Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "sabiduria" RSS icon


Ni tu ni yo somos los mismos - Historia -.

La realidad es que nada perdura

Parece ser que no nos damos cuenta de la impermanencia de la existencia ya que nuestro deseo es hacer perdurar - imposible - estados de bienestar que no queremos que cambien. Obviamente, una cosa es el deseo y otra la realidad; sin embargo, nuestra mente crea la magia de que eso es posible, es decir, aferrarnos a que no cambie aquello que fervientemente poseemos.

La sabiduría de Buda

Suele contarse que Buda fué el hombre más despierto de su època. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano ni desarrolló tanto la benevolencia y la compasión.Se dice que entre sus primos se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro, empeñado en desacreditarlo y desear, incluso, su muerte.

Cierto día, Buda estaba paseando tranquilamente y Devadatta, escondido en la cima de una colina, le lanzó una pesada roca a su paso.No obstante, la roca no dañó a Buda, quedando solo cerca de él.Así pues Devadatta no consiguió su objetivo.Buda se dió cuenta de lo sucedido, pero permaneció impasible sin perder la sonrisa.

Días después, Buda se cruzó con su primo y le saludó afectuosamente. Muy sorprendido, Devadatta le preguntó:

¿No estás enfadado primo?

-No, claro que no.

Devadatta insistió:

¿Por qué no estás enfadado si sabes que he intentado matarte?

Buda le respondió:

Porque ni tu eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando ésta fue arrojada. Para el que sabe ver, todo es transitorio; para el que sabe amar, todo es perdonable.


La sabiduría de los Maestros (1)

Alianza de conocimientos

Voy a intentar aproximarme a diferentes corrientes de pensamiento,  que mantienen maestros en variados campos del saber, y creo que lo que en realidad necesitamos, es una especie de alianza del conocimiento, dada la multiplicidad de búsquedas y respuestas que existen.

 Sabemos que vivimos en un mundo lleno de contradicciones; existe por un lado un gran avance tecnológico y una sociedad - la nuestra - que ha alcanzado altas cotas de bienestar, pero por otra parte, se tiene la sensación de que el desarrollo de la mente en sus niveles más profundos está todavía por llegar, así como lal capacidad para poner en práctica nuevas formas de actuar.

Hay, sin embargo, muestras relevantes de seres humanos que nos han señalado el camino más noble y digno en la evolución de nuestra especie. Todos ellos alejados de cualquier tipo de dogmatismo, nos han mostrado que su singularidad, su autorrealización, no dependen de la formación o la información adquirida en sus vidas, sino de la transformación de su vivencias interior.

El valor de dar

 Krishnamurti decía que la necesidad está, no en querer cambiar la sociedad, sino en el cambio del propio individuo, para que todo el conjunto social viva en mayor armonía y equilibrio, de los cuales parecemos carecer. Buddha, gran conocedor de la mente humana, enseñaba: "Para enderezar lo torcido debes hacer algo más difícil: enderezarte a ti mismo." De ahí que cuando no somos capaces de cumplir con nuestra tarea principal nos precipitemos en la angustia.

 La palabra "angustia" - takrishnamurti brockwood parkn arraigada a nuestras vidas - está, según los lingüistas, en relación directa con angosto, estrecho. Y es cuando el corazón se angosta y se ahoga en el egoísmo que el alma sufre. Inversamente, la alegría vital es pura expansividad y depende de un corazón valiente e íntegro, capaz de dar lo mejor de sí mismo.

Es curioso, como en el ámbito de la psicología, lo que llamamos felicidad, se experimenta en mayor medidad cuando hay entrega a los demás, y ésto lo he escuchado hace pocas horas de Guillermo Ballenato, autor del libro, "Merezco ser feliz"  en una conferencia en Vigo.

En este sentido, cobran especial valor, las palabras del Premio Nobel de Medicina Sir John Eccles ,- a quien en su día había invitado a participar en un encuentro sobre Yoga, Cerebro y Medicina en Vigo, - cuando dice que "el altruismo es una de las glorias de la cultura humana y debe ser aprendida como aprendemos una lengua".

Pensar

 Sin embargo, el ser humano vive apesadumbrado, sin abrir las compuertas de la compasión y el amor hacia los demás, que sería lo único que nos permitiría eludir la falta de alegría que a menudo nos ocasiona pensar en la existencia.

 "Pensar", proviene de una voz latina que alude a la operación de pesar, y tiene múltiples significados, - considerar, examinar, reflexionar, calcular, cavilar, rumiar... - unos más superficiales y otros más profundos, pero en definitiva, pensar, especialmente en occidente, ha llegado a convertirse en una actividad que no está exenta de una dolorosa melancolía, que puede llegar a deprimirnos y agobiarnos ante el peso inextricable de la existencia.

el pensador de Rodin

 El modelo plástico de este estado psicomental está perfectamente plasmado en la obra "El Pensador" de Rodin, en la que la mano ayuda a soportar el terrible peso del pensamiento contenido en la cabeza; pero el escultor francés ha trascendido la pura abstracción, el mero concepto, la simple idea del pensar y ha sabido expresar un estado anímico mucho más complejo y moderno, algo realmente más íntimo y sutil: la pesadumbre y el malestar que acompaña también al pensamiento.

