Tags en el tema de "javier"RSS icon

Yoga dinámico, ejercicio físico y corazón

por Madhana | 10 de Septiembre de 2013 17:04

Etiquetas: yoga Aeróbico Power Ashtanga dinámico corazón cardiovascular salud valentin fuster Dr. javier escaned ejercicio fisico

El cuidado del corazón

La salud y el ejercicio físico van unidos de la mano. La práctica de la actividad física no sçolo es necesario sino imprescindible para beneficiar nuestro organismo y mantener un óptimo estado de ánimo.

Quizás la afección más extendida sea la que tiene que ver con las alteraciones cardiovasculares y entrenar el corazón adecuadamente reduce el riesgo de padecer cardiopatías además de tener consecuencias positivas en la disminución de factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes, el colesterol, la obesidad, y el estrés.

 Una gran autoridad en el campo de la cardiología, el Dr. Javier Escaned, gran conocedor y practicante de Yoga , y sobre todo, amigo de largos años, - pronto estará con nosotros en un Encuentro -, recomienda la práctica del Yoga para disfrutar del buen funcionamiento de nuestro "motor".

 

Yoga dinámico y bienestar cardiovascular

Otra autoridad mundial en cardiología es el Dr. Valentín Fuster, en su libro - que recomiendo - "El cuidado de la salud", hace unas importantes recomendaciones para mantener el bienestar, entre las que se encuentran la práctica del yoga y el cuidado de la alimentación.

Como bien sabemos, dentro de los métodos de Yoga hay estilos de Hatha Yoga que son dinámicos y por lo tanto aeróbicos. El ejercicio aeróbico aparte de desarrollar la masa muscular, nos permite aumentar nuestra frecuencia cardíaca y respiratoria, siempre con moderación y sin llegar a la extenuación., mejorando por lo tanto el consumo de oxígeno, resultando beneficioso para la actividad cardíaca y muscular en general.

Práctica gradual y "frecuencia cardíaca de entrenamiento"

 Es jmportante dedicarle tiempo diariamente al ejercicio físico y en el caso concreto del yoga dinámico, power yoga o ashtanga yoga sea realizado gradualmente y de manera inteligente acorde a las posibilidades y edad del practicante, y en casos determinados es  importante vigilar que la frecuencia del pulso no sobrepase la llamada "frecuencia cardíaca de entrenamiento".

 Decir que dicha frecuencia varía con la edad y se sitúa entre los 100 y 150 latidos por minuto de los veinte a los treinta años, entre los 85 y los 130 latidos por minuto de los treinta y cinco a los cincuenta años, y entre los 75 y los 115 latidos por minuto de los sesenta a los setenta años.

Ejercicio físico y salud cardiovascular

 Menciono un interesante estudio realizado en Harvard en el que se demostró que los inmigrantes irlandeses de EE.UU. tenían afecciones cardíovasculares más frecuentes y más graves que sus familiares más directos que permanecían en Irlanda, a pesar que éstos consumían una dieta más rica en grasas y colesterol que sus hermanos en Estados Unidos.

 Después de años de minucioso estudio, la conclusión fué que los irlandeses en su país, trabajaban físicamente más duro que aquellos familiares que vivían en Norteamérica.

 

.