Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "Ramon" RSS icon


El yoga Iyengar es el yoga de todos los practicantes.

Entrevista con Ramón

En Yoga Center Madrid se imparten varios estilos de yoga, entre ellos el estilo Iyengar. Ramón Clares es uno de los profesores especializados en este estilo que da clases diariamente en la escuela y está diplomado por el Instituto Ramamani Iyengar de Pune, en la India.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con él para conocer un poco mejor su relación con el yoga y con la enseñanza de esta milenaria disciplina. Te invitamos a disfrutar de su experiencia.

 

Pregunta.- ¿Cómo conociste el yoga?

Respuesta.- Por un amigo que iba con su novia a hacer yoga y me hablaron de la práctica.

 

P.- ¿Qué te llevó a escoger la senda del yoga como forma de vida?

R.- Cuando empiezas a practicar no sabes que es una forma de vida; es una actividad más y solo con el tiempo es cuando va dejando su huella y marcando su recorrido. En principio no se elige, al menos en mi caso yo no elegí nada, no tenía ninguna expectativa.

 

P.- ¿Cómo descubriste que querías dedicarte a ello?

R.- Tampoco “lo descubrí”. De hecho una vez una especie de pitonisa me dijo que yo me iba a dedicar a enseñar yoga y yo me reí porque en ese momento lo último que pasaba por mi cabeza era enseñar yoga. Luego gradualmente vas empezando, haces formación de profesores, das algunas clases y terminas inmerso en la enseñanza a tiempo completo.

 

P.- ¿Qué es para ti el yoga?

R.- Pienso que el yoga debe ser algo personal. Las descripciones académicas están muy bien pero lo que realmente vale es la interpretación personal. Yoga para mí es un punto de referencia a partir del cual puedes valorar mejor otras áreas de la vida. Puedes llamarle “disciplina”, es como un punto de referencia que te ayuda a valorar otras cosas (la familia, el trabajo, etc.).

 

P.- ¿Cómo decidiste hacerte profesor de yoga?

R.- Cuando te quieres dar cuenta estás dando clases de yoga los siete días de la semana, cursos, la formación para profesores..., no hay un momento específico. Solo echando la vista atrás ves que te “has metido de cabeza”. Al principio fue casi sin quererlo, las primeras clases las hacía por hacer un favor. Pero nunca fue algo que me viniera por vocación. No existió ese momento de decir “quiero y voy a dedicarme a ello”, eso es lo único que tengo claro. Aunque a día de hoy me resulta enormemente fructífero y creo que tengo mucha suerte de poder vivir como profesor de yoga, no hubo ese momento de revelación en el que dijera que quería serlo.

 

P.- Desde tu experiencia, ¿cómo definirías el estilo de yoga “Iyengar”?

R.- Aunque generalmente se asocia con soportes y alineamiento, yo creo que esta es una descripción muy simple e infantil. El yoga Iyengar es conocer cómo funciona tu cuerpo, parte a parte, pieza a pieza y en su conjunto y, a partir de ahí, elaborar unas posturas que no deben ser complicadas pero sí de una sutileza productiva. Si me hace daño no es sutil ni productivo, pero si me ayuda con dolores que tenía entonces sí lo es. Todo esto se haga más o menos uso de los soportes conocidos (sillas, ladrillos, mantas, cuerdas, etc.).

 

P.- ¿Tiene un cierto matiz terapéutico?

R.- Para mí, si no es terapéutico no es yoga. El yoga, independientemente de su apellido, cuando se aplica y ves mejora es terapéutico; cuando se aplica y lo haces mal, no es terapéutico ni tampoco yoga. Para hacerse daño hay muchas cosas.

 

P.- ¿Qué te hizo decantarte por este estilo en particular?

R.- Venía ya con algunos problemas físicos a raíz de otro estilo de yoga y vi que en conjunto me iba bien, que podía seguir practicando yoga, que algunas cosas iban mejorando, otras no las entendía muy bien y algunas no las entendía en absoluto. Pero en conjunto sentía que había empezado a encarrilar mi práctica.