 Continúa en (II)


La sabiduría de los Maestros (2)

 Continuando con lo anteriormente expuesto, diré que esa visión apesadumbrada del pensamiento responde a la concepción occidental, porque en otras culturas, especialmente en Oriente y en concreto en el arte indio, la gravedad y el dramatismo existencial no van ligados al acto de pensar, y podemos ver un ejemplo del disitinto tratamiento de este asunto en la representación artística del Bodhisattva, que podíamos tomar como el equivalente oriental del Pensador de Rodin.

Reflejo del pensar en el arte indio

 Tomo como figuras, los Bodhisattvas Padpmapani (los bronces de Cachemira de los siglos VII y VIII) muestran un modelo iconográfico muy distinto. Se representan en actitud reflexiva, pero relajada, abierta y expansiva, que viene resaltada por la propia composición de líneas centrífugas, a diferencia del modelo occidental que responde a una concepción predominantemente centrípeta.

El arte oriental nos muestra la plasmación de una ternura pensativa y compasiva, mientras que en occidente se refleja una actitud más narcisista y egocéntrica.

 Tal vez de ahí deriva la sensación de pesadumbre del pensador occidental: de esa continua preocupación por nosotros mismos, por ese girar, a menudo obsesivo, alrededor de nuestra propia órbita.Quizá la tensión ante el dolor, ante el sufrimiento de la vida, ante la angustia existencial, se liberaría, simplemente, al extender la mano hacia los demás, al desplegarnos, no al replegarnos.

La solución que nos muestra el arte indio, responde a toda una filosofía de la vida, en la que el pensamiento nos conduce al amor, a la compasión y a la acción desinteresada, liberándonos así de la tensión egotista.

Bhagavad Gita

 En el hermoso texto del Bhagavad Gita concebido en forma de diálogo entre Krishna y Arjuna, el primero le explica que aunque estamos encadenados por nuestros actos y sus consecuencias, hay acciones que nos pueden liberar cuando son ejecutadas con absoluto desprendimiento.

Hay una especie de liberación a través del Karma Yoga, donde lo importante estriba en la actitud inegoísta por los resultados de la acción y que está en consonancia con los maestros sufíes quienes dicen "no hay infierno sino individualidad, no hay paraíso sino altruismo."

 También el Gita nos enseña el camino de la entrega y el abandono en manos de la Gracia Suprema por medio de la devoción así como la comprensión de una sabidurá que rebasa la experiencia de la individualidad.

Frase de extraordinaria hermosura cuando en el Bhagavad Gita se define al que es sabio: "Un sabio es aquel que mantiene una mente equilibrada en la victoria y en la derrota, en la alabanza y la censura, en el placer y en el dolor".

Lección pues de ecuanimidad.

Ser o no ser

 Lo cierto es que todos pensamos y actuamos en la vida, pero deberíamos aprender a discernir entre lo que nos acerca, al menos psicológicamente, a la libertad y la felicidad, y aquello que nos enferma y esclaviza en esta sociedad tan insolidaria, hostil y casi siempre neurotizada.

Creo que el problema del ser humano sigue siendo expresado en las palabras de Hamlet, las cuales tan a menudo en Shakespeare, trascienden su contexto: "Ser o no ser, ésa es la cuestión". El auténtico dilema es decidirnos a SER.

 Y es precisamente, la grandeza que encierra la elección de "ser", la que ha gozado de un gran consenso entre autores de distintas épocas y culturas. A ella se refiere Rabindranath Tagore cuando habla de la plasmación de la Verdad del universo en el ser de cada uno de nosotros, tan coincidente con la psicología transpersonal y de alguna manera con ciertas reflexiones metafísicas de fíisicos cuánticos como David Bohm y Fritjof Capra.

Hacia lo mismo apunta la poesía mística del indio Kabir y la de San Juan de la Cruz cuando hablan de la transformación de la conciencia; siendo una vez más, Shakespeare un precursor de esa percepción lúcida de la conciencia,- que en Oriente aparece ya en los grandes pensadores de los Upanishads,- cuando hace decir en Hamlet:

"Esto sobre todo: sé cierto a tu propio Ser, y ello debe seguir como la noche al día, para que entonces no puedas ser falso ante el hombre..."

 Bien decía Jung, "tanto en la historia de la colectividad como en la historia del individuo, todo depende del desarrollo de la conciencia."

