Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "peso" RSS icon


El Mejor Ejercicio para unos Huesos Saludables

¿Huesos Saludables?

Un apartado especial de “Medicine & Science in Sports & Exercise”, el diario de la “American College of Sports Medicine” detalla una continua controversia, dentro del campo de la ciencia del deporte. Esta radica en exactamente como afecta o no el ejercicio a los huesos. “Hubo un tiempo, no hace tanto de ello” en el que la mayoria de los investigadores asumian “que cualquier actividad seria beneficiosa para la salud osea,” cuenta el profesor auxiliar Dr. Daniel W. Barry, de la University of Colorado, en Denver, que ha estudiado huesos de atletas y de ancianos.

Huesos saludablesInvestigaciones Recientes

Hallazgos recientes nos muestran que los nadadores de competición poseen una densidad ósea inferior a lo previsto, y que los ciclistas en competición algunas veces poseen huesos frágiles y, finalmente, algunos estudios sugieren, que el levantamiento de peso, necesariamente no fortalece demasiado los huesos. Los ejercicios de mucha resistencia puede que reduzcan la densidad ósea. En un estudio del Dr. D.W. Barry, los ciclistas de competición pierden densidad ósea cuando desarrollan un periodo prolongado de entrenamiento. El Dr. Barry dice que es posible que el ejercicio demasiado prolongado o intenso pueda conducir a una perdida excesiva de calcio a trabes del sudor. El sistema endocrino puede interpretar la perdida de calcio como algo suficientemente serio como para empezar a disolver el mineral del hueso.

El Mejor Ejercicio

El mensaje actual sobre el ejercicio y la estructura ósea podría ser que el mejor ejercicio es simplemente saltar arriba y abajo. “Saltar es fantástico, si tus huesos pueden con ello” dice el Dr. Barry “Probablemente no necesites hacer mucho mas”  (Si tienes antecedentes familiares de osteoporosis, consúltalo con un medico)


Porque el ejercicio no lleva a la pérdida de peso

Ejercicio y adelgazamiento

Simplemente por hacer ejercicio no significa necesariamente que se pierda peso. Un estudio publicado en el The British Journal of Sports Medicine en septiembre informaba sobre los decepcionantes resultados sobre la pérdida de peso. 58 personas obesas que formaban parte del estudio, completaron, sin cambiar sus dietas, 12 semanas de entrenamiento aeróbico supervisado. La pérdida de peso medio para el grupo fue poco más de 3 kilos y muchos apenas perdieron la mitad de eso.

Las calorías de la grasa o de los carbohidratos

Aparentemente, solo unas pocas personas pierden peso haciendo únicamente ejercicio, también han de cambiar sus hábitos alimenticios. Un estudio de la University of Colorado School of Medicine en Denver trata de explicar el porqué. Los investigadores estudiaron varios grupos de personas. Algunos eran atletas fuertes y esbeltos, otros sedentarios pero delgados, otros sedentarios y obesos. Los investigadores podían determinar si las calorías gastadas eran en forma de grasa o de carbohidratos. Quemar más grasa que carbohidratos es más aconsejable si lo que queremos es perder peso, ya que la grasa procede de los almacenes de grasa del cuerpo.sorpresa

Sorpresa

Para su sorpresa, los investigadores comprobaron que ninguno de los grupos, ni siquiera los atletas, experimentaron  una “quema de grasas posterior”. No usaron grasa adicional del cuerpo el día en que hicieron el ejercicio. En realidad, muchos de los sujetos quemaron un poco menos de grasa durante el periodo en que hicieron el ejercicio que cuando no lo hicieron. 

 
Pulsaciones cardiacas para la quema de grasas


Para reducir la grasa del cuerpo, y maximizar la quema de grasas, el Journal of Strength and Conditioning Research, recomienda un rango de "pulsaciones cardiacas de entre 105 y 134 por minuto”, según Carey, esto representa la zona de quema de grasas. “Es probable que lo mejor sea trabajar la parte superior de ese rango, así en total, quemas mas calorías” que en el rango inferior.

Losing weightComo mantenerla a raya

Afortunadamente, el ejercicio ayuda, fisiológicamente, para mantener a raya la grasa del cuerpo que se ha perdido, a través de la consecuente reducción de calorías. El ejercicio parece ajustar ciertos caminos metabólicos que impiden la tendencia del cuerpo a reemplazar la grasa perdida. Así que todavía no pares de correr maratones y participar en carreras de bicicleta. ¡El ejercicio la mantiene a raya una vez que la has perdido!