Tags en el tema de "sankaracharya"RSS icon

La Libertad Última, Vedanta (2)

por Madhana | 04 de Febrero de 2016 02:12

Etiquetas: atman brahman upanisads india Vedas sankaracharya ramanuja madhava vedanta filosofia darsanas

Aproximación a la Espiritualidad.

La palabra religión, de alguna manera está un tanto desprestigiada por lo que supone de creencia, dogma o condicionamiento religioso, dirigismo institucional, o incluso demasiado ritualista o estática, o bien dependiente de una fe ciega.

El término espiritualidad ha venido a su rescate dando a entender una dimensión de búsqueda interna y personal, dotando así al buscador de connotaciones más positivas, personales e independientes.

En 1952, el ndólogo Heinrich Zimmer decía: "Los oocidentales estamos a punto de llegar a la encrucijada ya alcanzada por los pensadores de la India en el siglo VII antes de Cristo. En esa encrucijada, existe un camino que nos lleva hacia dentro".

El movimiento de buscadores que existe en Occidente en estos últimos años, se ha entregado a la exploración del mundo interior tratando de descubrir el misterio del mundo espiritual, y muchos de estos buscadores han situado su mirada en los rishis de la India, tratando de encontrar "certezas" para poder disipar las nubes mentales de la "ignorancia".

Aproximación al Vedanta

Enorme es la complejidad de las filosoías de la India, así que haremos una breve y sencilla incursión a una visión del Vedanta.

En Occidente ha habido un acercamiento al estudio de los Upanisads que forman la filosofía Vedanta o "la última parte de los Vedas" y que tienen como esencia unas famosas proclamaciones o grandes frases denominadas Mahavakyas, tales como: Aham Bramasmi  - Yo Soy Brahman - o Tat Tvan Asi - Tu eres Eso -.

Dan a entender que nuestra verdadera Realidad,  es el Ser, Yo Supremo o Conciencia Absoluta, o en el hinduismo, Brahman, término clave en los Upanisads. Asimismo, otro término imprescindible es Atman, que viene a significar el Ser o Concienia Suprema que es cada uno de nosotros, más allá del ego.

Comprenderemos que todo lo antedicho tiene su dificultad en ser entendido, pero a pesar de ello, cuando accedemos a una Experiencia directa o inefable, en la tradición hindú, Atman y Brahman no son realidades distintas sino que de hecho se refiere a Brahman o Totalidad que es la misma esencia de Atman existente en cada jiva o individuo. En otros palabras: este Atman es ese Brhaman. No es que uno tenga que convertirse en esa Realidad Última: uno ya lo es, lo único que sucede es que nos identificamos con los mecanismos de mente y cuerpo - tal y como me lo enseñaba Ramesh Balsekar - y ello hace que vivamos en un estado de "avidya" o ignorancia.

Esta exposición de naturaleza advaita o no dual, tiene como su máximo exponente a Sankaracharya (788-820) con el que obviamente hay desacuerdo por parte de otros grandes filósofos dualistas como Ramanuja y Madhavacharya y, cuyas interpretaciones de los mismos textos difieren de Sankara.

Chandogya Upanisad

En uno de los Upanisads tempranos, Chandogya Upanisad, recoge una hermosa enseñanza del padre y maestro a su hijo Shvetaketu a quien le pide que traiga el fruto de una higuera y le diga que es lo que ve; que ahora, abra el fruto y le diga que ve; "veo una semilla", dice Shvetaketu. Ahora, ábrela, pregunta el padre de nuevo y dime que ves. Nada, contesta Shvetaketu. Pues bien hijo mío, ese algo invisible que no puedes ver pero que sin embargo es capaz de dar lugar a toda una higuera, eso es el Atman, la esencia sutil de esa realidad manifestada. De igual manera Eso, ese atman que no es otro que Brahman, ese Ser que es Conciencia pura, Esa Realidad eres tú: Tat Tvan Asi.

Otra manera de expresarlo es Sat-Cit-Ananda  (Existencia Absoluta, Conciencia Absoluta. Dicha Absoluta).

Esta cita o invocación de los Upanisads, nos sirve para elevarnos a lo más alto:

Asato ma sat gamaya

Tamaso ma jyotir gamaya

Mrityor ma amritam gamaya

Om shanti, shanti, shanti

Condúcenos de la ignorancia a la sabiduría

De la oscuridad a la luz

De la muerte a la inmortalidad

Om, paz, paz, paz.

 

 

 

 

India, Sankaracharyas y Reina Sofía

por Madhana | 25 de Diciembre de 2013 21:51

Etiquetas: india sankaracharya Reina sofia upanisad kanchipuram filosofia

La India siempre ejerce una gran fascinación sobre nuestras mentes. Su cultura, sus gentes, parajes de extraordinaria belleza, su civilización, filosofía, sabios, sus colores y sabores, sus múltiples lenguas, templos, creencias, monumentos, ashrams, ríos sagrados, gurus, nos empujan de alguna manera a vivenciar lo que posiblemente no se halle en ningún otro lugar.

