyenda -.

 El sistema fué nominado Ashtanga yoga (bajo el criterio de los 8 procesos del Raja Yoga o yoga clásico, aún cuando no hay una relación directa con esta práctica). Ashtanga Vinyasa Yoga, es un sistema de movimientos vigorosos como bien sabido es y sincronizando el movimiento con la respiración llamada ujjaji; sin embargo, como indican otros discípulos de Krishnamacharya, las enseñanzas de éste, tienen más bien que ver con un movimiento y respiración lento, suave y coordinado. Así pues, el Ashtanga Vinyasa adoptó secuencias del Yoga Makaranda así como lo absorbido por Pattabhi Jois durante su relación con su maestro.

No hay duda que el Ashtanga Yoga, tal y como lo enseñó Pattabhi Jois durante tantos años se ha hecho inmensamente popular en Occidente y muchos somos los que durante su vida hemos ido a Mysore para aprender de este gran guru.

T.K.V. Desikachar

 En una època más tardía de su vida, Krishnamachaya enseñó a su hijo T.K.V. Desikachar lo que se considera lo más genuino de su sistema. Desikachar, adaptó las asanas a las necesidades individuales y sus aplicaciones terapéuticas, encontrando de esta manera los practicantes un estilo de yoga más suave y beneficioso para ellos, que los estilos más intensos de Iyengar y Pattabhi Jois. El vinyasa krama ( movimiento y secuencia), hace que el acercamiento a las asanas,  sea algo extraordinario. Integrando las funciones de la mente, cuerpo y respiración, el practicante experimenta el gozo de los beneficios del yoga.

Srivatsa Ramaswami

Todos estos métodos quizá represente una porción de los vinyasa krama que Krishnamacharya enseñó. Hay multitud de variaciones que incluyen un espectro más amplio y diverso de su metodología, donde cada movimiento es llevado a cabo con lentitud y plena sincronización con la respiración, siendo todo ello enseñado hoy en día por Sritvasa Ramaswami, quien cada día que transcurre tiene mayor consideración.

 

A.G. Mohan

Un maestro altamente reconocido en la actualidad y también discípulo de Krishnamcharya durante 18 años (1971-1989), es A.G. Mohan  que utiliza tanto la psicología como la filosofía y terapia del yoga como método para el bienestar, recomendando como adoptar correctamente las asanas, mantenerlas y finalizarlas, al igual que combinarlas adecuadamente con la respiración y recomendando principios ayurvédicos, así como personalizar la práctica de yoga creando una secuencia en particular para cada persona. Con su esposa e hijo, A.G. Mohan disemina en la actualidad sus métodos de yoga.

Indra Devi

 

Una mujer excepcional no podía faltar como discípula de Krishnamacharya, y no ha sido otra que Indra Devi, "La primera dama del Yoga", como fué "bautizada" en los Estados Unidos en la década de los 50  y que dedicó su vida a la difusión del yoga, la paz y el amor.

Fortuna la mía fué conocerla en Buenos Aires en uno de mis viajes a Sudamérica.

 

 

BNS Iyengar

Siguiendo con los discípulos en la tradición de Sri. T. Krishnamacharya  traigo a estas líneas a BNS Iyengar de Mysore quien enseña en Patanjala Yogashala, lugar lleno de encanto hindú, una combinación suave de Ashtanga yoga y aspectos que promueve Desikachar.

He disfrutado enormemente con sus clases y la práctica de intenso pranayama ha sido muy satisfactoria.

 Todos estos maestros que provienen de la tradición de T. Krishnamacharya, han establecido el reconocimiento del yoga, "colonizando" de forma altamente positiva las mentes de los occidentales, en favor de un estilo de vida que procura indagar en el interior a fin de descubrir el misterio del ser humano y su razón de existir.


meditando

Meditando

Muchos son los métodos meditativos que históricamente surgen y, que por razones de espacio no podemos aquí explicar y extendernos, pero sí vamos a centrarnos en compartir algunas enseñanzas sobre la meditación, las cuales indudablemente pueden ser de gran ayuda a quienes las lleven a la práctica y que procuraremos explicarlas con sencillez.

Tengamos en cuenta estos principios: RAIN

La primera consideración es que debemos tener en cuenta una serie de principios, y para ello vamos a apoyarnos en el acrónimo RAIN.

Ante la Meditación intentamos mantener una mente Receptiva, con plena Aceptación ante lo que surge y poder Investigar internamente con una mente No-juzgadora.

Plena atención, con la intención de no seleccionar nada, sin apegarnos a nada, sin rechazar nada. Es obvio que la mente no está entrenada para que esto ocurra, por ello, nuestra actitud es de apertura y aceptación.

 

 

 

Grandes maestros y métodos de Meditación

Birmania, hoy en día conocida como Myanmar, al igual que Tailandia y Sri Lanka,  son depositarios de una gran tradición budista en la que grandes maestros han impartido la meditación, como Ledi Sayadaw, U Ba Khin,  N.S. Goenka, Ajahn Cha, Ajahn Sumedo, Anagarika Munindra, Dipa Ma, Nyanaponika Thera o siguiendo estas tradiciones, Christopher Titmuss, Joseph Goldstein, Jack Kornfield y Sharon Salzburg entre otros.

