Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "historias" RSS icon


Humor espiritual

En todas las religiones, el humor espiritual nos hace reflexionar, sonreír y reír. He aquí algunos de estos divertidos momentos que nos pueden ofrecer:

Cristianismo

 Durante un vuelo transoceánico, repentinamente los pasajeros se dan cuenta de que algo no funciona bien, ya que los motores comienzan a fallar y el avión comienza a caer en picado. Un cura que va abordo, se levanta y dice:

 - Lo único que podemos hacer es rezar para cuando lleguemos al cielo.

  Inmediatamente escucha una voz que le dice: ¡Pues espabílese, porque vamos en dirección contraria!

Cristianismo

Un hombre completamente bebido sube a un autobús y se encuentra cara a cara con una  mujer muy puritana y creyente que dirigiéndose a él le dice. ¡Vas camino del infierno!

¡Vaya! ¡Me he vuelto a equivocar de autobús!

Judaísmo

Un judío discutía acaloradamente con un japonés diciéndole:

-Vosoros los japoneses...por vuestra culpa todo el mundo está saturado de tecnología, de chips, de robots ....

Vaya, vaya, y vosotros los judíos, ¿qué?

- Nosotros, ¿qué?

- Por culpa vuestra se hundió el Titanic.

¡Pero si el Titanic lo hundió un iceberg!

-Iceberg, Goldberg, Kronenberg....¡Todos sois iguales!

Proverbio

Hay una especie de proverbio hasídico y sufí que dice así:

" ¿Sabes como puedes hacer que Dios se ría?

Cuéntale tus proyectos"

Budismo

Un monje zen se disponía a dar un discurso en la plaza principal de un pueblo. Había escrito cuidadosamente su discurso e iba a leerlo, cuando repentinamente un inesperado golpe de viento se llevó las páginas a las ramas de un cercano limonero. Cogido por sorpresa e incapaz de recordar el contenido de su discurso, el monje dijo:

- Queridos amigos, lo que yo quiero exponer es esto: cuando tengo hambre, como, cuando estosy fatigado y tengo sueño duermo.

-Pero, ¿Acaso no es eso lo que hace todo el mundo? - preguntó uno de los allí presentes.

-¡ No de la misma manera1

-¿Por qué maestro?

- Cuando la gente come, piensa en mil cosas, y cuando la gente duerme, piensa en sus problemas. ¡Por eso, no lo hacen como yo lo hago!

Entonces el monje bajó, recogió las ofrendas y a los que aùn le interrogaban, les respondió:

Con respecto a los detalles, los encontraréis en las ramas del limonero.


enseñanza a través de historias

Las historias contadas a lo largo de siglos en todas las tradiciones, han servido para transmitir un conocimiento profundo y para que éste fuese comprendido y asimilado.

Una de las más antiguas historias dentro de la tradición budista, nos acerca a preguntas por parte de un discípulo a Buddha a fin de solventar sus dudas sobre la meditación.Buda

en su justa medida

Un músico se acercó a Buddha para que le instruyera sobre la meditación."¿Cómo podría hacer para enfocar mi mente cuando practico?" ¿debería concentrarme realizando un gran esfuerzo y mantenarla bajo control, o debería relajarme y dejar que vague de un lugar a otro, allá donde quiera ir?

El Buddha, le contestó al músico con una pregunta. "Cuando afinas un instrumento, mantienes sus cuerdas muy tensas o muy flojas?"

El músico replicó, "Ni las dejo muy tensas, ni muy flojas; solo en su justa medida".

Buddha dijo, "De la misma manera que ajustas las cuerdas de tu instrumento de forma adecuada, así deberías mantener tu mente durante la meditación. Ni demasiado tensa, ni demasiado floja, simplemente en su justa medida.

la importancia de la paciencia

Es importante ante cualquier práctica, tener un plan y desarrollar el entusiasmo y

la paciencia. Solemos ser víctimas de la inquietud y el desasosiego, producido por el deseo de que todo debe ser logrado con rapidez. Esta historia, ilustra la importancia de la paciencia.

Hace ya muchos años, en Japón un alumno se acercó a un maestro de kendo, (el arte del manejo de la espada) y le preguntó. "Si me convierto en tu ferviente discípulo, cuánto tiempo tardaré en adquirir maestría y conocimiento en el manejo de la espada?

El maestro respondió, "quizás diez años".

"Eso es demasiado tiempo", respondió el alumno. "Y si lo intento realmente con un mayor esfuerzo, cuánto tiempo tardaría?

El maestro respondió otra vez, "Oh, si es así, pueden ser 20 años".

El alumno se sintió impactado por esa respuesta. "Primero me dices diez años, ahora veinte. Dime, que ocurriría si lo intento hasta quedarme totalmente extenuado en el esfuerzo?"

Bien, dijo el maestro, "en ese caso, tardarás treinta años. Alguien tan impaciente por conseguir resultados como tú, probablemente le lleve largo tiempo aprender algo apropiado."

En realidad, es importante aplicarse en la acción sin la expectativa de obtener resultados inmediatos.

 


Filosofía Perenne, ilustrada con historia

Buscando respuestas

Todos buscamos la cesación del sufrimiento o lo que es lo mismo, el deseo de alcanzar eso tan extrañamente lejano . porque no aparece como queremos y cuando queremos - que denominamos felicidad.

 Indagamos, cuestionamos, probamos, pensamos, conceptualizamos desde distintos ámbitos del saber a fin de lograr respuestas.

 La cuestión está en darnos cuenta que en un plano finito no puede haber más que respuestas de la misma naturaleza.

 Deseamos experiencis perennes, no cambiantes o efímeras y así, tanto en Occidente como en Oriente se establece una búsqueda que de respuestas a nuestra existencia.

