Lotus or lilly for blog

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "no" RSS icon


SOBRE LA NO VIOLENCIA

Reflexiones sobre la no violencia y la paz

Vivimos en una sociedad en crisis donde la violencia en sus múltiples formas es una de las manifestaciones más dañinas que altera frecuentemente la estabilidad en la convivencia.
Me parece oportuno que todos sin excepción, nos detengamos a reflexionar e intentemos recuperar el respeto, la tolerancia y el amor que el ser humano se merece.
Homo homini lupus, “el hombre es un lobo entre los hombres”. Freud que citó esta frase, señaló apesadumbrado: ¿Quién tiene el valor de negarlo ante tanta evidencia?


Si la agresividad es innata en el ser humano, también lo es la bondad y la compasión y asimismo la habilidad para controlar e ir más allá de nuestros instintos animalísticos. Sólo un recalcitrante pesimista negaría la imposibilidad de vivir en paz y armonía con nuestros semejantes y la naturaleza que nos rodea y buen ejemplo de esto, son las muchas comunidades existentes que expresan su cotidiano vivir con la alegría propia del bienestar interno y social.

No se necesita matar a 100 millones de personas por medio de guerras y torturas como lo hemos hecho ya. Somos libres para seguir unas formas de actuar totalmente distintas, y ello puede llevarnos a cultivar la no – violencia, como un estilo de vida más viable de lo que pensamos. Esto puede parecer una utopía, pero en mi opinión no lo es.
Tal manera de concebir la existencia, no es realizada por razones o planteamientos metafísicos, sino porque la armonía social y la supervivencia de todos, depende del espíritu  de colaboración. La no – violencia debe convertirse en algo más que un deseo o exigencia económico – social, debe ser la expresión de un sentimiento interior.

Gandhi, exponente de ahimsa

En este siglo, fue Gandhi, maestro de karma yoga (actitud de inegoísmo en la acción,(algo enormemente infravalorado en una sociedad donde el énfasis se pone en competir, destacar y fortalecer el ego al máximo), quien mantuvo muy alto el ideal de la no – violencia, siendo capaz de demostrar su efectividad política a través de la resistencia pasiva. Gandhi inspiró la moderna filosofía y practica de la acción social no violenta, por medio de reuniones, sentadas, manifestaciones y ayunos. Campañas no violentas de reforma social en distintas partes del mundo están siendo testigos del éxito sorprendente del poder transformador de la no – violencia, para lo cual sólo es necesario compromiso con uno mismo y la sociedad a la que se sirve.
Nuestros pensamientos son muy poderosos, determinan las maneras sutiles en las que nos relacionamos con la vida y como interactuamos con los demás. Por otro lado, si somos inteligentes, debiéramos comprender, que toda acción  o semilla tiene una repercusión similar a las características del pensamiento que hemos sembrado, lo cual da a entender, que el ideal de la no – violencia, no está confinado a manifestaciones físicas o verbales solamente, como muchos creen.


Siempre que no estemos  presentes como tolerancia, mínima compasión y amor en el sentido más amplio de la expresión, estará actuando el “yoismo” al que se refería nuestro insigne paisano  D. Salvador De Madariaga, lo cual, inevitablemente disminuye  la calidad de vida en nosotros y los demás, ya que somos responsables de “como” estamos en el mundo.
Nuestra sociedad tiene derecho a nuevos héroes, a líderes en los que prevalezca la fuerza de la razón sobre la razón de la fuerza, cualquiera que esta sea, y practiquen el dialogo para que se comience a construir un mundo en el que la humanidad, -en palabras de Oscar Arias, premio Nobel de la Paz –“tenga la oportunidad de cambiar una historia de  violencia y opresión por una de paz y libertad”.
 


Creencia Religiosa

¿Quien es más feliz, un creyente o un no creyente?

Nuevos análisis muestran que no es tan simple. Luke Galen  ha descubierto que los no creyentes convencidos también son bastante felices, pero la gente que tiene dudas es la que se encuentra insatisfecha. Adam Okulicz-Kozaryn, un científico social de Harvard, ha analizado datos procedentes de la World Values Survey y ha encontrado algunos datos interesantes:Religion and Science

La incertidumbre lleva a la insatisfacción

Los estudios anteriores habían tendido a señalar que la gente religiosa es, de media, más feliz. Pero hablar de niveles “promedio” de felicidad, esconde muchísimos detalles. Luke Galen ha indagado más a fondo y nos postula su idea de que, independientemente de la opción personal de ser: “creyente o no creyente”, lo que genera insatisfacción es la incertidumbre.

Entre la gente religiosa los hay felices e infelices.

Un porcentaje mayor de gente religiosa dice que son extremadamente felices, comparado con los ateístas convencidos. Pero también un porcentaje más elevado de creyentes se califica como extremadamente infeliz. Los ateos vienen a manifestar situarse en una escala intermedia.Kumbha Mela 2009

Los fieles practicantes tienden a ser más felices.

Bromas aparte, los datos demuestran que la gente que participa de los servicios religiosos y pertenecen a una organización religiosa son más felices.

Los no creyentes tienden a ser más felices.

Bajo el mismo análisis, gente que solo cree, sin participar de servicios religiosos, en Dios, son mucho menos felices. En otras palabras, los más felices son los que participan del componente social de la religión pero no se toman toda la doctrina religiosa y relativa a Dios extremadamente en serio.

El efecto depende de cuan religioso es un país.

De media, cuanto mas religioso es un país, más felices son sus creyentes. Sin embargo en países que no son muy religiosos, son los no creyentes los que suelen ser más felices.

Esto sugiere que la razón por la que los no creyentes, generalmente se sitúan como menos felices, es porque los estudios han sido realizados en países donde son minoría.

En otras palabras, estar en un grupo afín te hace ser más feliz. También, simplemente podría ser que los componentes del grupo son más felices en si. En países religiosos, esas personas son creyentes y en los no religiosos son personas no creyentes.unemployment

La religión alivia los efectos del paro

Esto solo es aplicable a países ricos. Okulicz-Kozaryn demostró que el desempleo creaba infelicidad, y que ese efecto es más acusado en países ricos comparado con los más pobres. Los desempleados con creencias religiosas son más felices que los no creyentes, pero solo en países ricos.

También especulaba sobre la existencia de un estigma social referente al desempleo en los países ricos y que la religión ayuda a aliviar la miseria que se genera.

Las religiones generan polarizaciones

Todo esto parece confirmar que las religiones generan situaciones mas extremas – tanto en felicidad como en infelicidad. Además, la felicidad está principalmente relacionada con la actividad social. Este estudio parece explicar por qué países ateos, como Escandinavia, son de los más felices del mundo. Los ateos son felices cuando están con personas afines y en sociedades en las que son mayoría y también es rica en otros factores que hacen a la gente feliz – libertad, justicia e igualdad.