YC INSTITUTE ®

ES | EN

Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Actitud y tiempo

No tengo tiempo (¡pero vamos, de qué estáis hablando!)

Me encuentro en la calle y otros lugares  con personas que no cesan de decirse que no tiene tiempo para nada, que su vida es una ocupación continuada, que el día debería tener más horas y así sucesivamente.

Hablemos por un momento con respecto a esto. Aquí no vamos a considerar situaciones complicadas que muchas personas padecen y que merecen una consideración especial por complicadísimas situaciones personales, familiares y laborales. Sólo nos vamos a referir a las situaciones y personas que estamos en circunstancias "normales" o habituales.

Unos profesionales liberales me comentan su falta de tiempo para hacer tantísimas cosas. Cansado de escuchar esta especie de "mantra", se me ocurre decirles: 

Da la sensación que no tenés ni tiempo para morir. No entendéis que tenemos capacidades limitadas para llevar a cabo acciones y que nuestra mente tiene la sensación que hay una necesidad incontrolada de hacer, hacer y hacer desesperadamente. Siempre os falta tiempo pensando que en un futuro más o menos cercano tenéis necesariamente que cumplir con vuestros deseos insatisfechos y la frustración correspondiente por no poder llevarlos a cabo.

Da prioridad a lo que para ti es importante, y no pierdas el tiempo pensando que no tienes tiempo

   En vez de vivir con esa especie de desesperación, porqué no aprendéis a tener prioridades, a seleccionar aquello que consideréis más primordial, a dejar en un segundo plano aquello que sea menos importante o incluso a desecharlo.

Aprender a vivir estando más presentes y no pendientes de manera continua con lo próximo que tenés que realizar, saltando de una situación a otra, como un mono de rama en rama.

Continuo diciéndoles: En caso de tener que realizar diálisis, vais a considerar que no la podési realizar porque no disponéis de tiempo? En el supuesto de padecer un infarto, no tenés tiempo para ir al hospital y después, dedicarle tiempo para la recuperación?

 La sensación de falta de tiempo por lo mucho que uno tiene que hacer, seguro que desaparecerá si os véis obligados a dedicarle todo el tiempo de manera exclusiva a la salud.

 Por eso os digo, - continué mi charla con ellos,- que no podéis decirme que no tenéis tiempo para la práctica de yoga o el poteciamiento de la salud. Esa utilización del tiempo, es provechosa y viene a ser una inversión con réditos seguros en forma de salud.

 Quien fué un maestro en utilizar el tiempo positivamente y con una pasión y energía por participar con sus brillantes ideas con los demás y vivir  cada instante con una intensidad y optimismo envidiable, fué nuestro admirado Profesor Rodriguez Deelgado, neurocientífico de renombre mundial (a quien acompaño en la foto).

 Cambiar por lo tanto la actitud y ver el tiempo como una maravillosa posibilidad de aprender, crecer y vivir más plenamente en el presente,.es una inteligente manera de situarse ante la vida.

Este es tiempo de cambiar tu idea del tiempo.

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus


Comentarios 

3 comentarios para este mensaje

11 de Noviembre de 2013 15:00

patricia

1babd08241da5df446563959959ae296

Magnifico......me pasa lo mismo con algunas amigas mías que muriendose de dolor dicen no tener tiempo para ir a nadar....con lo bueno que sería para su espalda......porque tienen hijos......y yo pienso que si un día se quedan en el suelo de propio dolor...no será todo peor? entonces me mira y me dice.........claro.....como tu no tienes hijos.......esta claro.....pero si los tuviera me organizaría.....pq tener hijos no significa renunciar a vivir y cuidarse una.........digo yo........sino vaya vida.....que ejemplo le estaríamos dando a nuestro hijos.....que una es menos importante que ellos? que una es de segunda división y ellos de primera? Creo que lo que hay que enseñar a los hijos es a ser felices o procurarlo aunque suene egoista....y ello se empieza dando ejemplo con nosotros mismos

Dejar un comentario