 

P.- O sea que habías probado otros estilos de yoga. ¿Cuáles?

R.- Otros... La verdad es que los otros no me engancharon. Tiendo a meterme de cabeza en lo que hago, pero si me desencanto me marcho rápidamente. Y eso me pasó también con el Iyengar. Lo cierto es que el yoga Iyengar que practico ahora no tiene mucho que ver con el Iyengar que yo hacía cuando comencé. También me marché de aquel yoga Iyengar.

 

P- ¿Qué diferenciaba a ambos estilos Iyengar?

R.- El Iyengar que hago ahora responde más a ese criterio de no elegir entre el yoga terapéutico y el “cañero”. El yoga terapéutico puede ser también muy intenso pero también divertido. Si el yoga no tiene esa cualidad terapéutica en cada postura y en cada clase, a mí ya no me interesa. En realidad hay interpretaciones infinitas del mismo estilo.

 

P.- ¿Incluso dentro del mismo estilo Iyengar?

R.- Sí. A mí me hace gracia cuando alguien intenta presentar el yoga Iyengar como un yoga homogéneo, cuando es un abanico de posibilidades. El yoga Iyengar que yo ofrezco es una variante más. Es muy gracioso cuando alguien proclama para sí “el auténtico yoga Iyengar”.

 

P.- ¿Qué caracteriza a tu yoga Iyengar?

R.- El sentido común. Si alguien se hace daño es que no lo está haciendo bien, es que algo no está funcionando. Y en función de eso hemos basado la práctica. Hacemos un estilo muy clásico, pero lo que no hay que buscar es ser “pequeños B. K. S. Iyengar”; imitar al genio es inmaduro y ridículo. Nosotros tratamos de conseguir un máximo aprovechamiento del yoga Iyengar, a través del sentido común. Si la postura teóricamente es magnífica pero el alumno no puede hacerla así, hay que buscar fórmulas: eso es puro yoga Iyengar. Eso es lo que él quería, aunque haya gente que lo que hace es intentar imitarle a él en sus acrobacias más duras. Por eso digo que mi interpretación del yoga Iyengar es muy clásica. No se trata de ver quién imita mejor los gestos del Sr. Iyengar, sino mantenerse fiel a algo que funciona muy bien.

 

P.- Para ti, ¿qué es ser profesor de yoga?

R.- Ser un buen practicante y tenerlo en cuenta a la hora de dar la clase.

 


Iyengar Yoga - Seminario

Seminario Iyengar Yoga - Vigo

 Uno de los estilos de Hatha Yoga más extendidos en todo el mundo es el que B.K.S. Iyengar ha diseminado a lo largo de muchos años, y que recibe su propio nombre.

 El próximo día 30 de Abril, -el magnífico profesor Ramón Clarés, impartirá un Seminario para el cual ya hay un numeroso grupo de participantes inscriptos.

 Ramón. quien ha estudiado con  Iyengar en Puna - India . y debido a su ya dilatada experiencia en la enseñanza del Yoga - hará que los participantes aprendan y disfruten de este extraordinario modelo de Hatha Yoga.

 El mismo Iyengar, solía decir: "A no ser que logremos libertad a través del cuerpo, la libertad de nuestra mente es un lejano logro" o bien esta otra frase; "Considero a mi cuerpo como mi templo  y las asanas como mis oraciones".

 La práctica del método Iyengar requiere gran atención a detalles anatómicos que son muy sutiles, con instrucciones muy estrictas - como mover el fémur o músculos, la piel o la zona anterior y posterior de la piernas, la colocación ideal de pies y manos, equilibrio, fuerza y exquisitez del manejo del cuerpo.

La utilización de mantas, bloques, cinturones, sillas, pared y otros elementos, sirven como ayuda para hacer las asanans más accesibles y practicar con mayores posibilidades y meticulosidad con del fin de llevar a cabo ajustes posturales que mejoran la anatomía.

 Ramón Clarés, como gran profesor y especialista, conducirá a yoguis y yoguinis a un mayor conocimieneto y bienestar de cuerpo y mente. Aún estáis a tiempo de participar.