Comenzamos acercándonos al linaje de Mahai Sayadaw y U Pandita .

Meditación observando el abdomen

Siéntate en una postura meditativa. Mantén la atención en el movimiento del abdomen, no imaginándote pensamiento alguno, no intentando visualizar cosa alguna. Simplemente observa y experimenta la sensación del movimiento. No trates de controlar o forzar la respiración, solo contempla o permanece atento al movimiento del abdomen; como sobresale de forma natural y como cae o entra de forma natural sin intervenir en ese proceso.

Puedes etiquetar también mentalmente el movimiento del abdomen, repitiendo: IN - dentro. OUT - fuera.

Anapana Sati. Observación de la respiración en las fosas nasales.

Sé consciente de la respiración como entra y sale a través de las fosas nasales en el área entre éstas y el labio superior. Mantén la atención en la respiración, de igual manera que un vigilante atento, observa en una puerta  la entrada y salida continua de personas en un edificio.

Recuerda que no necesitas forzar o controlar la respiración. una y otra vez, vuelve con gran paciencia la atención de tu mente a la respiración; como el aire entra y sale por tus fosas nasales. Esto ayuda a anclar la mente en ese proceso, y cuando sensaciones, pensamientos o cualquiera de los contenidos de tu mente surjan, procura observarlos sin reaccionar y juzgar, volviendo tu atención a la respiración.

 

Contando de Uno a Diez.

Observa tu respiración, como entra y sale el aire a través de las fosas nasales. Observa la inspiración, observa la espiración y mentalmente cuenta uno, observa la inspiración, observa la espiración y cuenta dos, y así sucesivamente contando al espirar hasta diez.

Una vez que hayas llegado a diez, vuelve a iniciar la cuenta desde uno y así sucesivamente. Habrá momentos en que pierdas la cuenta o bien no sepas en que número vas contando, o bien has sobrerpasado el diez. No debe preocuparte. Vuelve a observar la respiración y comienza de nuevo desde uno.

Soto Zen

Observa el fluir de las sensaciones y pensamientos como un espectador sin aferrarte ni rechazar ningún tipo de sensación. Conviértete en un testigo de los procesos que surjan con una mente ecuánime.


Meditación-Mindfulness

La meditación: Corazón de la enseñanza del Buddha

Inicio estas palabras trayendo a mi memoria el encuentro y enseñanzas recibidas por Amadeo Solé-Leris con quien hace ya años, aprendí aspectos del budismo y meditación ya que él se encontraba muy cercano a Goenkaji.

Empezamos recordando pues, que la meditación es la esencia de las enseñanzas del Buddha, es decir, cultivar y desarrollar las capacidades psicomentales para superar la insatisfacción interna y externa. En su inigualable obra "El corazón de la Meditación Budista", Nyanaponika Thera - en la foto -, expone de forma magistral la meditación.

Es conveniente recordar que desde el punto de vista del budismo, la insatisfacción o dukkha es consecuencia de una expectativa basada en una percepción incorrecta de la realidad.

El cultivo o desarrollo - para ello se utiliza el término bhavana -,  comprende dos grandes ramas, a saber: Samatha y Vipassana.

Samatha quiere decir, "serenidad","calma", "sosiego" y Vipassana significa literalmente "ver del todo". "ver a la perfección",  "ver las cosas tal y como son" y también ha sido traducida por "visión penetrante", "visión interior profunda" o "visión cabal".

Tres características de la existencia.

El Buddha enseñó que lo único que se puede decir existe, es el fluir de innumerables procesos que se condicionan mutuamente por relaciones de causa y efecto. Todo esto que llamamos mundo, son fenómenos fugaces y continuamente cambiantes, desprovistos de toda esencia o identidad permanente.

Por esta razón, Buddha dijo que lo que llamamos existencia se define por tres características fundamentales: impermanencia (anicca), no entidad (anatta) y sufrimiento o insatisfacción (dukka)

Las cuatro nobles verdades

Consideremos que la enseñanza del Buddha puede compendiarse en las "Cuatro nobles verdades" que impartió en Isipatana (hoy Sarnath) en las cercanías de Benarés, dos meses después de su definitiva realización:

La verdad del sufrimiento

La verdad del origen del sufrimiento

La verdad de la cesación del sufrimiento

La verdad del camino que conduce a la cesación del sufrimiento.

 

 

 

Deseo y Meditación

Tengamos en cuenta las palabras del Buddha: " El completo cesar y desvanecerse del deseo, el abandonarlo, renunciar a él, liberarse y desapegarse de él. Esto se llama la noble verdad de la cesación del sufrimiento"

La pregunta es, ¿y, esto como se consigue? Lo fundamental es "cultivando la observación atenta de sí mismo", pudiendo así percibir la verdadera naturaleza (impermanente, cambiante, sin entidad y, por ello sufriente) de los procesos físicos y mentales. Así es como se libra uno de la ilusión, del engaño, de que lo fugaz, lo transitorio, es permanente.

La liberación consiste por lo tanto en vivir con clara y cabal comprensión. Esta observación atenta, es precisamente la Meditación que en definitiva busca el denominado Nirvana.

