Entrevista con Christine Curtis: Curso para Enseñar Yoga a Niños en Yoga Center-

por westley adam eckhardt Eckhardt | 09 de Abril de 2018 20:40

Etiquetas: niños Cursos Formación Christine Curtis


Entrevista con Christine Curtis: Curso para Enseñar Yoga a Niños en Yoga Center-

Christine Curtis

¿Cómo empezó tu interés por el yoga para niños?

Como directora de un colegio de enseñanza primaria, uno de mis principales objetivos ha sido ayudar a los niños a alcanzar todo su potencial, cualquiera que sea su punto de partida.

Siempre me he preocupado por los niños que tienen dificultades en su aprendizaje, especialmente por aquellos que tienen trastorno de déficit de atención o un alto nivel de ansiedad. Como practicante de yoga, sabía hasta qué punto el yoga puede resultar enraizador y calmante y me pregunté si el yoga podría ofrecer beneficios similares a los niños. Los resultados fueron casi inmediatos para estos niños. El yoga y las actividades de mindfulness terminaron por introducirse en todo el colegio e incluyeron a todos los niños.

Esta fue una de las iniciativas más populares y productivas que jamás he introducido en el ámbito escolar y cada niño pudo beneficiarse, a su manera, de acuerdo con sus necesidades individuales.

¿Hubo algo que te sorprendiera de manera especial?

¡Sí! ¡Totalmente! Me sorprendió comprobar cómo los niños necesitan parar y solo “estar”. Lo desean, lo piden. Todos ellos, incluyo aquellos en los que esto parecería menos probable, los niños hiperactivos.

¿Por qué crees que el yoga es popular entre los niños?

Es una buena pregunta. Y ello no es a menudo tan evidente. Los padres dicen con frecuencia: “A mi hijo le encanta el yoga, ¿qué es lo que haces en clase?”

Creo que es el ambiente que perciben más que una actividad concreta. Subconscientemente se dan cuenta de que están en un lugar seguro, libre de juicios, lejos de las expectativas de padres, profesores, de sus iguales y de la sociedad en general. Pueden experimentar ser ellos mismos en un espacio que está libre del estrés de estar siendo constantemente evaluado y juzgado, y del miedo al posible fracaso.

Esta convicción se ve confirmada por sus típicas respuestas cuando se les pregunta por qué les gusta el yoga: “El yoga hace que me sienta en calma/tranquilo/libre/querido/feliz/relajado… ¿Qué más podríamos desear para ellos?

¿Qué es lo que te hace más feliz cuando enseñas yoga a los niños?

Todos los niños son seres perfectos. Todos tienen buen corazón, pero no siempre se les proporcionan las condiciones necesarias para expresar esto. Es encantador y verdaderamente gratificante ver a los niños liberar la tensión, abrirse y mostrar amabilidad y apoyarse los unos a los otros, a sí mismos y, en general, al mundo a su alrededor. Mi alegría es el ser testigo de todo esto y de tener el privilegio de tener las llaves que abren el mundo del yoga para ellos.

¿Qué aconsejarías a cualquiera que esté pensando en enseñar yoga a niños?

Es una experiencia muy diferente de lo que es enseñar a personas adultas; por ello, es importante ser flexible y no tener expectativas preconcebidas. Los niños son grandes profesores, y cuando somos capaces de aceptar esto con una mente abierta, volvemos a adquirir esa perspectiva más sencilla y más pura sobre la vida que ha sido a menudo desplazada a medida que perseguimos nuestras vidas de adultos tan ajetreadas hoy en día.

Si has pensado alguna vez, incluso aunque haya sido de pasada, en enseñar yoga a niños, mi consejo es que lo intentes. Los profesores de yoga para niños están sembrando las semillas para un futuro más positivo para todos. ¡Qué misión tan fascinante! Y la forma de hacerlo es, además, divertida, iluminadora y gratificante.

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus

Comentarios 

Rss Suscribirse a los comentarios de este mensaje

Dejar un comentario