 Con la mente llena de expectativas y una disposición plena para entregarse a lo que se vaya presentando y enriqueciéndome por toda la belleza sensorial que la civilización india ofrece, me sumerjo continuamente en mis viajes indagando, visitando y participando de ese uniiverso amplio, complejo, distinto y exquisito de los llamados gurus o maestros.

Visitando Kanchipuram

En varias ocasiones he visitado Kanchipuram. - y lo sigo haciendo siempre que tengo oportunidad -, famosa ciudad por sus sedas, templos y por ser el lugar donde se encuentran los famosos Sankaracharyas,- en la India hay otras cuatro instituciones más -  pertenecientes al linaje de Sankara - a quien consideran el fundador -, máximo exponente de la filosofía Advaita.

El gran Sankaracharya de Kanchi

 En el momento concreto al que quiero referirme, es cuando fuí a esta institución monástica considerada de las más importantes de la India, a fin de ver o en términos hindúes, recibir el "darsan" del considerado hombre más sabio de la India, el Sankaracharya de Kanchi,  Sri Chandrasekharendra Saraswati Swamigal, (1894-1994), al que sus devotos denominaban, "Dios que se mueve o camina en forma humana".

Sri Jayadendra, sucesor

 Su sucesor actual, Sri Jayendra Saraswati (1935 -) a quien he visitado en diversas ocasiones, es hoy en día una de las principales figuras del hinduismo. Siempre he tenido con él una relación fluida y, varias son las anécdotas de mis vivencias en ese lugar en presencia de Sri Jayendra, así como el ya nombrado sucesor suyo, Sri Vijayendra Saraswati Swamigal (1969-).

 Es pues, en esta ocasión de nuevo una peregrinación por la geografía del alma acercándome a la presencia del venerado Sankaracharya de Kanchipuram, intentando vislumbrar la sabiduría en cierto modo ajena a la mente cotidiana, dejándome llevar  por una transmisión de energía sublime, que la tradición hindú hace ver que es concedida por seres excepcionales, cuya naturaleza espiritual les hace depositarios de una riqueza profunda y que supuestamente le trasladan a uno más allá de la mente.

Con la Reina Dª Sofía en la India

 Mi gran sorpresa fué encontrar a la Reina Dª Sofía en este lugar. Allí estaba, sentada en sitio preferente ante el más grande de los Sankaracharyas, contemplando su figura de yogui, de gran maestro, inmóvil, en quietud plena.

 En un momento dado, me acerqué a la Reina y, comenzamos a mantener una breve conversación, y con curiosidad mutua, me preguntó que hacía en un lugar tan especial, ya que no es común encontrar españoles en el corazón profundo del hinduismo y, evidentemente le expliqué algunas de las razones de mi visita.

Atenta y cercana, llegaba para mí el momento de ver al Sankaracharya, del cual por cierto, la propia madre de Dª Sofía, la reina Federica, era seguidora de tan sabio maestro, de quien el gran escritor y buscador en la India que fué Paul Brunton escribió en su obra, La India Secreta:"Su noble rostro, gris y moreno, ocupa un sitio de honor en la gran galería de retratos  de mi memoria".

Necesidad de encontrar respuestas

Asimismo, debo decir que la Princesa Irene, hermana de la Reina Sofía, me hizo saber en su momento, que siempre ha tenido una irresistible curiosidad por indagar en el mundo de la India, al cual se siente muy cercana.

Nuestra condición humana que es limitada, nos empuja a la búsqueda de algo que tenga significado y, esa sensación de vacío o de que algo falta, es vivida por la raza humana.

Cualquiera que sea la meta, sea uno creyente, agnóstico o ateo, es ineludible tratar de hacerse preguntas, independientemente de la condición social en la que uno esté instalado.

Unión de Oriente y Occidente

El reto es comprender la naturaleza de la mente humana, la biología de las funciones mentales y el esfuerzo por desentrañar ell misterio de la vida.

Consideremos que en nuestra cultura hay gran debate con respecto a temas relacionados con la Conciencia, Mente, Cerebro, Creación del Universo, Dios, Evolución, Filosofía de la mente, Neurociencia y otros muchos campos del saber, todos ellos necesarios para descubrir el misterio de la existencia. El conocimiento no puede estar cerrado en compartimentos estancos, de ahí la necesidad de aunar esfuerzos y saberes entre Oriente y Occidente.

La filosofía de la India

Ahora, simplemente, por un momento, me acerco a la India para que a través de los Upanisads y en palabras del gran filósofo indio S.N. Dasgupta, hable que

"la esencia espiritual es inasible por la mente y los sentidos, y que se puede experimentar sólo cuando se trasciende las esferas externas de la vida ordinaria ya que se encuentra más allá de cualquier facultad razonadora y está fuera del alcance de toda lógica e imposible de describir, ni siquiera ser pensado por el pensamiento."

 Esto es parte de lo que la cumbre de la filosofía de la India también ofrece, de acuerdo a su cultura y tradición.