Meditación Mindfulness

El término Mindfulness o Atención Plena ha ido ganando en notoriedad en estos últimos años, dando lugar a un febril movimiento en mindfulness en todo el mundo como panacea a prácticamente todos los males.: programas sobre la aplicación de mindfulnes en el campo de la psiquiatría, psicología, medicina, así como en el mundo de los negocios, universidades,- en la foto, grupo de meditadores en la Universidad de Harvard -, deportes, al igual que el ofrecimiento de bienestar para los ciudadanos en general. Estudios en el laboratorio de los resultados de la práctica de mindfulness y su influencia en áreas del cerebro, potenciación de la salud psicofísica y un sinfín de beneficios.

Hay que considerar el término Sati, de la lengua pali.

Lo primero que debe decirse  es que la palabra mindfulness es una acuñación de nuestra cultura ya que la utilización de un término extraño para nosotros en lengua pali, como "sati" - nos llevaría a entender de manera distinta lo que se considera meditación - y que literalmente  quiere decir, "memoria" o recuerdo", que da a entender el recordar, permanecer atento, alerta, presente y que surge del Satipatthana Sutta o los cuatro fundamentos de la Atención.

Definición de Mindfulness en términos modernos

Debe reconocerse que el interés por la práctica de Mindfulness, se le debe a Jon Kabat-Zinn - en la foto - que desde el año 1979 puso en marcha una serie de programas entre los que se encuentra MBSR - Mindfulness Based Stress Redcution - ( Reducción del Estres basado en Mindfulness).

El definir Mindfulness como "el cultivo de la atención consciente momento a momento  de forma voluntaria o deliberada sin juzgar", no sería otra cosa que mantener la concentración en las acciones de la vida cotidiana y en las prácticas formales de meditación, a las cuales habría que añadir la no expectativa, la ecuanimidad, la no selección de los pensamientos, la pura observación, la no reactividad, aceptación y tantas otras actitudes mentales.

La meditación en el Budismo y su finalidad.

Todo ello de acuerdo con Mindfulness está exento de los principios budistas más fundamentales en los que la Meditación en realidad fué pensada para los Bhikkus o monjes con una clara finalidad de evolución y lograr lo que el Buddha enseñó en las instrucciones para la práctica de Vipassana y que se encuentra en el Sermón sobre los Fundamentos de la Atención (Satipatthana Sutta), el cual es un sermó famosísimo y de importancia capital en la tradición budista:

"Este, monjes, es el único camino para purificar a los seres, para superar la pena y el lamento, para eliminar el dolor y la aflicción, para obrar con acierto, para realizar el Nibbana, a saber, los cuatro fundamentos de la atención."

En este sermón, Buddha expone los cuatro ámbitos en que abarcando la totalidad de los procesos que constituyen el organismo psicofísico, se desenvuelve la práctica de la observación atenta y no reactiva (la llamada "Recta Atención" del Noble Óctuple Sendero) que perfecciona la visión cabal de la realidad o el ver las cosas tal y como son.

Estos son los cuatro fundamentos de la atención:

La contemplaci´pon del cuerpo

La contemplciones de las sensaciones.

La contemplación de la mente (o esgtados mentales)

la contemplación de los objetos (o contenidos de la mente).

Meditación y Neurociencia

En estos últimos años se han realizado múltiples investigaciones en el campo de la neurociencia sobre los efectos de la meditación en el cerebro y el comportamiento relacionado con la compasión con resultados altamente positivos. De lo que no hay duda es de la existencia de la conesión mente-cuerpo y como entrando en estados meditativos se estudian como estructuras del cerebro se activan, lo cual ayuda a mejorar los estados de ánimo y a cultivar la atención. Estos estudios realizados sobre todo por Richie Davidson y otros estudiosos, nos muestran casos como el de Mathieu Ricard, aquí fotografiado, y a quien con exageración han etiquetado como el "hombre más feliz del mundo". Bueno, pues bien, enhorabuena.

Todo ello, es obvio que nos ayude a una mayor comprensión de la dinámica cerebral y a un mejoramiento de nuestra personalidad, pero debemos entender también las limitaciones.

¿Mindfulness para todo?

Por lo tanto el mindfulness tan exendido incluso en todos los medios de comunicación, es evidente que aporta ciertos estados de atención en el presente pero se encuentra muy inmerso en planteamientos muy efímeros y a veces confusos en muchos practicantes.

Antes eran los grandes maestros que exponían el porqué de la meditación. Hoy en día, coaches, psiquiatras, profesores y un largo etc. enseñan un acercamiento a una técnica.

Como curiosidad, me hago eco de un artículo escrito en la revista Buddhadharma por Kiera Van Gelder.

En una ocasión me encontré realizando una práctica en la que mantenía mi atención en seguir la respiración, inhalando y exhalando y me recordaban que abandonara o dejara ir todo pensamiento que apareciese. Todos estos ejercicios eran parte de lo que el instructor llamaba "mindfulness" y persistimos en hacerlo semana tras semana".

Cualquiera de nosotros podría pensar que Van Gelder estaba describiendo sus experiencias en un monasterio budista o algo similar, pero de hecho su experiencia tuvo lugar en un entorno totalmente diferente.