 Continúa en (3)

 


El pensamiento

El pensamiento y posibilidades de superarlo

El pensamiento ha creado unos adelantos de excepción que han mejorado nuestra calidad de vida. Adelantos increibles en medicina, descubrimientos grandiosos, viajes espaciales, comodidad, luz, agua caliente, erradicación de enfermedades y así sucesivamente. También nuestro pensamiento es la causa de guerras, destrucción, desacuerdos y conflictos,

 Ahora bien, es posible salir de las limitaciones a las que el pensamiento nos tiene sometidos?  El pensamiento crea división, tal como el yo y lo mío, tú y lo tuyo, lo cual genera conflicto a través de las etiquetas que ponemos que producen distancia y diferencia, lejos de cultivar unidad en la diversidad:

Chiitas contra sunitas,palestinos contra israelís, hindúes y musulmanes, tutsus y hutus, rvalidad y partidismo en política, fútbol, desacuerdos entre esposos, barreras entre países, diferencias étnicas, y todo aquello que vosotros podáis pensar e imaginaros.

El pensar sin salir del mismo pensamiento, adentrándonos en una búsqueda sin fin acaba produciéndonos insomnio.

Decía Platón: "Me quedé extenuado escudriñando la verdad", queriendo decir que le quitaba el sueño hasta extenuarle.

Así pues, zambullirse en pos de lo que está fuera de los sentidos y la mente, es una tarea que requiere una energía y solidez fuera de lo común..

 Nuestra vida está cautiva del movimiento ondulante de los pensamientos, como olas que suben y bajan en un plano horizontal, del cual no podemos salir y que nos mantiene enclaustrados en esta conciencia individual de cuerpo y mente.

Es aquí donde puede hacer su aparición la verticalidad del pensar - que apunta hacia la causa de nuestra manifestación - para salir de su influencia y de las limitaciones de la individualidad, y dejar atrás la frontera del yo, para trasladarnos hacia un nivel de Conciencia sin flímites lo cual significa romper las barreras de la insatisfacción y la mortalidad.

 Krishnamurti decía que "donde hay mente hay confllicto" y el pensamiento nos ata a la realidad dual que nos toca experimentar. Indagar y penetrar en el territorio de la selva del pensamiento, nos llevar a salir de las ataduras que la oscuridad o ignorancia nos hacen ver de manera engañosa.

Aquellos que han luchado por el conocimiento de sí mismos aprendieron a salir de las fronteras de sus limitaciones para trascender lo humano y despertar a lo divinino.

 Los seres humanos somos animales que hablamos y estamos dotados de razón, pero podemos acelerar nuestra evolución para adentrarnos en la experiencia que está más allá del pensamiento.


Custodios del Alma (I)

Custodios del Alma

Vivimos en un mundo lleno de contradicciones. Existe por lo tanto, un gran avance tecnológico y una sociedad occidental que innegablemente ha alcanzado altas cotas de bienestar, pero por otra parte, se tiene la sensación de que el desarrollo de la mente en sus niveles más profundos está todaviía por llegar, así como la capacidad para poner en práctica nuevas formas de actuar.

 Hay sin embargo muestras relevantes de seres humanos que nos han señalado el camino más noble y digno en la evolución de nuestra especie. Todos ellos, alejados de cualquier tipo de dogmatismo. nos han mostrado que su singularidad, su autorrealización, no dependen de la formación o información adquirida en sus vidas, sino principalmente de la transformación de su vivencia interior.

 

Pensadores que nos hacen pensar

Krishnamurti decía que la necesidad está, no en querer cambiar la sociedad, sino en el cambio del propio individuo, para que todo el conjunto social viva en mayor armonía y equilibrio, de los cuales parecemos carecer.

 Buda, gran conocedor de la mente humana, enseñaba:"Para enderezar lo torcido, debes hacer algo más difícil: enderezarte a ti mismo". De ahí que cuando no somos capaces de cumplir con nuestra tarea principal, nos precipitamos en la angustia.

 La palabra "angustia" - tan arraigada en nuestras vidas - está, según los ling¨´uistas en relación directa con angosto, estrecho. Y es cuando el corazón se angosta y se ahoga en el egoísmo que el alma sufre. Inversamente, la alegría es pura expansividad y depende de un corazón valiente e íntegro, capaz de dar lo mejor de sí mismo.

En este sentido cobran especial valor las palabras del ya desapareciido Premio Nobel de Medicina Sir John Eccles, cuando decía que "el altruismo es una de las glorias de la cultura humana y debe ser aprendida como aprendemos una lengua"

 Sin embargo, el ser humano vive apesadumbrado, sin abrir las compuertas de la compasión y amor hacia los demás, que sería lo único que nos permitiría eludir la falta de alegría que a menudo nos ocasiona pensar en la existenciia.

Continua en II

 

 


Krishnamurti y el conocimiento

Necesidad de conocimiento

Los seres humanos, indagamos, exploramos, intentamos descubrir el misterio de la existencia, buscamos respuestas ante la insatisfacción de la vida.

Una respuesta ante tanta duda, podemos encontrarla en sabias palabras, en este caso las de Krishnamurti:

Krishnamurti sobre la mente y el pensamiento

"El pensamiento jamás  puede descubrir aquello que es intemporal, saber si existe la realidad, la verdad.Jamás puede en ninguna circunstancia, dar con esa inmensidad, y sin la  comprensión de esa totalidad, de esa dimensión en la que el tiempo como pensamiento y medida no existe, el pensamiento tiene que encontrar su lugar propio y limitarse a ese espacio.