 


Cerebro y Mente: fascinación

¿Quién soy yo?

Ya Baltasar Gracián uno de los grandes escritores del Siglo de Oro, en su obra "El Criticón", se hacía las mismas preguntas que tratamos de desentrañar: en nuestros días:

"Pero llegado a cierto término de crecer y vivir, me salteó de repente un tan extraordinario ímpetu de conocimiento, un tan gran golpe de luz y advertencia, que revolviendo sobre mí comencé a reconocerme haciendo una y otra reflexión sobre mi propio ser: ¿Qué es esto, decía, soy o no soy? Pero, pues vivo, pues conozco y advierto, ser tengo. Más, si soy. ¿quién soy yo? ¿Quién me ha dado este ser y para qué me lo ha dado?

 

Cerebro, mente y su misterio

 Espero mañana, dìa 10, lunes, asistir a una conferencia que a priori se presenta interesante y que será dictada por Ignacio Morgado, catedrático de Psicobiología en el Instituto de Neurociencia de la Universidad Autónoma de Barcelona, en cuya conferencia se sumergirá en los secretos del cerebro y analizará la mente y el mundo de los sentidos, situándose en preguntas tales como

¿Quiénes somos? ¿De qué soy consciente en cada momento? ¿Se corresponde lo que percibimos con la realidad? Habrá otras muchas preguntas sin duda y otras tantas respuestas. Excelentes expectativas ante esta exposición sobre la mente, el cerebro y los sentidos.

No hay nada más fascinante para el ser humano que la búsqueda del conocimiento y entendimiento del cerebro, la mente y sus misterios. Gracias a los avances en el campo científico en estos últimos años, nos encontramos con una información de extraordinario valor y vamos reconociendo causas y orígenes de alteraciones, enfermedades, patologías y desarreglos, algunas con la fortuna de diagnósticos y medicaciones fiables, otras, desafortunadamente envueltas todavía en el misterio.

Santiago Ramón y Cajal

 Acabo de conversar con el nieto del más eminente científico que ha dado nuestro país y gigante mundial de la ciencia, y le comento que estoy repasando el famoso libro de su abuelo D. Santiago Ramón y Cajal,  "Reglas y Consejos sobre Investigación Científica" (Los tónicos de la voluntad). Como de costumbre, intercambiamos opiniones en un diálogo para mi siempre enriquecedor.

 Esta obra de nuestro flamante premio Nobel en 1906, considerada de referencia mundial sobre la teoría y práctica de la investigación científica, nos hace reflexionar, y como ya en su época, disponía de una enorme visión de futuro. Con un entusiasmo contagioso, D. Santiago escribía :

"En general puede afirmarse que no hay cuestiones agotadas, sino hombres agotados en las cuestiones. Esquilmado el terreno para un sabio , muéstrase fecundo para otro. Un talento de refresco, llegado sin prejuicio al análisis de un asunto, siempre hallará un aspecto nuevo, algo de que no se percataron quienes creyeron definitivamente apurado aquel estudio. Tan fragmentario es nuestro saber, que aun en los temas más prolijamente explorados surgen a lo mejor insólitos hallazgos."

Dr. Oliver Sacks

 Gracias a las últimas investigaciones, podemos adentrarnos en el misterioso mundo de la mente y el cerebro, entre otros muchos, acompañando al famoso Dr. Oliver Sacks que en sus obras, mediante sus narraciones e historias clínicas de las condiciones neurológicas y neuropsiquiátricas nos acerca a la vida de pacientes con una serie de desórdenes que arrojan luz sobre el comportamiento humano como algunas que menciono:

Personas que al verse en el espejo solo ven un lado de su rostro, aquellos que tumbados en su cama no reconocen como propio parte de su cuerpo y quieren echarlo fuera de la cama, individuos que tienen en su rostro puntos ciegos, es decir, zonas que no logran ver y por lo tanto no se afeitan; qué pensar del sufrimiento de aquellos que creen que miembros de su propia familia, como esposo o esposa o bien hijos son impostores.