Es más, ella comenta:" Con el tiempo descubrí que eran algunas de las prácticas realizadas diariamente en miles de comunidades budistas, pero mi entrada en este método, no fué a través de un sangha o comunidad. Sucedió cuando era paciente en un hospital psiquiátrico y mi "maestro" era un psiquiatra y no un lama".

Liberarse del sufrimiento e insatisfacción, requiere algo más de lo que el moderno Mindfulness indica, ya que lo que los métodos contenidos en el budismo enseñan, y dada la magnitud del logro - Nirvana - requieren entrar en otra dimensión de la mente como "el Despierto" o "iluminado" enseñó.

En palabras del gran maestro de meditación Anagarika Munidra: "Si quieres comprendeer tu mente, siéntate y obsérvala".

 

 

 

 


chistes divinos

Chistes divinos

 En todas las religiones siempre aparece el sentido del humor:

"En una ocasión, se encuentra un rabino y un cura, y este muy amablemente le dice al rabino.

"Te invito a comer"

- ¿En serio?

Pues claro. Y además voy a decirte algo interesante. Suelo ir a los mejores restaurantes y pido un plato, dos, tres o los que me apetezcan. y cuando el camarero trae la cuenta, le digo:"YA HE PAGADO" ¿Quién dudaría de un sacerdote?

- De verdad? preguntó sorprendido el rabino.

- Ven conmigo, te invito y hacemos la prueba.

Alllá se fueron al mejor restaurante del país, un plato, dos, tres, champán, los mejores postres... dos horas de sobremesa...Finalmente se les acerca el camarero y le dice:

- Padre, la cuenta.

- El cura con plena convicción contesta:

- Ya he pagado.

Y el rabino añade:

- Estamos esperando el cambio.


Breve historia del Hatha Yoga (y 5)

Conituación del (4) y último.

Tradición antigua

El Yoga tradicional puede de alguna manera ser entendido como el resultado de unirse dos tradiciones y, hasta cierto punto, estas tradiciones han permanecido diferentes a pesar de la mezcla que aparece en muchas de sus prácticas y técnicas.

La tradición  antigua es la que corresponde a los ascetas que hemos estado describiendo, en las que algunas de sus prácticas físicas  podían ir acompañadas de técnicas basadas en la visualización de la tradición tántrica, en la que en diversos  linajes yóguicos se desarrollaron muchas y bien conocidas características  del yoga, como el cuerpo sutil, kundalini y chakras.

Debo decir que curiosamente quizás las más tempranas pinturas de las asanas de yoga están contenidas en un manuscrito de origen persa, Bahr al-hayat. Las enseñanzas de este texto están relacionadas con la tradición de los Goraknapathi y, estas son asanas para sentarse a meditar asociadas con la tradición ascética.

Los textos de Hatha Yoga fueron compuestos para enseñar a padres de familia y su entorno, haciendo alusión a su conexión con el ascetismo aunque no de manera categórica. Por esa razón, podemos contemplar en distintos textos una mayor apertura de sus técnicas consideradas no tan ascèticas, aunque esa conexión existía y persiste en nuestros días en las tradiciones de renunciantes

Tapas, austeridad y postura

Se me ocurre mencionar el caso de Purn Puri, famoso por su penitencia o austeridades, en las que llevaba siempre los brazos levantados. En su hisoria nombra una lista de 18 tipos de tapas o sacrificios que sus maestros le enseñaron, y hace referencia a pasar varias horas con sus pies detrás de la cabeza.

Como con anterioridad he dicho, las prácticas rigurosas de estos ascetas nunca fueron enseñadas en textos. sino directamente del guru.

Gracias a esa lista que recoge esfuerzos, y sacrificios de ascetismo y renuncia, se puede observar  a un yogui llevando a cabo lo que se denomina "akasa muni tapas" que consiste en estar mirando hacia el cielo o espacio y no ver hacia abajo en dirección a la tierra. Todo ello, haría de este ascetismo extremo de mortificación corporal, concederle un gran poder físico y a veces espiritual al yogui.

Yoga premoderno y moderno

La fijeza, la quietud e inmovilidad es algo ilustrativo entre el yoga premoderno y el yoga moderno.

En los métodos de yoga premodernos, es relevante la quietud en las prácticas mientras que en los sitemas de yoga actuales es el movimiento a través de secuencias diversas, fluyendo de una asana a otra y, que por cierto, en alguno de los textos sánscritos antiguos enseñan movimientos repetidos como parte de yoga y, que denominan tales prácticas "caranas".

Existen tradiciones de naturaleza ascética yóguica en las que persisten una práctica de asanas - no sentadas - como por ejemplo los Ramananda thyagis, - tal como hace alusión  a ello James Mallinson -, quienes realizan hatha yoga al finalizar sus rituales relacionados con el fuego, y que al igual que otros grupos o sramanas, se pueden contemplar sus prácticas durantes el asombroso Kumbha Mela.