 Aldous Huxley (foto), Wilber, Grof, Tart y tantos otros forman parte de esa filosofía de vida.

Filosofía Perenne

 Dentro de la "filosofía perenne", término utilizado por Leibniz (1646-1716) filósofo y matemático alemán y posteriormente difundido por Aldous Huxley en su libro "La filosofía perenne", nos acerca a la experiencia de una conciencia sin fronteras, tal y como la define también Ken Wilber. donde se da a entender al igual que en los Upanisads de la India, un estado que rebasa la "·ignorancia" que nos hace identificarnos con los mecanismos de la conciencia individual de cuerpo y mente.

Enseñanza de grandes maestros mediante historias

 Hay una hermosa historia vedántica que he escuchado en múltiples ocasiones y que también he leído en versiones distintas. Así por ejemplo, Suami Vishnudevananda, magnífico narrador de historias solía contarla con gran detalle.

 Heinrich Zimmer, reconocido indólogo, en "Filosofías de la India", la expresa de otra manera y Suami Vivekananda (foto) en una de sus charlas, recogida en sus obras, la cuenta de manera amena para dar a entender desde el punto de vista de la filosofía Vedanta, que nuestra Realidad infinita, reside en nuestro interior cuando dejamos de identificarnos con el ego y experimentamos el Atman o lo Supremo.

 

 

Historia vedántica

 Los leones solían bajar al valle buscando alimentarse de los rebaños de ovejas que solían pastar por la zona. Los pastores, cansados ya de que sus ovejas fueran atacadas, decidieron apostarse detrás de unos árboles, esperando defenderse en cuanto cualquier león apareciese por el lugar.

 Un buen día, una leona encinta apareció dispuesta a dar buena cuenta de las ovejas, y al ver el peligro que éstas corrían, los pastores cargaron sus escopetas e hirieron de muerte a la leona, quien en los estorteros de la muerte dió a luz a un cachorro.

 El cachorro, permaneció durante un tiempo cerca del cuerpo de su madre, ya sin vida, ¥ al cabo de un tiempo comenzó a sentir hambre. Desorientado, empezó a corretear y sin darse cuenta se introdujo entre el rebaño de ovejas, siendo amamantado por éstas.

 El tiempo fué transcurriendo y el cachorro iba creciendo y formando parte de la familia de las ovejas, participando de sus costumbres y hablando su propio lenguaje, - balando continuamente - .

 Pasado cierto tiempo, un nuevo león apareció en la escena dispuesto a alimentarse, y cual no sería su asombro al ver como en medio del rebaño se encontraba un león.

 Acercándose siglisomente, trató de sujetar al pequeño león mientras las ovejas huían en desbandada. El cachorro ya crecido empezó a balar desesperadamente, dándole a entender al rey de la selva que le soltase y le dejase ir con su familia, las ovejas.

 El poderoso león trataba de hacerle entender al cachorro, que su verdadera naturaleza era otra, que no era una oveja, que su lenguaje no era el balar sino el rugir.

 Tan asustado estaba el cachorro e incapaz de entender lo que el león intentaba hacerle ver, que éste, lo arrastró hasta las orillas de un lago en calma diciéndole:

"Mírame a mi, mírate a ti, ¿no te das cuenta que somos lo mismo? ¿no te das cuenta que no eres una oveja sino un león? ¿No te das cuenta que tu naturaleza real o verdadera es otra distinta a aquella con la que te identificas?

 El cachorro, contemplándose detenidamente se dió cuenta cual era su verdadera realidad y comenzó a rugir poderosamente como el león que era, dejando de balar como lo que creía ser.

 Así también nosotros nos identificamos con la ilusoria realidad del cuerpo y la mente, pero cuando el guru (el león), nos lleva en dirección a la meditación (mente-lago en calma), descubrimos que nuestra naturaleza esencial es infinita, dejando atrás (igual que el cachorro), la falsa identificación con una realidad que creemos ser, y que se desvanece cuando experimentamos la Conciencia sin fronteras, más allá de la realidad constituida por nuestros mecanismos de cuerpo-mente.

 Como solía decir Ramesh Balsekar (foto): TODO ES CONCIENCIA.

 


Historias

¿Dónde está la verdad?

"Un día un discípulo se acercó a su maestro y le preguntó:

- Maestro, ¿dónde está la verdad?

- En la vida de todos los días - repuso el maestro

- Pero, contestó el discípulo, en la vida de todos los días sólo existe eso, la vida de todos los días está llena de miserias, de dolor, de malestar e insatisfacción: ¿cómo es posible que digas que ahí está la verdad?

- Esa es la diferencia - repuso el maestro -, que unos la ven y otros no"

Conciencia del presente

 Es realmente clarificador del estado de conciencia o atención centrado en el presente, que no busca estados o finalidades ajenos al momento, al presente, al aquí y ahora, ni se preocupa por situaciones venideras como consecuencia de las actuales, que condicionen  la acción y su vivencia, impidiendo disfrutar del momento y de la plenitud que implica la acción por la acción misma, que sería tanto como aplicar la actitud del karma yoga o visto de otra manera, la plena atención en la acción. El siguiente relato nos da idea del presente.

Vivencia plena

"Un día el discípulo le dijo a su maestro:

- Maestro, ¿cómo haces para vivir la verdad?

- Cuando como, como, y cuando duermo, duermo - dijo el maestro.

- Pero eso es lo que hace todo el mundo - dijo el discípulo.

- No - comentó el maestro -; los demás, cuando comen piensan en otra cosa y cuando duermen piensan y sueñan"

La vida precipitada, frenética, así como el frenesí que nos envuelve, lo cual no permite tomar distancia de nosotros mismos para ver y experimentar vivencias más plenas  que nos posibilite diferenciar lo que realmente somos y no lo que hacemos.