El caso de una famosa pianista que aunque da conciertos, en momentos se ve incapacitada para leer las partituras y reconocer objetos o aquellos otros que son ciegos al color o adentrándose en el mundo de las alucinaciones viviendo realidades inexistentes como confundir a su propia mujer con un sombrero.

 Leyendo este úlitimo libro del Dr. Sacks, "The Mind´s Eye" no queda más remedio que sentirse apasionado por los relatos que nos pueden hacer comprender que nuestra biología cerebral construye mundos diiversos y que tienen que ayudarnos a compartir otras realidades hasta hace muy poco, valoradas como locura.

 Historias todas ellas que a pesar de perder las habilidades comunes para comunicarse con el mundo, es para estas personas  un reto complejo el poder adaptarse a una forma radicalmente distinta a lo que es la manera común de vivir.

 Sólo nos queda el profundo agradecimiento a grandes pensadores, estudiosos, investigadores y descubridores de lo que nos hace humanos: Nuestro cerebro, nuestra mente.

Yoga, cerebro, mente, conciencia

 Los seres humanos estamos embarcados en esta hermosa aventura que es la vida. Nuestra ansia de existir, conocer y ser felices nos empuja de manera imperiosa hacia una búsqueda más profunda que nos permita descubrir y comprender los misterios del universo interno y externo.

 A fin de desentrañar lo recóndito, nuestro Centro realiza con frecuecia Seminarios sobre Mente, Cerebro, Conciencia y Yoga. Nuestros colaboradores que gozan de gran prestigio, comparten su saber en sus exposiciones tales como, "Neuronas y Conciencia", "Meditación, Felicidad y Cerebro", "Comportamiento psíquico y enfermedad orgánica", "Consideraciones del Yoga ante el cerebro, mente y conciencia", "La Kábala y el arte de pensar",  así como una gran variedad de temas relacionados con la neurociencia.

 Nuestro agradecimiento como de costumbre al recordado Profesor Rodriguez Delgado,  al Dr. Santiago Ramón y Cajal, Dr. Francisco Rubia, Dr. José Alvaro Calle, Dr. Miguel Fraile, Mario Satz y otros muchos prestigiosos conferenciantes.


La medicina y científicos con el Yoga

 Nuestros colaboradores: Exponiendo ciencia, medicina y Yoga

 Los seres humanos estamos embarcados en esta hermosa aventura que es la vida. Nuestra ansia de existir, conocer y ser felices nos empuja de manera imperiosa hacia una búsqueda más profunda que nos permita descubrir y comprender los misterios del universo externo e interno.

 Científicos, filósofos, grandes místicos y yoguis investigan incesantemente, unos en la materia y campos de energía intentando averiguar la causa de sus manifestaciones, y otros en el laboratorio de su propia mente, procurando desentrañar los misterios de la conciencia.

 Todos ellos al igual que los demás seres sintientes, tenemos en común el deseo de encontrar respuestas que despejen incógnitas y arrojen luz sobre nuestra existencia.

 Se hace pues imprecindible en estos días, que nos planteemos el estudio y conocimiento de nuestro contenido mental ya que es en realidad el mecanismo que nos hace entender, discernir, sentir, relacionarnos  y comunicarnos con el mundo que nos rodea, haciéndonos asimismo conscientes de nuestra individualidad.

 En nuestros Seminarios y Encuentros de verano a través de las prácticas que se llevan a cabo, nos acercamos  al despertar el enorme potencial de nuestra mente y nuestro cuerpo.

 Prestigiosos colaboradores nuestros quienes a lo largo de muchos años con su conocimiento en el campo de la ciencia, medicina, neurociencia, psicología y métodos de conexión cuerpo-mente no siguen acompañando, dan su opinión con respecto al rigor de las diferentes actividades que solemos realzar. Queremos recoger en unas líneas alguno de sus testimonios.

Profesor Rodriguez Delgado

Quiero recordar aquí una vez más al Dr. Rodriguez Delgado (1915-2011), quien ha sido gran amigo y gran colaborador de nuestro Centro. Hombre afable, culto y entusiasta de la vida y de su trabajo en el estudio del cerebro, y que se interesó por los temas que nos son familiares a nosotros: yoga, meditación, relajación, sus efectos en la salud psicofísica y tantas cosas más. Mi recuerdo más profundo a un gran hombre y gran científico.