Transformación y yoga moderno

Como bien sabemos en la actualidad la práctica de Yoga sobre todo en occidente la relacionamos con múltiples estilos de Hatha Yoga, en general dinámicos y activos, que reciben distintos nombres de acuerdo a la tradición de la que provienen, y que van transformándose, así que la India desde hace años, está recibiendo un tipo de yoga que con fuerza extraordinaria se realiza en EE.UU y Europa, lo cual se asemeja mucho al "efecto pizza".

Trataremos en otro momento el yoga moderno y contemporáneo, así como ha llegado hasta nosotros y quienes son los maestros más destacados y en que consisten sus enseñanzas.

Asimismo, nos acercaremos a investigaciones científicas relacionadas con el estudiodel yoga y sus beneficios.

 

 


Aproximación al Yoga (y //)

Desarrollando el Yoga en Occidente

Cotinuación de Aproximación al Yoga (/)

Uno de los primeros occidentales en sentirse fascinado por los yoguis fué Alejandro Magno, quien ante algunas demostraciones realizadas por aquellos ascetas hindúes, quedó realmente impresionado.

 Quien tuvo la mayor influencia en iniciar la tradición del Yoga y su filosofía en Occidente, fué Suami Vivekananda hacia finales del siglo diecinueve, quien causó un gran impacto entre los asistentes al Parlamento de Religiones celebrado en Chicago en 1893.

Tradiciones o linajes

 En estos últimos años las prácticas de asanas, pranayama y meditación fueron popularizadas a través de numerosos maestros o gurus provenientes de dos linajes que han destacado sobremanera: Suami Sivananda (1887-1063) y Krishnamacharya (1888-1989).

Suami Sivananda

 Suami Sivananda que además de renunciante fué médico, findó el famoso Sivananda Ashram en Rishikesh, en los Himalayas y muchos de sus principales discípulos diseminaron el yoga en Occidente, tales como Suami Vishnudevananda (1927-1993),- quien estuvo con nosotros en Vigo en numerosas ocasiones-, Suami Satchidananda (1914-2002), Chinmayananda (1916-1993), Suami Chidananda (1916-2008) y quien fué el sucesor de S.Sivananda. Evidentemente, hay otros muchos yoguis y gurus pertenecientes a esta tradición que sería prolijo enumerar.

 

 

Krishnamacharya

 En la tradición de Krishnamacharya hay unos cuantos discípulos que destacan o han destacado por sus enseñanzas, pero los más sobresalientes son Sri K. Pattabhi Jois (1915-2009) gran impulsor del Ashtanga vinyasa Yoga, el hijo de Krishnamacharya, T.K.V. Desikachar (1938-) quien ha desarrollado el Viniyoga, y B.K.S. Iyengar (1918-) quien estableció su método, ampliamente extendido en todo el mundo..

 Tenemos la gran fortuna de conocer y haber conocido y aprendido de los grandes maestros de Yoga, lo cual nos hace sentirnos privilegiados.

 


Aproximación al Yoga (/)

Aproximándonos al Yoga

Creo que puede ser de especial interés para los estudiosos del Yoga, profesor@s y practicant@a en general que el acercamiento al yoga cobre mayor interés desde el punto de vista de sus significados más profundos, sin quedarnos sólo en sus prácticas más superficiales.

 Hoy en día, la palabra Yoga está ampliamente extendida en todo el mundo y millones son los practicantes fundamentalmente de asanas o posturas en el mundo occidental.

Distintas ramas del Yoga

El término Yoga tiene múltiples significados, entre los que se encuentran, "camino", "vía", "sistema", "método", "disciplina" y sobre todo, "unión con lo divino", dentro de los muchos sistemas de búsqueda espiritual.

 Un texto clásico de la espiritualidad hindú, es el Bhagavad Gita, joya del conocimiento y exposición de distintos sistemas de Yoga como acercamiento a esa Unión: Karma Yoga, el camino de la acción desinteresada, Jñana Yoga, el camino de la sabiduría o conocimiento, Bhakti Yoga la vía de la devoción y Dhyana Yoga o sendero de la meditación - que viene a ser posteriormente, el tema tratado en el Raja Yoga  o Aforismos de Patanjali -.

Patanjali Yoga Sutras

 Patanjali, fué el compilador de los Yoga Sutras (frases breves que contienen el saber del Yoga sobre el control de la mente), y que es uno de los tratados de la filosofía índica y que forma parte de los seis Darsanas o sistemas de filosofía de la India.

 Estos Yoga sutras, acompañados del Bhagavad Gita y los Upanisads, son los textos más llamativos y que reciben una mayor atención, tanto en la India como en el hemisferio occidental, en términos generales, al igual que algún texto del Hatha Yoga o yoga psicofísico.

  Es cierto que la tendencia en la actualidad se basa en la práctica de distintos estilos de Hatha Yoga, los cuales ponen el énfasis en las asanas como elemento de bienestar y salud, acompañados de otros aspectos, como la respiración y la relajación. Sin embargo, Patanjali no presta atención alguna a las asanas, excepto a -sentarse para meditar en una postura cómoda y relajada - que viene a ser el tercer escalón o paso, dentro del Ashtanga Yoga u ocho procesos que se explican en el Raja Yoga.y que en último término se enfoca en la concentración, meditación y diversos estados de conciencia denominados Samadhi.