 Sería interesante investigar el problema que constituye la observación de nosotros mismos. Cuando nos observamos, no nos estamos aislando, limitando, volviéndonos egocéntricos, porque como lo hemos explicado, somos del mundo y el mundo es lo que somos. Esto es un hecho. Y cuando como seres humanos examinamos todo el contenido de nuestra conciencia, de nosotros mismos, estamos investigando, de hecho, la totalidad del ser humano, ya sea que viva en Asia, Europa o América. Por consiguiente, no se trata de una actividad egocéntrica.

Cuando nos observamos a nosotros mismos, no nos volvemos egoístas, egocéntricos, más y más neuróticos, desequilibrados; por el contrario, al observarnos a nosotros mismos, estamos examinando todo el problema humano de la desdicha, del conflicto y de todas las cosas terribles que el hombre se ha hecho a sí mismo y a los demás.

 Es muy importante pues, comprender este hecho: que somos el mundo, y el mundo es lo que somos. Podemos tener peculiaridades superficiales distintas, pero básicamente, todos los seres humanos de este desdichado mundo, pasan por la desgracia, la confusión, la agitación, la violencia, la desesperación, la angustia.

 Hay pues un suelo común, sobre el cual todos nos encontramos. Así que cuando uno se observa a sí mismo, está observando a todos los seres humanos."

El pensamiento  tiene su lugar limitado, fragmentado y no puede por lo tanto comprender la totalidad. La Totalidad se encuentra más allá de la mente y el pensamiento, fuera de lo limitado.


Palabras de Sabiduría

Frases para la reflexión

Las frases profundas suelen hacernos reflexionar y modificar nuestras actitudes, lo cual nos aproxima a un mayor conocimiento de nosotros mismos y por lo tanto a ser más coherentes y felices. He aquí algunas frases que pueden ayudarnos:

"Si buscas la iluminación o la felicidad, debes acercarte a la causa. Nada existe sin una causa previa. La causa o raíz de la felicidad es la compasión".  Dalai Lama

"Hasta que dejemos de dañar a todos los seres vivos, seremos todavía salvajes". Thomas Edison

"He decidido aferrarme al amor; el odio es una carga demasiado pesada para se sostenida. Martin Luther King

"Mientras que seamos cementerios vivos de animales asesinados, muertos a fin de satisfacer nuestros apetitos, ¿cómo podemos tener esperanzas en este mundo de lograr la paz que siempre estamos pregonando que nos gustarñia disfrutar?"  George Bernard Shaw

"Nuestro deber más importante es ir más allá de los pensamientos" Suami Nirmalananda

"No trates en salirte del mundo. Intégrate en él."  Bhagavan Das

"El ser humano necesita entender su mente, el centro más profundo de su existencia. De todos los misterios y maravillas del universo, nada es tan profundo como la propia conciencia" Suami Brahmananda

"El Guru dijo a su discípulo: "Tienes tres trabajos que llevar a cabo: E primero fué encontrarme; el segundo amarme, el tercero dejarme" Proverbio hindú

"La grandeza de una nación y su progreso moral, pueden ser conocidos por la manera en que los animales son tratados". Mahatma Gandhi

 


Buscando claridad y luz del absoluto

Buscando algo más que lo conocido

Todos deseamos tener las cosas claras en la vida. Claro está - una de las muchas claridades - que tal luz nunca brilla.

Por el contrario, hay cierta penumbra u opacidad en nuestra existencia puesto que no aparece la luz de nuestrros deseos, es decir, que la vida se presente como nos gustaría a nosotros, lo cual nos hace mantener en cierta oscuridad o ignorancia. Siempre aspiramos a más.

Más dicha, más amor. más comprensión, más entendimiento, más inteligencia, más claridad, más luz, más cercanía con el Absoluto,,,,,,

Somos producto de nuestra cultura

 Somos producto de la cultura en la que nos toca nacer y sobre todo,tenemos que considerar, que hemos desarrollado las corrientes cristianas de pensamiento que organizaron en gran medida la visión occidental de la identidad humana, y sus prácticas y simbolismo impregnaron profundamente nuestra vida cotidiana. desde el final del mundo romano y helenístico.

Sin duda, este pensamiento plasmado por el gran literato George Steiner, nos acerca a reconocer nuestra herencia del pasado.

Aprendiendo a transformarnos

En nuestra época, pienso que hay una especie de caducidad en la construcción de una realidad basada en fes y dogmas. Tampoco se trata de buscar teologías sustitutivas, peró sí encontrar respuestas menos estrechas y encorsetadas, caminos menos condicionados, hacer uso del libre albedrío para impulsarnos hacia un estado de libertad que podemos denominar plena.

 La Luz de Oriente

Decía Goethe que los colores, "son los actos y sufrimientos de la luz". La Luz lo impregna todo, y esa nostalgia por lo luminoso es lo que nos empuja a salir de la oscuridad.

