Lotus or lilly for blog

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "resistencia" RSS icon


Asanas-Posturas de Yoga

Asana en el Raja Yoga

Desde un punto de vista tradicional, el término asana aparece sobre todo en los aforismos de Patanjali, donde su definición es la siguiente: "Sthira sukham asana": "Asana o asiento, es aquella que se mantiene  de manera estable, inmóvil  y relajado".

Este Yoga Sutra - 2:46 - se refiere fundamentalmente a la postura que se adopta  para llevar a cabo la meditación y es uno de los 195 sutras del Raja Yoga.

 Consideremos que el Raja Yoga ofrece una serie de principios éticos y morales que coadyuvan a controlar la mente, prosigue con Asana, Pranayama, Prathyahara, Dharana, Dhyana y Samadhi.

 La práctica de asanas o posturas dentro del Hatha Yoga, entran en una categoría y época distinta y asimismo con finalidades diferentes.

 

Distintos movimientos en el Hatha Yoga

 A fin de realizar una excelente práctica de asanas en el ámbito del Hatha Yoga, podemos establecer un modelo que contenga los siguientes elementos: Posturas de pie, sentado, decúbito prono - posición de tumbado sobre el pecho y el abdomen -, decúbito supino - posición de tumbado sobre la espalda -. posturas invertidas, tales como, sobre los hombros - sarvangasana - y sobre la cabeza - sirshasana -. Si nos atenemos a estos principios, el eje de nuestro cuerpo que es la columna vertebral se moviliza en sus distintas posibilidades, - flexión anterior, extensión e hiperextensión, torsión o rotación, y flexión lateral.

Asanas, fuerza y flexibilidad

 Hay que considerar que las posturas de yoga prestan especial atención a la extensión y/o alargamiento ya bien se encuentre el practicante en una posición estática, neutral  o exista movimiento en una dirección determinada. Una de las muchas fórmulas y medios de una buena práctica, es crear un equilibrio entre fortaleza y flexibilidad en el sistema músculo-esquelético, añadiendo la resistencia en la medida que desarrollamos la habilidad de mantener las posturas.

Asanas: alineación, elasticidad, fortaleza, resistencia y concentración

 Podemos pues indicar que la práctica de asanas puede proporcionarnos tres interesantes aspectos:crear la flexibilidad para adentrarnos en la postura, desarrollar la fuerza o fortaleza para mantenerla con su alineación correcta, y desarrollar la resistencia adecuada que nos posibilite el sostenimiento de la asana durante un período de tiempo más prolongado. Además de todo ello, requiere concentración, toma de conciencia y el enfoque necesario que permita observar las sensaciones y la respiración.

Mejorando la función de todos los sistemas

 Debemos tenere presente que independientemente de afectar positivamente al sistema músculo-esquelético, las asanas potencian las funciones internas. Todas las posturas estimulan lal circulación en todo el cuerpo, mejorando al mismo tiempo las funciones del sistema nervioso y respiratorio.

Los órganos del cuerpo y todos sus sistemas se ven beneficiados de distintas formas dependiendo que asanas se realicen, como situemos el cuerpo, si son dinámicas o estáticas y como se efectúe la respiración durante la práctica.

Yoga, unión mente-cuerpo y bienestar

 No hay duda que equilibrando y activando las funciones orgánicas, todo ello tiene una enorme influencia sobre la psique, lo cual a través de múltiples estudios realizados se sabe de la conexión mente-cuerpo y viceversa.

Una combinación de una inteligente clase de Yoga aunando, asana, respiración, atención, relajación e incrementado la energía, vigor, fortaleza, resistencia y flexibilidad, llevará al practicante a sentir un estado de equilibrio y bienestar difícil de lograr de otra manera.

 El Yoga es un poderoso medio de transformación y su práctica es recomendada como el gran método actual para combatir el estres, agitación, ansiedad, estados mentales negativos y su aplicación al vehículo que disponemos que es el cuerpo, para que la salud, riqueza deseada permanezca con nosotros.