Ténicas mentales y físicas en el Budismo, Jainismo, Antigua Grecia y Cristianismo

No se debe olvidar que también, tanto el Budismo como el Jainismo, han tenido una gran influencia en técnicas de disciplina tanto mental como física y que la palabra "yoga" ha tenido en sus raíces gran importancia en estas filosofías. También, es significativo considerar que disciplinas similares tuvieron lugar en la Antigua Grecia y más tarde en el Cristianismo, un tema fascinante, sobre el que los filósofos Pierre Hadot (1922-2010) - en la foto - y Michel Foucalt  tienen mucho que decir.

Continúa en (//)

 


Breve Historia del Hatha Yoga (4)

continuación del (3)

Enfoque terapéutico de las asanas

Entendemos que en los textos tempranos de Hatha Yoga, la asana era enfocada hacia la meditación y el control de la respiración, mientras que en otros manuscritos como por ejemplo en el Vivekamarta, se habla de los efectos de las asanas  como elemento que ayuda a eliminar distintas enfermedades, lo cual también podemos observas en el clásico Hatha Yoga Pradipika, y con influencia de la medicina ayurvédica.

Asimismo, otras prácticas físicas como los mudras - métodos para manipular las energías vitales del cuerpo - y, por otro lado, complejas técnicas de inhalación y exhalación, se le atribuían beneficios terapéuticos, aun cuando posteriormente su función era despertar la energía en estado latente o kundalini.

Posturas físicas bajo el nombre genérico de asana

A lo largo del tiempo, todas las prácticas  que incluían posturas físicas se fueron reuniendo bajo el nombre genérico de asana. Así por ejemplo, mencionado por el Buddha y que aparece en un manual de Hatha Yoga del siglo XVIII - Yog Pradipika - una postura ascética, el yogui colgado boca abajo, "tapkarasana",  y también la postura del cadáver - savasana -, la cual se encuentra en el shastra - escritura, texto -, Dattatreya Yogi, con el término sankata o método secreto de laya yoga, el yoga meditacional de la disolución, y que se convierte dos siglos más tarde en el Hatha Yoga Pradipika, como asana para eliminar la fatiga y calmar la mente.

Las asanas tienen su razón de ser

El proceso de incluir todas las posturas físicas bajo ese "rio"  constante del yoga, continúa hasta nuestros días.

Las posturas de pie que distinguen el yoga moderno transnacional de sus sistemas o métodos primeros, como bien sabemos, nos referimos a ellas como asanas, dotándoles de un nombre sánscrito que no se encuentran en textos pre-modernos, tales como Trikonasa o triángulo, o Adho Mukha Svanasa - perro boca abajo -. y el Hatha Yoga contemporáneo ha convertido a una postura invertida, un mudra denominado viparita karani - tal y como la muestra B.K.S. Iyengar, en este caso con soporte -,  en sirshana o postura sobre la cabeza, y cuyo propósito era mantener la fuerza de la gravedad sobre la parte superior del cuerpo.

 

 

 

Finalidad de las asanas tradicionales.

A medida que los textos y descripciones que estos contenían se hacía más extensos, comenzaron a incluir una información más detallada - a veces no exenta de esoterismo -, sobre beneficios terapéuticos, como previamente hemos mencionado, como ejemplo el Hatha Yoga Pradipika, que por cierto, recomiendo su estudio en profundidad, lo cual se hace en los Cursos de Formación que impartimos.

Las asanas tradicionales de Yoga, comprenden fundamentalmente cuatro fines o metas posibles:

a) Proporcionar una postura firme y al mismo tiempo confortable para meditar

b) Cultivar un poder ascético, esfuerzo, disciplina, calor, purificación o tapas

c) Controlar o sublimar las energías vitales, entre otras, la respiración, el prana, bindu, semen y en las mujeres rajas o el fluido sexual y asimismo despertar la kundalini.

d) Finalmente, mantenimiento de los vehículos psicofísicos y beneficios terapéuticos.

Estas metas se pueden apreciar en mayor o menor medida en las descripciones de las asanas que encontramos en el canon de Hatha Yoga.

Continua en número (5)


Breve historia del Hatha Yoga (3)

Continuación de Hatha Yoga (2)

Postura física y Karma

Las prácticas físicas que venimos explicando y por supuesto otras muchas, tenían la finalidad de una importante "doctrina": aquella que se relacionaba con el Karma.

Una postura difícil mantenida por un largo perído de tiempo funcionaba de dos maneras: La inmovilidad en la postura prevenía de la producción de nuevo karma, mientras que la práctica de austeridades, - se pensaba - quemaba todo karma que se tuviera acumulado de acciones pasadas.

Con la eliminación del Karma que ata a la rueda de muertes y nacimientos  o Samsara, el asceta es liberado. De esta manera, el concepto de Karma dentro del ascetismo se convierte en un principio destacado dentro del brahmanismo ortodoxo, además de otros significados como pueden interpretarse en los Upanisads, Bhagavad Gita o el Jainismo al cual pertenece esta representación de los lasya o colores reflejado en la "parábola del árbol".

