Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

enseñanza a través de historias

Las historias contadas a lo largo de siglos en todas las tradiciones, han servido para transmitir un conocimiento profundo y para que éste fuese comprendido y asimilado.

Una de las más antiguas historias dentro de la tradición budista, nos acerca a preguntas por parte de un discípulo a Buddha a fin de solventar sus dudas sobre la meditación.Buda

en su justa medida

Un músico se acercó a Buddha para que le instruyera sobre la meditación."¿Cómo podría hacer para enfocar mi mente cuando practico?" ¿debería concentrarme realizando un gran esfuerzo y mantenarla bajo control, o debería relajarme y dejar que vague de un lugar a otro, allá donde quiera ir?

El Buddha, le contestó al músico con una pregunta. "Cuando afinas un instrumento, mantienes sus cuerdas muy tensas o muy flojas?"

El músico replicó, "Ni las dejo muy tensas, ni muy flojas; solo en su justa medida".

Buddha dijo, "De la misma manera que ajustas las cuerdas de tu instrumento de forma adecuada, así deberías mantener tu mente durante la meditación. Ni demasiado tensa, ni demasiado floja, simplemente en su justa medida.

la importancia de la paciencia

Es importante ante cualquier práctica, tener un plan y desarrollar el entusiasmo y

la paciencia. Solemos ser víctimas de la inquietud y el desasosiego, producido por el deseo de que todo debe ser logrado con rapidez. Esta historia, ilustra la importancia de la paciencia.

Hace ya muchos años, en Japón un alumno se acercó a un maestro de kendo, (el arte del manejo de la espada) y le preguntó. "Si me convierto en tu ferviente discípulo, cuánto tiempo tardaré en adquirir maestría y conocimiento en el manejo de la espada?

El maestro respondió, "quizás diez años".

"Eso es demasiado tiempo", respondió el alumno. "Y si lo intento realmente con un mayor esfuerzo, cuánto tiempo tardaría?

El maestro respondió otra vez, "Oh, si es así, pueden ser 20 años".

El alumno se sintió impactado por esa respuesta. "Primero me dices diez años, ahora veinte. Dime, que ocurriría si lo intento hasta quedarme totalmente extenuado en el esfuerzo?"

Bien, dijo el maestro, "en ese caso, tardarás treinta años. Alguien tan impaciente por conseguir resultados como tú, probablemente le lleve largo tiempo aprender algo apropiado."

En realidad, es importante aplicarse en la acción sin la expectativa de obtener resultados inmediatos.

 

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus


Comentarios 

3 comentarios para este mensaje

01 de Febrero de 2010 18:46

sandrine

56ae60931eecb441ae18be5f96e31e1d

la paciencia es una virtud y hay que aprender a tenerla...

Dejar un comentario