ENTREVISTA CON PURI: “Enseñar yoga es una incesante fuente de aprendizaje y de satisfacción”

por Tania Suarez Rodriguez | 29 de Julio de 2018 18:47

Etiquetas: entrevista, Puri, Hatha yoga


Os traemos la entrevista con Puri, profesora de Hatha yoga en nuestra escuela. Puri da unas clases dulces, cercanas y llenas de ternura, sin dejar de lado la intensidad cuando el momento lo requiere. Hoy nos cuenta un poco más de su relación con el yoga y con su labor como profesora. No dejéis de leerla.

Pregunta.- ¿Cómo empezaste con el yoga? ¿Cómo lo conociste?

Respuesta.- Inicié paulatinamente a practicar yoga hace ya unos 18 años, el primer contacto con la práctica fue con clases de yoga estilo Iyengar y, mediante el trabajo físico, empecé a sentir una serie de beneficios que me hicieron indagar y probar otros estilos hasta encontrar el que más encajaba en mí, y desde entonces no he abandonado la práctica. Al principio no practicaba de manera constante, pero ahora ya está la práctica del yoga de manera integrada en mi vida.

P.- ¿Qué estilos de yoga conoces?

R.- Iyengar, Hatha, Ashtanga, Vinyasa Flow, yoga dinámico, yin yoga, kundalini…, a decir verdad, conocer en profundidad solo Hatha. He tenido la oportunidad de probar y disfrutar de la práctica de diversos estilos y sigo disfrutando al descubrir estilos novedosos para mí.

P.- ¿Cómo describirías el estilo de Hatha? ¿Qué es para ti el Hatha?

R.- El Hatha yoga es un estilo de yoga físico en el que realizamos una consecución de ejercicios, “saludos al sol”, y así vamos preparando al cuerpo para posteriormente llegar a las “asanas” o posturas que mantenemos, tomando siempre como hilo conductor en la práctica la respiración, también se incluyen en este estilo los “pranayamas” ejercicios de control de la respiración. Todo esto con el objetivo de fortalecer no solo el cuerpo, sino también nuestra voluntad, en términos físicos nos ayuda a aumentar la agilidad, la elasticidad del cuerpo y revitalizarnos, a regular los procesos metabólicos del organismo… Todo esto en un proceso en el que el protagonista eres tú mismo, en donde los límites son solo y únicamente tuyos y así se convierte en un trabajo también mental.

Para mí es todo lo anterior y mucho más porque día a día en la práctica descubro aspectos novedosos y distintos.

P.- ¿Qué es para ti el yoga en general? ¿Cómo lo integras en tu vida?

R.- Para mí el yoga es una forma de vida, es una práctica de naturaleza espiritual que se basa fundamentalmente en la experiencia. Es una disciplina, que a través de sus senderos y técnicas busca una nueva percepción, un nuevo sentido de la identidad y del conocimiento de nosotros mismos, una toma de conciencia plena en donde el respeto y el amor hacia nuestros límites y posibilidades es una constante.

Yo lo integro cada día y a cada paso que doy intentando poner conciencia y presencia en cada actividad que realizo, aunque no siempre lo consigo...

P.- ¿Cómo llegaste a ser profesora de yoga?

R.- La inquietud por aprender fue la chispa para hacer el primer curso de instructor y después el de profesor, esa chispa ha ido aumentando a cada paso que he ido dando en este camino va aumentando la inquietud y el deseo por superar obstáculos y ganar en confianza y humildad.

P.- ¿Qué es para ti ser profesora de yoga?

R.- Para mí es una fortuna poder compartir un poco de los beneficios que me aporta el yoga, saber que puedo ayudar en una clase a alguien a sentir un instante de bienestar, de fortaleza, de alegría o de paz, le da todo el sentido a la enseñanza. Es para mí todo un privilegio y también una incesante fuente de aprendizaje y de satisfacción.

P.- ¿Cuánto hay de preparación y cuánto de improvisación en tus clases?

R.- Siempre preparo las clases pensando en los alumnos, en sus necesidades, en su progresión, en sus objetivos y dejo un espacio para la “intuición”, aunque tenga la clase estructurada permito y dejo que las sensaciones fluyan con el grupo con la intención de hacer una clase por y para los alumnos.

P.- ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración para preparar tus clases?

R.- Me inspira casi todo, la naturaleza, las lecturas de los grandes maestros, mis profesores y la vida cotidiana; observo, tomo nota y en algún momento a veces sin planearlo surge en clase, también debido a mi trabajo tengo la oportunidad de viajar constantemente, y aprovecho para asistir a clases, cursos o seminarios y de ahí extraigo mucho, me encanta asistir a clases y descubrir formas distintas de enseñar, de transmitir de entender el yoga.

P.- ¿Qué deseas transmitir con tus clases? ¿Cuál es tu objetivo con tus clases?

R.- Busco transmitir que, a través del trabajo físico, podemos cultivar casi sin darnos cuenta aspectos más profundos como la concentración, la confianza en uno mismo, la fortaleza, la voluntad y todo esto desde la calma, la paciencia y sobre todo el amor y la aceptación hacia uno mismo. Mi objetivo es que a salir de la sesión te sientas bien, con la sensación de haber trabajado el cuerpo, pero también con un poco de relajación mental.

P- ¿Qué es lo que más te enriquece con la enseñanza del yoga?

R.- Hay muchos aspectos en mi vida que se ven enriquecidos con la enseñanza, la capacidad de compartir y dar, la capacidad de recibir también, en mis clases los alumnos me enseñan más de lo que yo haya podido aprender en los libros, al salir de clase me siento llena de energía y con una sensación de bienestar que solo al enseñar recibo.

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus

Comentarios 

01 de Agosto de 2018 05:45

VERONICA VELAZQUEZ

3abff1a89230dad79215cad355e28274

Gracias por compartir los multiples beneficios que el Yoga ofrece desconocia el 90 % de esta disciplina. saludos

Rss Suscribirse a los comentarios de este mensaje

Dejar un comentario