Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "puntualizaciones" RSS icon


Yoga contemporáneo: algunas puntualizaciones

Yoga: estilos y confusión.

Algunas puntualizaciones

Es asombroso observar como en este bosque espeso del yoga, hay cada día menos claridad y mayor confusión. En estos últimos años han ido surgiendo estilos de yoga que son fruto del deseo occidental de acomodar una tradición, a una práctica que poco o nada se asemeja a sus orígenes y fines, ya que los muchos y variados nombres con los que se acuñan a diferentes escuelas. modelos o estilos de yoga modernos, crean la impresión en nuevos practicantes de que necesitan probarlos todos, sin tener capacidad de distinguir cual de ellos será el más conveniente y beneficioso para sus intereses.

Decir que la mayoría de estos estilos de yoga occidentalizados, se destacan fundamentalmente por un intenso trabajo físico y,  que distintos profesores con un marcado acento comercial y mediático, han logrado instalarse en una sociedad necesitada de la compulsión de una práctica, la cual va acompañada y etiquetada de "espiritualidad".

Creo oque cierta crítica constructiva es necesaria, ya que la tendencia general es considerar que en el yoga todo es aceptado y aceptable.

 

 

Realmente, ¿pertenezco a una casta de yoga?

No estaría de más hacerse el cuestionamiento de este encabezamiento, sobre todo cuando existe una identificación compulsiva o enfermiza con un estilo de yoga que el practicante considera único y, que no le permite  avanzar, evolucionar o bien mantener la mente receptiva ante un abanico amplísimo de enseñanzas que el yoga propugna.

 Mi experiencia al recorrer frecuentemente este ámbito yóguico alrededor del mundo, me está haciendo notar hace ya tiempo, que dependiendo del estilo , cualquier grupo que se reúne en cursos, seminarios, encuentros, bien sea en la India, Estados Unidos o cualquier otro país, se ven movidos básicamente por la necesidad de pertenencia a una "tribu" o "casta", - y ello tiene mucho que ver, dependiendo del estilo de yoga con el que se identifiquen, o bien a qué guru o profesor sigan y, son abundantes los que podría enumerar,  - todo lo cual, hace que el formar parte de esa "casta", el grupo o bien el practicante individual, se considere especial, privilegiado y diferenciado de los demás, así como la experiencia de la socialización, - tal como la comunicación, intercambio de ideas, visitas a lugares de interés común y tantas cosas más. -

De esa vivencia, a veces enriquecida por una  mezcla de nacionalidades , les lleva al deslumbramiento de verse cada día en el "mat" o esterilla, con un hormigueo interno de "ser especial".

Pienso que la reflexión en estos casos es imprescindible y, uno debe cuestionarse si cree pertenecer a un "club", "movimiento", "clase social",  o bien creerse una especie de "fan" de algún grupo musical o seguidor de un "equipo" de fútbol, sólo que en este caso, referido al territorio del estilo de yoga que profesa. Una palabra clave que debemos considerar es viveka, discernimiento.

Disponer de una visión más amplia

 Soy partidario de la práctica intensa del yoga, con energía, entusiamo, alegría, positividad, pero al mismo tiempo, con una mente que discierna y conozca el propósito de su finalidad.

 En el Yoga pleno, completo, profundo, no sesgado, no participativo de las modas cambiantes, lo podemos situar en el árbol del conocimiento o sabiduría, como un tronco poderosísimo con múltiples ramas y hojas que contienen una compleja historia de exploración espiritual, reflexión filosófica, prácticas ascéticas existentes en la diversidad de culturas indias que pasan por el hinduismo, buddhismo, jainismo y otras muchas filosofías, teologías y religiones.

Textos, transmisión oral, iconografía, mitología, danza, ayurveda, folklore, linajes espirituales, debates y controversias entre filósofos de gran altura intelectual, templos, corrientes de pensamiento diversas, psicología de lo trascendente, métodos y prácticas para el control del cuerpoo y la mente.Todo ello y más, configuran la sed del saber del Yoga.

La práctica es muy importante, pero hay que añadir más.

 Para la inmensa mayoría de los practicantes de yoga, éste sólo representa la práctica de asanas, e incluso como mero ejercicio físicon, - lo cual no deja de ser importante - y, poco o ningún interés despierta el entendimiento del porqué y para qué se lleva a cabo, desdeñando la historia real, que sin duda matrimoniada con los métodos de yoga prácticos, arrojarían luz ante tanta oscuridad y confusión que reina en la actualidad.

 Cito un pasaje del Chandogya Upanisad y que a los interesados puede servir de guía o meta:

   Hay una luz que brilla más allá de todo lo existente en la tierra, más allá de todos nosotros, más allá de los cielos, más allá de lo más alto. Esta es la luz que brilla en nuestro corazón"

 

 Nuestra visión de la práctica y la enseñanza, está concebida en lo ecléctico, en el estudio de los orígenes y la evolución del yoga hasta la actualidad, con una mente amplia y con una capacidad de utilizar la crítica cuando sea considera que ésta es necesaria, procurando no desvirtuar la tradición, exponiéndola en sus diversas ramificaciones y, complementándolas para el enriquecimiento de nuestros alumnos, con lo que occidente tan bien nos ofrece en el campo de la psicología, filosofía, neurociencia y otras muchas ramas del saber.

Así, procuramos la fusión de Oriente y Occidente.