Me viene a la mente la palabra "guru", la cual entre otras acepciones está la de quien nos lleva o ayuda a ver la luz: los Upanisads, proponen, "condúceme de la oscuridad a la luz, de la ignorancia a la sabiduría".

 En el Bhagavad Gita donde se da ese inigualable diálogo entre Krishna y Arjuna para trasladar del uno al otro la comprensión de lo Supremo o de la Luz, contiene una enseñanza que nos transporta de perplejidad en perplejidad, hasta hacernos comprender lo imperecedero o absoluto que somos en esencia.

 Amor es palabra a la que recurrimos siempre. Son tantas las definiciones que se pueden hacer del Amor que voy a quedarme tal y como lo expresaba el gran poeta Rumi: "Soy tan pequeño que apenas puedo ser visto ¿cómo puede este gran amor estar dentro de mí? ¡fíjate en tus ojos, ellos son tan pequeños, pero ven cosas enormes."


la sabiduría en las frases

Palabras de sabiduría

Las frases tienen un contenido profundo de sabiduría y reflexionar sobre ellas nos acercan a un mayor entendimiento de nosotros mismos y el universo.

"Tu no puedes ayudar a los otros, solamente servirlos"  Suami Vivekananda

El guru dijo a su discípulo:

"Tienes tres cometidos. El primero fué encontrarme. El segundo es quererme. El tercero es dejarme". Proverbio hindú.

"El hombre necesita comprender su mente, el centro más profundo de su existencia. De todos los misterios y maravillas del Universo, nada es tan fascinante como la mente". Sri Brahmananda Saraswati

"Nuestro principal deber es ir más allá del pensamiento". Suami Nirmalananda

"En tanto en cuanto seamos cementerios vivientes de animales "sacrificados" para satisfacer nuestros apetitos, còmo podemos esperar obtener paz en este mundo y qué tanto deseamos". Geroge Bernard Shaw

"No trates de salir del mundo, penetra en él". Bhagavan Das

"Hasta que dejemos de dañar a otros seres vivientes, nosotros todavía somos salvajes"  Thomas Edison

"Si buscas la iluminación, o incluso si buscas la felicidad, acércate o vete a la causa. Nada existe sin una causa. La raíz u otigen de la felicidad es la compasión." Dalai Lama

"Cuando la kundalini se despierta, y esta potente energía va hacia el cerebro, nuestra conciencia enseguida sufre una gran transformaciòn". Gopi Krishna

"Aprender a relajar y aquietar la mente, te hace sentir mejor, funcionar mejor y mantener mejor saludFrances Vaughan

"El hogar de lo Divino nunca está cerrado a aquellos que llaman sinceramente a sus puertas, cualesquiera que hayan sido sus errores del pasado." Sri Aurobindo

 "El Yoga es sin duda la llave maestra que abre las fronteras de la mente". B.K.S. Iyengar


La sabiduría e ingenio de Einstein

La necesidad de la compasión, bondad y perdón

En los métodos de meditación en dirección al bienestar psíquico, se contempla la necesidad de cultivar la compasión y el perdón, que personalmente he comprobado en los muchos cursos impartidos, como los participantes quieren cambiar su vida pero sin tener en cuenta este factor tan destacado.

Muchas veces tenenmos que servirnos de los considerados genios para poder expresar valores ya que por la importancia que les damos, sus palabras e ideas son más escuchadas.

 Quizá no somos lo suficientemente conscientes de lo que nos causa gran dolor, sensación de apesadumbramiento y remordimiento, es el llevar a cuestas acontecimientos del pasado que no olvidamos y que requerirían ser liquidados mediante el perdón, la compasión y el amor, bien sea por el daño que nos haya sido causado o el que podamos haber producido.

 Albert Einstein, al igual que otros muchos científicos y filósofos de todas las épocas, siempre han enfatizado la importancia de la bondad, la compasión y la curiosidad de lo que se presenta en el diario vivir.

Einstein y la sabiduría

Einstein sabía que esta actitud ante la vida conduce a una manera de pensar más clara y una forma más productiva de vivir y trabajar. Nunca cayó en la trampa de creer que el ser duro consigo mismo y con los demás, lleva al éxito. Sabía que esta visión de las cosas con tal actitud surgía debido a que todos tendemos a atribuir el éxito a maneras de proceder "duras" y faltas de compasión, en vez de a las actitudes más razonables y tranquilas, Einstein escribió:

 "Un ser humano es una parte del todo llamado poro nosotros el universo, una parte limitada por el tiempo y el espacio. Se experimenta a si mismo, a sus pensamientos y emociones como algo separado del resto, una especie de ilusión óptica de su conciencia.

 Este estado ilusorio es un tipo de prisión para nosotros, restringiéndonos a nuestros deseos personales y a nuestros afectos hacia unas pocas personas cercanas a nosotros.

 Nuestra tarea debe ser, el liberarnos de esta prisión, ampliando nuestro círculo de compasión a fin de abrazar todas las criaturas vivientes y a toda la naturaleza en su belleza. Nadie es capaz de alcanzar esto plenamente, pero la lucha por tal logro es en si misma una parte de la liberación, y un firme cimiento para la seguridad interior."