"Las enseñanzas y prácticas como las vienen realizando la Asociación Internacional de Profesores de Yoga Sananda, son una poderosa ayuda para mantener y mejorar, tanto la salud física como la mental".

 Muchas son las horas de conversaciones con este entrañable amigo, humanista y colaborador, sobre la mente, el cerebro, el yoga, la meditación y la búsqueda de respuestas sobre la exisrtencia.

Científico de reconocimiento mundial, ex-profesor de la Universidad de Yale, ha descubierto las zonas cererbrales que inducen castigo y ha investigado los mecanismos neurológicos del placer, de la agresividad y de las emociones.

 El profesor Rodriguez Delgado ha publicado varios libros de gran éxito y más de 400 trabajos científicos, siendo una autoridad mundial en el estudio del cerebro y la conducta.

 Su labor científica le han hecho merecedor de varias medallas de oro, numerosos premios, nombramientos como Profesor Honorario de varias universidades, así como la Laureada de la Academia Internacional de Humanismo.

 Dr. Santiago Ramón y Cajal Junquera

 La cercanía con el Dr. Ramón y Cajal, su interés por adentrarse en el yoga y entender lo que este propugna,  facilita de manera extraordinaria nuestra siempre amigable comunicación  para vernos beneficiados por su saber y su pasión por compartirlo con todos nosotros.

"La Asociación Internacional de Profesores de Yoga Sananda, viene realizando una encomiable labor de divulgación sobre las bases científicas que regulan la estrecha relación entre cuerpo y mente"

 El Dr. Ramón y Cajal, nieto del Premio Nobel de Medicina, es especialista en Anatomía Patológica y ha trabajado como profesor en distintas universidades. ültimamente, ha  sido Catedrático de la Facultad de Medicina de Zaragoza y Jefe del Departamento de Anatomía Patológica del Hospital Clínico Universitario.

 Su preparación y rigor científico le ha llevado a publicar diversos trabajos en revistas nacionales y extranjeras y a realizar numerosas aportaciones a Congresos Internacionales.

 Dr. José Alvaro Calle

  El Dr. Calle, gran conversador y apasionado por Oriente, siempre en nuestras innumerables charlas, se mueve con gran conocimiento por todas la ramas del saber.

 "Hay que resaltar como el extraordinario plantel de profesores de la Asociación Internacional de Profesores de Yoga Sananda, orientan sus enseñanzas para potenciar la salud integral y la autoestima de la persona."

 Es Doctor en Física, Psicología, Ingeniería y Neurobiólogo. Ha sido Profesor de la Universidad Complutense en las Facultades de Ciencias y Medicina. Autor y coautor de varios libros y de numerosos artìculos en revistas especializadas. Experto en el estudio de los mecanismos psicobiológicos  que pueden conducir al rejuvenecimiento.

 Siempre está presente nuestro agradecimiento hacia estos apasionados sabios del saber y que os invitamos a compartir con nosotros

 

 


Desde España a Israel llega nuestro Iyengar

Yoga Center de la mano de Ramon Clares, llega a Israel.

Yael alumna del estilo Iyengar volvio a su tierra natal Israel.

Mientras residió en España, se formó como Profesora del estilo Iyengar con nosotros.

Ramon in JersusalemYael le propuso a Ramon la idea de ir algun día a su pais y dar un intensivo del estilo Iyengar, en la manera en la que solo Ramon sabe hacerlo, así que Ramon acepto con honor y encantado y acaba de regresar entusiasmado con la acogida y disposición de los alumnos.

Ah! Ramon nos trajo unas palabritas en hebreo, porque nunca se sabe si algun día nos vendra bien tenerlas a mano.

¡Atencion a los practicantes del estilo iyengar!

Adhomuka o perro boca abajo= Knuhat ha kelev.

Adios= lehit raot

Siempre saludar con Shalom= Hola, adios