Pranayama

por Madhana | 11 de Enero de 2016 20:27

Etiquetas: pranayama curso yoga mente Hatha


Pranayama

En próximas fechas, - como podréis observar en nuestra página web,- llevaremos a cabo un Curso sobre Pranayama, el cual será de gran interés para profesor@s de yoga y alumnos vanzados.

La práctica de pranayama permite una mayor absorción de oxígeno y acompañado por la práctica de asanas permite "revivir" todas las células de nuestro organismo. Esto significa que trillones de células de las que nuestro cuerpo está compuesto, vibran en una frecuencia de salud y energía.

Además, debemos tener en cuenta, que a todo ello se suma el recargar nuestros sistemas con Prana o energía vital. Todo ello, posibilita que  nuestro organismo, como si fuese una orquesta sinfónica con todos sus instrumentos - órganos internos - bien afinados, compongan una obra maestra del bienestar, de tal manera que mejoren funciones como la asimilación, digestión, eliminación, circulación, y estimulando - no agitando - el sistema nervioso, dotándonos al mismo tiempo de una poderosa y creativa energía.

Pranayama y la Mente

Quizás el más poderoso de los beneficios de la práctica de Pranayama es el acceder a calmar y regular los procesos mentales. Cuando la mente se muestra inquieta y desasosegada, podemos notar como la respiración se agita. Nos puede servir de ejemplo, que en el caso de recibir una noticia que nos resulte impactante, podemos notar al instante como nuestra mente se agita y la respiración se acelera.

Por otro lado, si la mente está profundamente concentrada o tratando de reflexionar sobre una idea que ocupe nuestra mente, podemos darnos cuenta como la respiración se hace lenta y tranquila. Observamos por lo tanto como exite una íntima conexión entre la respiración y nuestros pensamientos.

Así que si aprendemos a regular la respiración, nuestra mente aprende a colaborar en favor de la tranquilidad, serenidad y relajación. Asimismo, nos ayuda a modificar nuestros estados de ánimo y también a prepararnos para las prácticas meditativas.

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus

Comentarios 

Rss Suscribirse a los comentarios de este mensaje

Dejar un comentario