La felicidad

por Madhana | 28 de Enero de 2015 13:41

Etiquetas: felicidad filosofia meditacion julián marías yoga conciencia


La felicidad, el "imposible necesario"

Decía el filósofo Julián Marías que la felicidad es el "imposible necesario" ya que no podemos renunciar a ella y a pesar de que la buscamos constantemente, no la podemos encontrar, no la podemos conseguir, no la podemos conservar.

 La búsqueda de la felicidad nos acompaña a lo largo de la vida entera, como meta, como finalidad de nuestro esfuerzo.

En realidad, el ser humano puede tener "islas" de felicidad. , "tomas" de felicidad. La vida  es inseguridad, incertidumbre y, descubrimos la insuficiencia necesitando a que atenernos, nos falta certidumbre radical, - ya que se refiere a las raíces.-

 Estamos instalados en el mundo y proyectamos la vida hacia el futuro y ocurre que al llegar a cierta edad, ese futuro se desvanece.

 El estado que llamamos "felicidad" no perdura, es impermanente y lo unico que podemos hacer es clasificar momentos, situaciones o emociones como sentir satisfacción, alegría contento, enfado, incomodidad, doloro y tantísimos más.

Dado que no aparece como deseamos, se convierte siempre en proyecto y se futuriza, dando todo ello pié a que la filosofía se haga preguntas sobre la realidad y el sentido de la vida.

Mirada desde Oriente

El  ser humano se encuentra en evolución y la plenitud se busca en el lugar que es el origen de la conciencia, la mente humana, y es ahí donde se trata de desentrañar el misterio del yo.

Para ello, distintas tendencias filosóficas señalan la búsqueda interior buscando lo que perdura o lo permanente y por medio del discernimiento y la meditación, hay un acercamiento a la infinitud o estado de dicha ya que en el mundo dual en el que nos movemos la realidad es siempre cambiante.

Sea de una manera u otra, la insatisfacción que sentimos en nuestra existencia, nos empujar a ser aventureros del espíritu.

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus

Comentarios 

31 de Enero de 2015 15:45

Amparo

Eea774190b5de1511fe57eb4d4128293

Doy fe de que la felicidad imperecedera no solo no es un imposible, sino que es algo muy real y posible y mucho menos complejo que la infelicidad. La infelicidad la creamos añadiendo capas de proyecciones y artificio; la felicidad está bajo todas ellas, esperando a que la redescubramos. Y asumir que llegar a ella es difícil tampoco ayuda en nuestro viaje de redescubrimiento. Indulgencia cero con todos los pensamientos que nos pongan trabas en la vida :) ¡Besos!

Rss Suscribirse a los comentarios de este mensaje

Dejar un comentario