 Como hemos mecionado con anterioridad, el Gita condena estas austeridades físicas, debiendo entender que llevó largo tiempo en ser aceptada esta especie de automortificación como parte de las tradiciones que forman parte del hinduismo.

Austeridades físicas

En el famoso épico Mahabharata aparecen referencias de prácticas ascéticas, pero es en los Puranas en la segunda mitad del primer milenio que se convierten en una característica destacada en sabios, rishis, yoguis e incluso reyes. O bien permanecían con los brazos en alto o sobre una sola pierna durante períodos muy prolongados.

Aquí podemos apreciar a Viswamitra, en esta pintura del siglo XVII que se encuentra en la British Library, realizando austeridades extremas como en algunos casos son recogidas en el Ramayana.

Como parte de este proceso, en cuanto a la aceptación de estas técnicas, la meta  en muchas de ellas, se combinaron con la antigua noción védica de "tapas", el gran esfuerzo o poderoso sacrificio de la negación del yo.

Por medio de estas austeridades, los métodos corporales yóguicos, ayudaban a mantener el celibato y de esta manera los ascetas podrían acumular un gran poder energético el cual les podría impulsar a tener la visión de los Deva o dioses e incluso a conseguir sus peticiones.

Tales prácticas ascéticas y otras muchas que incluían sentarse al sol en inmovilidad, estar rodeado por círculos de fuego, o pasar horas sumergido hasta la cintura en el agua  las cuales todavía son practicadas en nuestros días por distintos grupos de yoguis y, que por cierto, incluso podemos verlo durante el gran festival o Kumbha Mela.

La inmensa mayoría de estas prácticas no suelen encontrarse en textos ya que de acuerdo a la tradición suelen pasar de maestro a discípulo.

Maestros que acercan el yoga a practicantes

De hecho, las únicas prácticas que aparecen en distintos textos son aquellas que fueron codificadas dentro del Hatha Yoga y ello fue debido a que métodos no tan extremos fueran pasados o transmitidos a grupos sociales no ascéticos - como nosotors, por ejemplo - ,y sufriendo cierta adaptación.

Las prácticas iniciales del Hatha Yoga eran realizadas como apoyo o ayuda al yoga clásico de Patanjali y sus fines en último caso, era la meditación para ese último logro o Yoga - unión -.

Se me ocurre mencionar el primer sloka o verso del Hatha Yoga Pradipika que dice: "Saludo al primigenio Señor Siva que enseñó - a Parvati -, el Hathayoga-vidya, el cual es como una escalera para aquellos que desean conseguir el elevfado Raja yoga ".

Asimismo, en el cuarto capítulo se va describiendo como alcanzar el estado de Samadhi: "4:2. "Ahora expondré el proceso de Samadhi, el cual destruye la muerte y conduce a la eterna dicha y confiere la suprema felicidad o absorción en Brahman".

Continuamos en número 4


Breve historia del Hatha Yoga (2)

Posturas ascéticas

Continuamos acercándonos a la historia del Hatha Yoga.

Los textos tanto budistas como jainistas del mismo período de Alejandro Magno, también mencionan ascetas llevando a cabo extremas prácticas físicas que consistían permanecer de pie totalmente inmóviles, situarse de cuclillas y colgarse boca abajo en los árboles.

Este tipo de ascetismo ha permanecido con intensidad por lo menos hasta hace 100 años y que continua en menor cuantía por parte de algunos grupos.

Postura e inmovilidad como austeridad y purificación para alcanzar la "liberación"

El Buddha descartó en un momento dado, prácticas austeras dando a entender que no aportaban nada en la evolución espiritual; sin embargo, algunas de ellas fueron utilizadas por los jainistas y tanto es así que Mahavira, - cuya vida guarde cierta similitud con la de Buddha - se situó de cuclillas con el fin de alcanzar la iluminación y muchos de sus seguidores con el fin de realizar tapas (austeridades) permanecían de pie larguísimos períodos tratando de controlar la mente, lo cual está bien representado iconográficamente en estatuas de bronce.

En el Jainismo

Con el fin de comprender las posturas al inicio del Hatha Yoga, el cuerpo es utilizado como medio de liberación en las diversas corrientes de liberación en la India, bien sea dentro de las filosofías ortodoxos como heterodoxas.

En las posturas de meditación dentro del jainismo se situaban en "kayotsarga" ( la posición de abandonar el cuerpo), en la que permanecían de pie, erectos y en posición simétrica con los pies ligeramente separados y firmemente plantados en el suelo, y el peso bien distribuido en ambas piernas bien estiradas, manteniendo los brazos y manos colgando sin tocar el cuerpo, tal y como se aprecia en esta escultura del siglo IX.

Los ascetas hindúes de ese período -siglos IV - V a.C.) desarrollaron al igual que budistas y jainistas muchos de los principios que son identificados como una parte central del hinduismo.

 Continuaremos en (3) con el fin de ir acercándonos a la evolución del Hatha Yoga y sus posturas hasta nuestros días.