Excelencia mental, yoga y deporte (I)

Yoga y deporte

Se ponen en contacto conmigo para que los oriente en aspectos de yoga aplicados al deporte profesional, fundamentalmente fútbol, y asimismo acerca de la posibilidad de visitar algún país con el fin de utilizar diferentes metodologías del yoga en el deporte de élite.

 Ya en disintas ocasiones he llevado a cabo técnicas físicas y mentales con equipos de fútbol, baloncesto, balonmano, nadadores, remeros olímpicos, así como jugadores de golf y otras especialidades deportivas, y la respuesta por su lado siempre ha sido altamente positiva.

 Equipos de rugby, fútbol americano, beisbol, baloncesto de la NBA, fútbol y atletas olímpicos, ponen en práctica aspectos del yoga para potenciar la atención, coordinación, movilidad, flexibilidad, resistencia orgánica, potencia, relajación con mindfulness o plena atención.

Consideremos que los estilos de yoga van desde los más relajantes hasta los más intensos en el trabajo físico.

Quiero refrerirme aquí brevemente de  forma sencilla, como aplicar uno de los muchos métodos a fin de lograr excelencia mental y física.

 Desarrollo de la confianza

 Quizás uno de los temas en los que más énfasis se ponga en el terreno de la psicología del deporte sea la ansiedad.

Al deportista suele enseñársele como evitar la ansiedad, como aliviarla, como bloquear los pensamientos ansiosos, como detectarlos y un largo etcétera.

Lo que puede ocurrir y de hecho suele ser común, es que al enfocarse en como evitar la ansiedad, se corre el riesgo de causar al deportista una fijación no deseada en el problema.

 Creo que la meta debiera moverse en dirección a conseguir confianza y seguridad en vez de intentar por todos los medios evitar la ansiedad. En otras palabras, perseguir el éxito en vez de evitar el fracaso. Obviamente, es un tema en el que tendría que extenderme, pero el espacio es el que manda.

 La confianza del deportista está basada en factores internos, los cuales deben ser desarrollados y sentir la sensación de tener la capacidad de estar confiado en situaciones externas desfavorables, tomándolas incluso como factor de motivación.

 Propongo pues, cinco elementos para generar confianza y seguridad:

a) Creencia en un método. b) diálogo interno positivo. c) visualización positiva. d) confianza. e) mapa mental.

 Creencia en un método

 Son muchos y distintos los programas de entrenamiento que pueden conducir al éxito pero lo importante en principio en creer firmemente en el método elegido.

 Por lo tanto, la primera de las elecciones que un deportista debe hacer a fin de lograr confianza, es comprender y tener fe en los procedimientos y técnicas que se utilicen en los entrenamientos para potenciar los estados de concentración y poder psicofísico.

Autodiálogo positivo

El segundo elemento que incrementa la confianza, es el autodiálogo. Solemos estar en constante diálogo con nosotros mismos o parloteo interno. Las acciones voluntarias suelen estar precedidas por el pensamiento, lo cual viene a significar que la actividad de cualquier clase viene dada por el autodiálogo.

 Controlar el estado mental se hace imprescindible para realizar en este caso, una acción deportiva de naturaleza positiva, ya que de manifestarse de forma negativa, las consecuencias en el juego o competición sufrirían o estarían desprovistas de efectividad.

 La positividad o el autodiálogo positivo, no viene a ser otra cosa, que convertirnos en nuestros mejores amigos y aliados.

 El cultivo del diálogo interno positivo representa una elección que requiere ser cultivada.

No hay nada en nuestro cerebro que nos  fuerce a pensar negativamente; en realidad, surge motivado a nuestra reacción a las circunstancias que se viven. No son, por lo tanto tan importantes los acontecimientos, sino los pensamientos. Es pues necesario que el deportista elija el diálogo interno positivo.

Continuación en (II)