Lotus or lilly for blog

Img banner es

Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Yoga, ¿pseudo-terapia?

 

Una disciplina en el punto de mira

El Yoga es una disciplina milenaria que cada vez va teniendo más adeptos. Basta con probarlo para sentir las mieles de sus beneficios: mayor flexibilidad, fuerza y equilibrio para nuestro cuerpo; relajación física y mental; concentración; conexión con uno mismo y con lo que nos rodea.... Sin embargo el Yoga es un concepto tan amplio, y a veces tan subjetivo que, frente a la investigación que está realizando el Gobierno de España para etiquetarle como pseudociencia o pseudoterapia junto con otras 66 terapias alternativas, está causando demasiada polémica.

Ante este revuelo, Maria Freire, profesora de nuestro centro, ha querido compartir con nosotros su visión como docente al respecto. ¿Vosortros que opináis sobre esta situación? Nos encantaría leer vuestros comentarios aquí abajo.

"Ante el revuelo originado por la actual polémica sobre las terapias y su legalización o no, quiero compartir mi opinión:

El Yoga no ofrece actos médicos, ni sustituye ningún tratamiento, ni ninguna terapia. No es una ciencia. Y así lo hacemos saber siempre.

Para quienes necesitan evidencia científica, existen infinidad de estudios rigurosos que demuestran los beneficios del yoga y la meditación.

El Yoga no es una religión, aunque sí un camino espiritual y hay quienes lo viven de esta manera.

El Yoga no es un deporte, a pesar de que así está regulado ahora en nuestro marco jurídico y aunque sí puede desplegar los efectos de una práctica deportiva, según cuál sea la rama de yoga que se elija.

El Yoga es amplio y se adapta. Hoy en día, en occidente, se separa de su dogmatismo, el propio de una filosofía que nació en la India hace varios milenios. Y por eso podemos hablar de una evolución de esta disciplina.

El Yoga es una práctica interna, un sistema psico-físico.

Se ha puesto de moda y, lamentablemente, con frecuencia se ve reducido a un ejercicio gimnástico. Pero es una herramienta que, como otras, con una buena guía y constancia, nos ayuda a tener una vida más plena.

Personas que practican Yoga pueden constatar sus beneficios, cada una en su propia experiencia, sin limitaciones, sin axiomas y desde el respeto.

Sabemos que el Yoga nos ayuda a cuidarnos, a ser conscientes y centrarnos, a ganar resistencia, flexibilidad, fuerza y equilibrio, a aprender a concentrarnos y a relajarnos, a mejorar nuestra alimentación y el sueño, a cultivar la empatía, el respeto, la tolerancia, el autoconocimiento, el amor... lo que cada practicante de yoga quiera o pueda vincular a su experiencia.

No olvidemos que Patañjali definió el Yoga como el cese de las fluctuaciones mentales, el reposo de los procesos de la mente. (Yogash chitta vritti nirodhah - योगश्चित्तवृत्तिनिरोध:).

No me gusta definir y delimitar algo tan grande, pero tampoco me gusta que metan al Yoga en ese saco confuso de pseudoterapias, en un totum revolutum que me sugiere desconocimiento...".

 

Comparte esta entrada del blog

Facebook Twitter Googleplus


Comentarios 

1 comentario para este mensaje

Dejar un comentario