Breve historia del Hatha Yoga (y 5)

por Madhana | 26 de Febrero de 2016 16:39

Etiquetas:


Conituación del (4) y último.

Tradición antigua

El Yoga tradicional puede de alguna manera ser entendido como el resultado de unirse dos tradiciones y, hasta cierto punto, estas tradiciones han permanecido diferentes a pesar de la mezcla que aparece en muchas de sus prácticas y técnicas.

La tradición  antigua es la que corresponde a los ascetas que hemos estado describiendo, en las que algunas de sus prácticas físicas  podían ir acompañadas de técnicas basadas en la visualización de la tradición tántrica, en la que en diversos  linajes yóguicos se desarrollaron muchas y bien conocidas características  del yoga, como el cuerpo sutil, kundalini y chakras.

Debo decir que curiosamente quizás las más tempranas pinturas de las asanas de yoga están contenidas en un manuscrito de origen persa, Bahr al-hayat. Las enseñanzas de este texto están relacionadas con la tradición de los Goraknapathi y, estas son asanas para sentarse a meditar asociadas con la tradición ascética.

Los textos de Hatha Yoga fueron compuestos para enseñar a padres de familia y su entorno, haciendo alusión a su conexión con el ascetismo aunque no de manera categórica. Por esa razón, podemos contemplar en distintos textos una mayor apertura de sus técnicas consideradas no tan ascèticas, aunque esa conexión existía y persiste en nuestros días en las tradiciones de renunciantes

Tapas, austeridad y postura

Se me ocurre mencionar el caso de Purn Puri, famoso por su penitencia o austeridades, en las que llevaba siempre los brazos levantados. En su hisoria nombra una lista de 18 tipos de tapas o sacrificios que sus maestros le enseñaron, y hace referencia a pasar varias horas con sus pies detrás de la cabeza.

Como con anterioridad he dicho, las prácticas rigurosas de estos ascetas nunca fueron enseñadas en textos. sino directamente del guru.

Gracias a esa lista que recoge esfuerzos, y sacrificios de ascetismo y renuncia, se puede observar  a un yogui llevando a cabo lo que se denomina "akasa muni tapas" que consiste en estar mirando hacia el cielo o espacio y no ver hacia abajo en dirección a la tierra. Todo ello, haría de este ascetismo extremo de mortificación corporal, concederle un gran poder físico y a veces espiritual al yogui.

Yoga premoderno y moderno

La fijeza, la quietud e inmovilidad es algo ilustrativo entre el yoga premoderno y el yoga moderno.

En los métodos de yoga premodernos, es relevante la quietud en las prácticas mientras que en los sitemas de yoga actuales es el movimiento a través de secuencias diversas, fluyendo de una asana a otra y, que por cierto, en alguno de los textos sánscritos antiguos enseñan movimientos repetidos como parte de yoga y, que denominan tales prácticas "caranas".

Existen tradiciones de naturaleza ascética yóguica en las que persisten una práctica de asanas - no sentadas - como por ejemplo los Ramananda thyagis, - tal como hace alusión  a ello James Mallinson -, quienes realizan hatha yoga al finalizar sus rituales relacionados con el fuego, y que al igual que otros grupos o sramanas, se pueden contemplar sus prácticas durantes el asombroso Kumbha Mela.

Transformación y yoga moderno

Como bien sabemos en la actualidad la práctica de Yoga sobre todo en occidente la relacionamos con múltiples estilos de Hatha Yoga, en general dinámicos y activos, que reciben distintos nombres de acuerdo a la tradición de la que provienen, y que van transformándose, así que la India desde hace años, está recibiendo un tipo de yoga que con fuerza extraordinaria se realiza en EE.UU y Europa, lo cual se asemeja mucho al "efecto pizza".

Trataremos en otro momento el yoga moderno y contemporáneo, así como ha llegado hasta nosotros y quienes son los maestros más destacados y en que consisten sus enseñanzas.

Asimismo, nos acercaremos a investigaciones científicas relacionadas con el estudiodel yoga y sus beneficios.

 

 

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus

Comentarios 

Rss Suscribirse a los comentarios de este mensaje

Dejar un comentario