Los ciegos y el elefante

La ceguera mental hace vivir en la ignorancia

El Buddha contó en una ocasión la historia de los ciegos y el elefante.

Un antiguo rey de la ciudad de Savatthi ordenó a todos sus súbditos que padecían de ceguera que se reunieran en un lugar determinado y fuesen divididos en grupos.

 Cada uno de los grupos fué llevado cerca de un elefante con la finalidad de que le tocasen, y poder describirlo. Unos tocaron su cabeza, otros el tronco, las piernas, los colmillos y así sucesivamente.

 Después de un tiempo, el rey preguntó a los distintos grupos que describieran o explicaran la naturaleza del elefante.

Aquellos que habían tocado la cabeza explicaron que el elefante era como un gran cubo; aquellos que tocaron y palparon las orejas indicaron que eran como dos grandes abanicos; los que habían tocado sus patas, hablaban de unos pilares sólidos y fuertes, los que había tocado los colmillos, los describían como fuertes ganchos. Así pues, los diferentes grupos fueron dando descripciones del elefante.

 Los grupos, a partir de ese momento, comenzaron acaloradas discusiones, insistiendo cada uno de ellos que su definición era la correcta y la de los demás totalmente equivocada.


Sabiduría, Filosofía y Psicología Perenne

El cultivo de la Sabiduría

Seguramente que en innumerables ocasiones nos preguntamos qué es y donde está la sabiduría. Cuando menos, intentaré acercarme a este tema profundo e intentar plasmar algunas ideas y comentarios al respecto. Por Sabiduría, podemos entender que es algo más que conocimiento, ya que a través de éste obtenemos información, y sin embargo, la Sabiduría, requiere entendimiento. El conocimiento nos informa, pero la Sabiduría nos transforma. El conocimiento es algo que tenemos, pero la Sabiduría es en lo que tenemos que convertirnos.

 Como bien afirma Roger Walsh, - profesor de Psiquiatría, Filosofía y Antropología de la Unicersidad de California, Irvine - estamos tan inmersos en nosotros mismos que tendemos a olvidar los tiempos extraodinarios que vivimos y que quizá por primera vez en la historia tenemos a nuestra disposición todas las tradiciones espirituales, y que bajo la superficie de estas impresionantes teologías, filosofías y creencias, existe una filosofía perenne y una psicología perenne que nos situan en la Sabiduría Perenne.

 

Filosofía Perenne

Podemos establecer al menos cuatro consideraciones para entender lo perenne:

El mundo físico en el que vivimos, no configura toda la realidad y que lo que subyace, - de hecho su naturaleza esencial - para entendernos, es un mundo sagrado, un mundo de la conciencia o espiritual,  o Mente - por denominarla de alguna manera-, Universal.

En segundo lugar, nosotros como seres humanos, formamos parte de esta Realidad. Evidentemente, estamos en este mundo que vemos, tocamos, experimentamos, pero en lo profundo de nuestro Ser, està la experiencia de lo sublime, de lo que formamos parte, y que ello somos.

El tercer aspecto, nos indica que tenemos la capacidad de conocer este estado. Si entrenamos y desarrollamos nuestra mente adecuadamente, nuestra atención, refinamos nuestra percepción, es entonces cuando podemos llegar a conocer y a experimentar esta Realidad. Esto tiene gran signifiicado, ya que diferencia la filosofía perenne del dogma.

El cuarto aspecto nos indica que al llegar a reconocer esta Realidad sagrada en nosotros, es el mayor bien y la meta más elevada de la existencia humana, siendo el medio que mejor sirve a cada uno de nosotros, así como a los demás.

Psicología Perenne

Acompañando a la sabiduría perenne, podemos encontrarnos con la psicología perenne que trata de comprender la naturaleza de la mente, ya que nuestro estado mental habitual, todavía no está plenamente desarrollado. La psicología perenne, nos da a entender, que motivado a un estado de nuestra mente todavía inmaduro, no percibimos las cosas tal y como son; nuestras creencias distorsionan; nuestro entendimiento es limitado; no reconocemos nuestra verdadera naturaleza.

 Afirma la psicología perenne, que es posible un proceso de crecimiento, un movimiento hacia el despertar y ofrece mapas y medios a fin de poder realizarlo; ya bien sea a través del Yoga, el Taoísmo, el Budismo, Hinduismo o los estados contemplativos de cualquier tradición, podemos encontrar en todos ellos, un conjunto de prácticas y métodos para entrenar nuestra mente hacia esa meta.

Quizá, entre las prácticas que podemos denominar perennes y que son comunes a todas las filosofías buscadoras de dimensiones de realidades que ahora se nos escapan, se encuentran algunas que menciono, y que son elementos de gran ayuda para potenciarnos y reconocer nuestra identidad verdadera:

Motivación, transformación de las emociones, vivir éticamente, desarrollo de la concentración y atención, refinamiento de la conciencia, cultivo del amor y sabiduría, y la contribución hacia los demás con un espíritu de servicio.