Breve historia del hatha yoga (1)

Historia del Hatha Yoga

Para los estudiosos y practicantes de Yoga, siempre hay buenas noticias y, una de ellas viene a ser que  académicos - que son practicantes de yoga -, se han adentrado en estudios profundos sobre textos sánscritos que nos acercan a la rica tradición de la India. Entre los que se encuentran James Mallinson - quien tiene mucho que ver con lo que ahora escribo -, Elizabeth de Michelis, David Gordon White, Joseph Altar, Jason Birch, Nick Sutton, Jessica Frazer, Michael Burley y tantos otros.

 Los métodos de Yoga que predominan en Occidente suelen ser sistemas relacionados casi de manera exclusiva con las asanas y, a través de denominar el Hatha Yoga con nombres distintos con el fin de dar a entender como se lleva a cabo las técnicas de un sistema u otro, nos encontramos con una enorme variedad de nombres, que no pocas veces, y de manera especial para los profanos, se ven sumidos en una gran confusión.

Así no encontramos con: Hatha Yoga tradicional, Yoga Terapéutico, Ashtanga Yoga, Bikram, Kripalu, Power Yoga, Vinyasa Flow, Yin Yoga, Sivananda Yoga, Amrit Yoga, Iyengar Yoga y tantos y tantos sistemás más.

Asana en el Raja Yoga

El Yoga hoy en día pues,  suele asociarse a múltiples y a veces complejas posturas o asanas que forman parte de diversos métodos de Hatha Yoga.

Como bien se sabe, estas asanas tienen un nombre sánscrito y, aparece con el significado de "asiento" en un aforismo de Patanjali - 2:46 "Sthira sukham asanam" -, "la asana debe ser firme y confortable".

Antes del siglo X, las asanas de esa època no se parecen a las que practicamos hoy en día. Como menciono con anterioridad, asana, denotaba el asiento o forma de sentarse con el fin de meditar y controlar la mente, lo cual era la formulación temprana esencial del Yoga en Patanjali y algunos textos de Tantra Yoga.

 

 

Padmasana

El Yoga Bashya - aquí no se refiere a comentarios que suelen hacerse sobre los sutras -, menciona 11 asanas, algunas de las cuales son identificadas por medio de descripciones en textos más tardíos. siendo Padmasana - el loto -, la más icónica de las posturas en las tradiciones clásicas y tántricas.

Es precisamente esta postura - padmasana - la que encontramos tanto en esculturas, relieves o pinturas realizadas hace siglos en las que aparecen yoguis en postura meditativa como también puede apreciarse en las estatuas del Buddha en Gandhara.

 

 

 

Con ayuda de cinturón

El Yoga Bashya, también menciona una postura para sentarse en la que las piernas son sostenidas con un cinturón que las rodea, la cual en textos posteriores  es conocida como yogapatasya, que da a entender que el yogui utiliza ese cinto llamado yogapata y que podemos observar en la escultura de Sanchi y, que corresponde al siglo I antes de la era común.

Asanas o posturas más complejas además de algunas para sentarse, surgen con la sistematización de las técnicas de yoga corporal bajo el nombre de Hatha Yoga en textos compuestos entre los siglos XI y XII.

 

Hatha yoga pradipika

El primer texto en describir posturas más culturales o de no sentarse exclusivamente para la meditación, es el Hatha Yoga Pradipika en el siglo XV, el cual consta en su mayor parte de una compilación que nos lleva a la descripción de sus posturas, a una serie de tempranos o antiguos métodos tántricos pertenecientes al vishnuismo.

Referencias a través del arte

En las primeras descripciones aparece mayurasana o pavo real que se encuentra en un freco o pintada en Jodhpur, así como kukutasana, esculpida en Andra Pradesh.

Estos textos, al igual que las referencias artísticas (esculturas, relieves, pinturas..) no son en absoluto las más antiguas evidencias índicas o hindues de las posturas o asanas utilizadas con fines de evolución espiritual.

Existen informes y alusiones en antiguos textos que se relacionan con el ascetismo y que indican como yoguis mantenían largo tiempo posturas, varios siglos a.C.

Quizás lo más conocido sean los encuentros con ascetas por el séquito de Alejandro Magno en Taxila en el siglo IV a.c.

Muchos de los ascetas, totalmente desnudos adoptaban posturas, tales como permanecer sobre una sola pierna, exponiéndose al ardiente sol durante todo el día.

Prácticas ascéticas que veremos más adelante, se relacionan con el Karma

En Mahabhalipuram, -extraordinario relieve que me ha fascinado -, se puede observas un yogui-asceta (lado izquierdo parte superior) apoyándose solo en una pierna y con los brazos elevados - el árbol -, y en la parte inferior, se puede apreciar a un gato, (debajo de los colmillos del elefante) imitando la misma postura, lo que esto significaba para los más puristas u ortodoxos su oposición a tales prácticas.

Las prácticas de ascetismo extremo son "condenadas" en el Bhagavad Gita y, las leyes de Manu se refieren a todos aquellos que realizaban tales tipos de actos "prohibidos", se asemejaban a los gatos.

Sin embargo, ya en èpocas védicas ( 1500-2000 ac.)  existían sramanas o grupos de"buscadores" que no aceptaban la ortodoxia védica y se sometían a intensas prácticas corporales.

Continuaremos en (2) este para nosotros fascinante recorrido ya que queda mucho por decir.