Bien decía el gran historiador Arnold Tonybee, que uno debe estar en el ciclo de interiorización y de retorno, es decir; entramos en nosotros para salir más efectiva y afectuosamente hacia el mundo, y al mismo tiempo, salimos hacia el mundo, para penetrar más profundamente en nuestro interior. Es esta la expresión del amor y el despertar a la conclusión que llegó Tonybee, que así son las características de las vidas de grandes personajes que más han favorecido el desarrollo de la civilización y el bienestar del ser humano.

 Son muchos los que han contribuido a lo transpersonal en diferentes campos del conocimiento y como referentes menciono a Roberto Assagioli, psiquiatra italiano, creador de la psiconsíntesis, basada en aceptar la vida como un continuo proceso de autoexploración, de crecimiento personal y la realización  de un potencial en nosotros todavía por descubrir. Con visiones distintas e interpretaciones dignas de ser tenidas en cuenta, ahí se encuentran en este territorio personalidades como Jung, Aldous Huxley. John Rowan, Claudio Naranjo, Fritjof Capra, David Bohm, R. Shaldrake, A. Grof, Charles Tart, Frances Vaughan, Roger Walsh, Ramdas y tantos más.

 Creo recordar que el término de Philosophia Perennis, fué acuñado por el filósofo alemán Leibnitz (1646-1716) - aunque a través de la Teodicea, disciplina filosófica y teológica- tratase de conciliar la existencia de Dios con la presencia del mal en el mundo, es a él a quien se le atribuye la denominación de Filosofía Perenne.

La Filosofía Perenne viene a ser la búsqueda a la Realidad inherente en todo y lo que en realidad es nuestra verdadera Naturaleza.

 Termino con tres reflexiones, que aunque corresponden a épocas distintas, su visión de la Realidad Última, queda bien plasmado.

"Ve sólo Uno en todas las cosas; es el segundo el que te descarría".  KABIR

" Habla todo lo que desees sobre filosofía, adora a tantos dioses como quieras, observa todas las ceremonias y rituales, canta devotas alabanzas. Así, la Liberación no llegara jamás ni al final de un centenar de edades, sin que llegues a darte cuenta que existe la Unidad del YO".             SHANKARACHARYA

"La práctica puede cambiar nuestro horizonte teórico, y puede hacerlo de doble manera; puede conducir a nuevos mundos y suscitar nuevos poderes. El conocimiento que nunca lograríamos permaneciendo lo que somos, acaso sea alcanzable en consecuencias de poderes más altos y una vida superior, que podemos lograr moralmente".      WILLIAM JAMES

 

 

 


Buscar en el interior

Buscando en el interior

A veces tenemos la sensación que en nuestro interior se produce una especie de guerra civil, en el sentido que se acumulan pensamientos de todo tipo, tristeza, estados de ansiedad, temor, cólera, sufrimiento, alegría, satisfacción, frustración, recuerdos, impulsos hacia el bienestar y la aspiración por la calma y el sosiego.

 Sabemos que es en nuestro interior donde se producen la alegría y el contento y es al decir de grandes sabios, que es en la profundidad de nuestro ser donde hay que encontrarlos..

 Una anciana buscaba afanosamente algo que se le había perdido en la calle cercana a su casa, palpando y revolviendo en el suelo. Un hombre que por allí pasaba, se detuvo a observar a la anciana y después de un tiempo, al contemplar la avidez con la que se movía, se acercó a la mujer.

 ¿Qué has perdido para estar buscando con tanta ansia e interés?

 Hace más de una hora que perdí una aguja que tenía para coser.

 ¿Y donde la has perdido?

 Ahí, en el interior de mi casa.

 ¿Entonces por qué la estás buscando aquí fuera?

¡Es que ahí dentro está muy oscuro!

Existe una palabra en el Yoga que no es otra que Avidya (ignorancia) que domina a los seres humanos ya que la tendencia es a buscar fuera y no en el interior. Es obvio que el mundo externo debe ser aceptado y vivido con inteligencia, sobre todo conociendo los mecanismos que determinan nuestro yo, la Mente.

La historia ilustra claramente que buscar en el exterior es como un espejismo en el desierto. Nos parece real, pero en realidad es engañoso e ilusorio.


La meditación - seminario

Seminario de meditación: Centro de Yoga Sananda. Días 16 y 17 de Marzo 2013

" Medita, medita, medita."

MadhanaLa meditación es la esencia de todas las prácticas buscadoras de estados profundos de conocimiento. En todas las ocasiones que he estado y estoy con grandes maestros de todas las tradiciones, he escuchado de ellos y practicado con ellos la meditación; sus consejos, sus enseñanzas, sus palabras imperativas son:" Medita, medita, medita."

La meditación es el viaje más fascinante hacia la verdadera libertad; es el romper el confinamiento de los mecanismos psicofísicos de la individualidad; es el puente de unión entre lo finito y lo infinito; es el caminar de la ignorancia hacia la sabiduría; no es el huir, escapar, alejarse de la llamada realidad cotidiana; más bien es entenderla, comprenderla, ser parte de ella y asemejarse a la flor del loto que está en el agua, pero al mismo tiempo. sobre ella, sin verse afectada; es enfrentarse valientemente a la agitación constante de nuestro contenido mental, tan parecido a un caballo desbocado y sin control.

Nunca escuché de estos grandes maestros que tuviese fe en dogmas, y no siento en mi corazón nada que no sea agradecimiento profundo. Sus enseñanzas llenas de sabiduría y amor, se posan insistentemente en mi conciencia: "medita, medita". La meditación es su estado más puro es la ausencia de pensamientos de "yo" y "mío", es calmar el mar alborotado de nuestra mente, y escuchar el más hermoso de los sonidos que es el silencio interno. Meditar es oir, sentir, oler, ver, tocar más allá de la estructura mental; meditar es percibir lo inexplicable, es trascender las limitaciones del tiempo y el espacio; es descubrir la conciencia sin fronteras, es sentir el eterno aquí y ahora.

Adentrándote en la meditación

Ven y entra en la meditación, en el silencio, en el Ser. Adéntrate en lo más profundo de la existencia como enseñan los buscadores de la Verdad.

Siéntate plácidamente con tus ojos cerrados y tu cuerpo en una posición firme pero relajado; deja que fluya tu respiración, obsérvala; poco a poco ponte en camino para desentrañar los misterios de tu mente, liberándote de la influencia de los deseos egoístas y apegos generadores de dolor. Vacíate por completo para ser colmado de lo que tu eres: Conciencia plena. Descubre y encuentra al perceptor, al testigo que permanece inalterable detrás de tu mente; abadónate y fluye como el río, para desembocar en el inmenso mar del Conocimiento.

Un espectador

Observa tus pensamientos sin verte involucrado; obsérvalos como un espectador, no formes parte de ellos, no los alimentes, no los juzgues, no te impliques en su juego; tus pensamientos se irán acallando. No tengas expectativas y sumérgete más y más en las profundidades de tu interior; siéntete inundado por una dicha que se expande, que te impregna, que te ilumina; es un estado de paz inenarrable, inconmensurable.

Sat-Chit-Ananda

Cuando ese estado se saborea, todo temor y aflicción cesa. Medita, medita, medita; conviértete en lo que ya eres: Sat-Chit-Ananda - Existencia, Conciencia y Dicha Absoluta. Este estado no es patrimonio de unos pocos; es el derecho de nacimiento de todos. Tat Tvan Asi, Tu Eres Eso. Ahora eres un ser libre de todo apego y limitaciones. Eres feliz, feliz, la FELICIDAD misma.

Durante el mes de Agosto, tendremos programas especiales de Meditación, Mindfulness, Seminarios de Yoga y Cursos residenciales en Mondariz Balneario.

 


Krishnamurti (y ///)

Krishnamurti, luz de inteligencia y sabiduría

La figura de Krishnamurti se va agrandando con los años, por su liibertad en la exposición de ideas y con tratar de que el individuo como tal se convierta en un buscador sin intermediarios.

 Solía hablar no como un guru sino como un amigo, tocando la esencia de las tradiciones pero advirtiendo al mismo tiempo de no convertirse en un seguidor ciego y a utilizar el discernimiento. Cuando Krishnamurti o K., se dirigía a auditorios numerosos, cada uno de los asistentes sentía como si se dirigiera a ellos de manera personal.

 Muchos maestros espirituales con los que debatió, científicos, psicólogos y todo tipo de intelectuales sintieron enriquecer sus propias teorías o bien recapacitaron con respecto a sus ideas.

 "Una cosa es pensar igual y otra pensar juntos", decía K., y que los pensamientos de naturaleza sectaria, dividen a los seres humanos y crean conflictos, violencia y guerra. Recordaba a sus oyentes que esas etiquetas que nos hace identificar como hindúes, musulmanes, o cristianos crean esas diferencias.

 Sus enseñanzas pretendieron trascender los sistemas de creencias, dogmatismos y fes ciegas, dando mensajes en dirección a una búsqueda de la Verdad, libre de connotaciones sectarias.

 Afortunadamente para todos, ahí está su legado en forma de literatura basada en sus charlas, programas de televisión, encuentros con profesores, estudiantes, diálogos, entrevistas, biografías y cartas.

Krishamurti y la meditación

 "La mente que ha puesto su casa en orden está en silencio. Ese silencio no tiene causa y, por tanto no tiene fin. Únicamente aquello que tiene una causa puede terminar. Ese silencio - que no conoce final - es absolutamente necesario porque sólo en él todo movimiento de pensar cesa. Sólo en ese silencio existe aquello que es sagrado, que es innombrable, aquello que el pensamiento no puede medir. Y eso que existe es lo más santo. ESO ES MEDITACIÓN".

 Una riqueza de sabiduría a disposición de la humanidad.